El concepto de somatotipo o tipo somático es muy conocido dentro del mundo del ejercicio físico y la nutrición, pero también dentro de la psicología. 

El concepto fue desarrollado por el psicólogo William Herbert Sheldon en la década de 1940. Sin embargo, su antecesor fue Ernst Kretschmer que intentó relacionar el biotipo y psicotipo de los individuos, es decir, investigó y afirmó encontrar conexiones entre la composición corporal y el temperamento.

Como cualquier teoría morfopsicológica, la teoría de Kretschmer recibió muchas críticas. No obstante, los somatotipos de Sheldon siguen siendo muy populares en la actualidad, especialmente en los ámbitos del deporte y la nutrición.

Los biotipos (tipos de cuerpo) de Kretschmer

En la década de los veinte, Kretschmer, un psiquiatra alemán, decidió estudiar e investigar las relaciones que pueden existir entre la estructura morfológica y el temperamento humano. Como muestra para sus estudios, eligió a enfermos mentales con distintas patologías: esquizofreniatrastorno bipolar... 

Con los resultados que obtuvo, estableció tres tipos de constituciones corporales básicas, y una que representaba grupos mixtos y desproporcionados. Son los siguientes:

  • Leptosomático o asténico
  • Atlético o epileptoide
  • Pícnico o ciclotímico
  • Displásticos

1. Leptosomático o asténico

Estas personas tienen un cuerpo delgado de hombros, son altos, con un tórax estrecho, cara y nariz alargadas y cráneo abombado. Tienen una personalidad introvertida, con dificultades de adaptación. Son individuos sentimentales, especulativos, con interés por el arte. 

Según el autor, tienen un temperamento esquizotímico, y su carácter oscila entre la hipersensibilidad y la frialdad. Estas personas son más propensas a sufrir un trastorno mental grave llamado esquizofrenia.

2. Atlético o epileptoide

Los individuos epileptoides tienen un cuerpo fuerte tanto en la musculatura como en los huesos. Son más enérgicos y agresivos. Debido a su robustez, son fuertes, decididos, aventureros y destacan por ser bastante apasionados y sentimentales, pero también brutos. Son personas impulsivas y propensas a sufrir epilepsia.

3. Pícnico o ciclotímico

Estas son personas, que son cortas de tamaño pero muy robustas, tienen un cuerpo redondeado, con vísceras voluminosas y grasientas. Pueden ser calvos, con poco desarrollo muscular. Son personas inteligentes, con un carácter risueño y jovial. Presentan oscilaciones en su estado anímico, pues pueden pasar de estar muy excitados y alegres a tristes y decaídos. Los individuos pícnicos poco constantes en sus actividades, y pueden ser tanto optimistas como pesimistas. Estas personas son más propensas a sufrir trastorno bipolar.

4. Displástico

Estos individuos tienen un cuerpo desproporcionado y no entran dentro de ninguna de las categorías anteriores. A nivel psicológico estos sujetos no poseen un carácter definido, pero dentro de este grupo es posible encontrar personas con carácter débil o esquizoide.

Críticas a la Teoría de Kretschmer

Aunque Kretschmer inspiró a otros autores como Sheldon, esta tipología ha recibido fuertes críticas. Gran parte de las cuales señalan que:

  • Los tipos son extremos y no promedios.
  • Al ser extremos, dividen a los individuos de manera drástica y olvidan muchas diferencias individuales
  • No tiene en cuenta los cambios físicos que pueden ocurrir por el cambio en la alimentación
  • Sus investigaciones están sesgadas, pues utilizó sujetos enfermos y no individuos normales.

Los somatotipos de Sheldon

A diferencia del autor anterior, Sheldon realizó sus investigaciones con sujetos normales. Este autor fue profesor de la Universidad de Harvard. Comenzó sus investigaciones en 1928 y publicó los resultados en 1940. Utilizó a más de 4.000 estudiantes varones, y después realizó sus investigaciones con mujeres.

La idea de Sheldon fue distinta a la de Kretschmer, pues primero investigó los somatotipos y, de manera separada, pretendió averiguar la correlación de éstos con los rasgos de personalidad y el temperamento, que según él son los siguientes: viscerotonía, somatotonía y cerebrotonía. Sus resultados indican que en el 80% de los casos existe correlación entre endomorfismo y viscerotonía, entre mesomorfismo y somatotonía y entre ectomorfismo y cerebrotonía.

A continuación profundizamos en los somatotipos de Sheldon.

1. Ectomorfo

Se trata de personas altas, delgadas y débiles. Es decir, son individuos con pocos músculos y huesos relativamente más ligeros que los otros tipos de cuerpo. Los ectomorfos son fáciles de detectar porque son delgados, sus extremidades son largas y suelen ser altos. Raramente aumentan de peso. En cuanto a la personalidad, son personas emocionalmente sensibles, que pueden sufrir problemas emocionales y cambios de humor con facilidad.

2. Endomorfo

El cuerpo del endomorfo es redondeado y como característica principal son personas que tienen una tendencia natural a acumular grasas en el abdomen en el caso de los hombres y en las caderas en el caso de las mujeres. El endomorfo es muy sociable por naturaleza, divertido, relajado y bonachón. Les encanta la comida y por lo general proporcionan una gran compañía.

3. Mesomorfo

El mesomorfo es el más equilibrado de los tres somatotipos porque su cuerpo está formado por una combinación equilibrada de músculos y huesos. Estos individuos tienen una forma atlética, con músculos bien definidos y huesos proporcionados. Tienen una talla baja pero una complexión robusta. En cuanto a la personalidad, el mesomorfo es equilibrado, muy enérgico, le gustan los deportes y aventuras y no tiene problemas en hacer actividades físicas. El mesomorfo es altamente tolerante y no tan sensible comparado con el ectomorfo.

Algunas aclaraciones sobre los somatotipos de Sheldon

Dejando de lado el aspecto psicológico de la teoría que ha sido muy criticado, los somatotipos anteriores representan extremos. Sin embargo, en sus estudios, Sheldon logra estos somatotipos estudiando cinco elementos del cuerpo (cabeza, tórax, piernas, etc.) por separado para luego sumarlos y lograr estos somatotipos.

Pero a parte de estos tipos de cuerpo extremos, la teoría de Sheldon no descarta que existan ciertos matices en esta categorización. En la vida real hay más de tres somatotipos, y es fácil encontrar a un ectomorfo perfecto, pero también un mesomorfo que tiene grasa como los endomorfos, por lo que este individuo sería una combinación de dos somatotipos extremos y compartiría características de ambos tipos de cuerpo.