Productos de alimentación a evitar si tienes diabetes. Unsplash.

La diabetes es una enfermedad que puede presentarse tanto en los niños como en los adultos, haciendo que los azúcares no sean adecuadamente procesados en el organismo.

Esto no solo genera problemas potencialmente muy dañinos para la salud; además, afecta a muchas personas. Por eso es importante que las personas con diabetes cuiden su dieta.

En este artículo conoceremos algunos de los alimentos prohibidos para diabéticos, que pueden hacer que la enfermedad genere una crisis en los niveles de azúcar utilizados por el cuerpo.

Alimentos prohibidos para diabéticos que pueden dañar su salud

La diabetes tiene un efecto perjudicial en la salud por todo el cuerpo humano, impidiendo que los niveles de glucosa en sangre sean controlados adecuadamente por el organismo.

La alimentación de las personas con diabetes debe ser muy estricta, teniendo en cuenta que el riesgo de no seguir adecuadamente el tratamiento, incluido el régimen alimenticio, podría implicar graves consecuencias para la vida de la persona.

A continuación vamos a ver un listado de los alimentos prohibidos para diabéticos, o que al menos no deberían ser consumidos con frecuencia por las personas que presenten esta condición médica.

1. Dulces con alto contenido de azúcar

El riesgo de consumir este tipo de dulces incluye no solamente se debe al alto contenido de glucosa, sino que además puede dar pie a generar un incremento de grasas malas en el organismo. El sobrepeso resulta especialmente peligroso para las personas con diabetes.

2. Alcohol etílico

Las bebidas alcohólicas traen como consecuencia, entre otras cosas, que el hígado deje de producir glucosa. Circunstancia que resulta grave para el diabético, pudiendo ocasionar una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar sangre).

Las consecuencias van desde temblores y sudoración excesiva, hasta los mareos repentinos.

3. Algunos tipos de fruta

Aunque las frutas pueden representar un sustituto ideal para los dulces, existen algunas excepciones las cuales representan un riesgo para la salud del sujeto. Estas excepciones incluyen todas aquellas frutas que contengan un alto porcentaje de azúcar. Veamos algunos ejemplos.

  • La piña.
  • El higo.
  • La ciruela.
  • Frutas de almíbar.

En términos generales, las frutas que están muy maduras no son recomendables para los diabéticos, dado que su nivel de azúcar se incrementa.

4. Harinas refinadas

Los alimentos que contienen este tipo de harinas tienen como característica que poseen un porcentaje alto de carbohidratos, los cuales ocasionan un incremento del nivel de glucosa sanguínea en las personas, algo evidentemente dañino para el diabético.

Algunos de estos alimentos son los siguientes:

  • Los bollos industriales.
  • La pizza.
  • Los pasteles.
  • Los croissants.
  • El pan blanco.
  • Las donas.

5. Alimentos con alto contenido graso

Estos alimentos representan un factor de riesgo en cuanto al aumento de peso de manera exagerada, dependiendo del metabolismo de la persona este riesgo será mayor o menor.

Como ya hemos visto anteriormente, para las personas con diabetes la obesidad es particularmente peligrosa. Por tanto se deben evitar también los alimentos grasos; algunos de estos son los siguientes:

  • Las papas fritas (caseras o artificiales).
  • Los snacks artificiales.
  • Las carnes con fritas.
  • Las empanadas.
  • Palomitas de maíz con mantequilla.

En términos generales las comidas fritas, o las carnes con alto contenido de grasas, representan este riesgo para el diabético.

6. Bebidas azucaradas

Para las personas diabéticas no es recomendable el consumo de bebidas que contengan alto porcentaje de azúcares, debido al desequilibrio que ocasiona en el nivel de glucosa.

Se debe evitar el consumo exagerado de gaseosas, zumos dulces, y en general cualquier bebida azucarada.

7. Salsas artificiales

Las salsas procesadas de manera artificial por lo general contienen endulzantes químicos que resultan particularmente perjudiciales en el caso de la diabetes.

Algunas otras son procesadas con miel o algún otro ingrediente con altos niveles de azúcares en su composición, lo cual es igualmente peligroso para el sujeto.

8. Las sales

Las comidas saladas también pueden representar un riesgo para el diabético. Lo ideal es comer lo más ligero de sal posible, o incluso evitar salar algunos alimentos que ya contengan sales naturales en su composición.

9. Los lácteos enteros

Esta clase de lácteos contiene un elevado nivel de grasas y azúcares naturalmente dañinos para el organismo del sujeto diabético. Por ejemplo, la mantequilla, las natillas, la nata...

Lo ideal sería decantarse por los lácteos descremados, o las alternativas light que existen en el mercado (teniendo cuidado de que no les añadan químicos para cambiar su consistencia y sabor).

10. Café comercial

El café no resulta especialmente peligroso para las personas con diabetes, siempre y cuando sea un café preparado en casa, endulzado con alguna alternativa como la stevia.

Por otra parte, los cafés comerciales, preparados en máquinas contienen aproximadamente hasta 500 calorías.

Consideraciones finales

Las personas con diabetes pueden tener una vida plena, además de disfrutar de las comidas con gusto, siempre y cuando cumplan con su régimen alimenticio y se mantengan en control con el endocrinólogo de manera regular.

Actualmente existen alternativas de tratamiento bastante buenas que pueden brindarle al diabético una mayor comodidad en cuanto a su tratamiento, como las bombas de insulina, por ejemplo. Por ello, cuidar de su salud es fundamentalmente una cuestión de hábitos, y entre ellos no pueden faltar los que tienen que ver con tener cuidado con lo que se come.

Referencias bibliográficas:

  • Elfström, P.; Sundström, J.; Ludvigsson, J.F. (2014). Systematic review with meta-analysis: associations between coeliac disease and type 1 diabetes. Aliment Pharmacol Ther 40 (10): 1123 - 1132.
  • Piero, M.N.; Nzaro, G.M.; Njagi, J.M. (2014). Diabetes mellitus – a devastating metabolic disorder. Asian Journal of Biomedical and Pharmaceutical Sciences. 4 (40): 1-7.