Un medicamento para el sistema digestivo.

Los síntomas gastrointestinales son algunas de las manifestaciones más frecuentes cuando nos encontramos expuestos a tensiones nerviosas excesivas. Para tratar dichas manifestaciones existen numerosos remedios, entre los que se encuentra la farmacología.

Precisamente la suxidina es un medicamento que se utiliza para tratar enfermedades del aparato digestivo relacionadas con situaciones importantes de estrés. Veremos a continuación las características principales de dicho fármaco, así como algunas recomendaciones en caso de uso.

¿Qué es la suxidina?

La suxidina es un fármaco utilizado para tratar distintos síntomas del aparato digestivo, relacionados con estados de ansiedad. Contiene los siguientes compuestos químicos: talco, sílice coloidal, carbonato cálcico, metilen casina, estearato de magnesio, fosfato calcio dibásico, casina.

Tiene propiedades ansiolíticas suaves, como consecuencia de uno de sus principios activos, el Hemisuccinato de Oxazepam. Este último actúa de manera rápida y se absorbe casi por completo, sin que los alimentos intervengan en ello. Se trata de un compuesto químico de baja toxicidad, que suele permanecer en el sistema durante 8 horas y es eliminado por el hígado.

Así mismo contiene metoclopramida clorhidrato, que actúa como regulador de la motilidad gastrointestinal y evita los espasmos del tracto. Este se absorbe por el tracto digestivo y se metaboliza por el hígado luego de 4 horas aproximadamente. La metoclopramida tiene una toxicidad levemente más elevada, capaz de generar trastornos digestivos y nerviosos, especialmente en niños.

Contiene también polienzim-S, un compuesto de enzimas digestivas sintéticas y de naturaleza proteica, que al interactuar con las enzimas naturales, favorecen el proceso de digestión. Finalmente, la suxidina contiene silicona antiespumante, que sirve para reducir los gases intestinales sin modificar signitivamente el pH gástrico.

Situación de autorización en España

En España, la suxidina en presentación comprimidos fue autorizada para su comercialización el 01 de febrero de 1974, a cargo de los laboratorios SEID, S. A.

Dicha autorización ha sido revocada a fecha del 27 de julio de 2018, por lo que actualmente no es comercializado en dicho país. No obstante, en otros países su distribución puede continuar vigente, por lo que veremos a continuación algunos usos y características de este fármaco.

¿Para qué sirve y cómo se toma este fármaco?

La suxidina suele presentarse en comprimidos y con prescripción médica. La dosis media para adultos es de 3 a 6 diarios. En el caso de niños está contraindicada para menores de 11 años.

Así mismo, este fármaco está indicado para tratar las siguientes manifestaciones clínicas asociadas a cuadros agudos de estrés y ansiedad:

1. Distonía neurovegetativa

También conocida como disautonomía. Las distonías son trastornos del movimiento que afectan las contracciones musculares. Tal como el propio término lo indica, la distonía neurovegetativa afección del sistema nervioso vegetativo, encargado de regular movimientos involuntarios, por ejemplo los del aparato digestivo. Se caracteriza por una aceleración o disminución de los órganos que componen dicho aparato.

2. Dispepsia nerviosa

Las dispepsias son trastornos de la motilidad del sistema digestivo, específicamente afecta el tracto gastrointestinal superior. Perjudican la secreción de dicho órgano y provoca dolor, hinchazón e irritación estomacal. Se llama dispepsia nerviosa porque tiene un origen psicógeno.

3. Dispepsia neurosensitiva-motriz

Igual que la anterior, se trata de un trastorno de motilidad del sistema digestivo, pero, en este caso, el origen de trastorno puede estar vinculado a la actividad del sistema nervioso sensorial y a la actividad de los nervios sensitivos.

4. Disquinesia biliar distónica

Afectación de la motilidad biliar, específicamente se trata de movimientos excesivos o inapropiados de los músculos que regulan la secreción de bilis.

5. Gastritis neurógena

También conocida como gastritis nerviosa, ya que su origen es la exposición prolongada e intensa a situaciones estresantes. La gastritis se caracteriza por la inflamación de la mucosa que reviste el estómago y lo protege de la acidez.

6. Gastroenteritis

Se trata de una inflamación de la membrana interna que recubre tanto el estómago como el intestino, es decir, provoca la hinchazón del tracto intestinal, generando diarrea, vómito y dolores. Está generalmente provocada por la actividad de virus y bacterias.

7. Úlcera gastroduodenal

También conocida como úlcera péptica, se trata de una llaga localizada la membrana interna del estómago o de la primera parte del intestino delgado. Ocurre por una ruptura de dicha membrana y puede estar causada tanto por bacterias u otras enfermedades, como por consumo de alcohol, fármacos, tabaco o por estrés.

8. Colon irritable

Trastorno funcional del digestivo que afecta principalmente la actividad de intestino, generando dolores abdominales, estreñimiento, diarrea y otros síntomas.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Debe evitarse su uso en personas cuya motilidad gástrica puede empeorar bajo la toma de este medicamento. Por ejemplo, personas que tienen hemorragias, obstrucción o perforación en cualquier órgano del aparato digestivo. Así mismo está contraindicado en personas con disquinesia tardía o neuroléptica (trastorno motor relacionado con la toma prolongada de algunos fármacos neurolépticos).

Además, puede potenciar los efectos antidopaminérgicos en el sistema nervioso central y los efectos sedantes de muchas sustancias, por lo que debe evitarse su combinación con fenotiazinas, tranquilizantes, hipnóticos, narcóticos y alcohol. Por otro lado, su acción disminuye cuando interactúa con otros principios activos como la digoxina y la cimetidina.

No se aconseja utilizarlo durante el embarazo y el periodo de lactancia, y también se recomienda evitar situaciones que requieran un estado activo de alerta, por sus efectos sedantes.

Entre los efectos secundarios más comunes se encuentra la somnolencia, y en personas de edad avanzada, su uso prolongado puede generar disquinesia tardía. Estos últimos son los efectos que puede provocar una sobredosis de este medicamento.

De igual manera, el tratamiento prolongado puede generar tensión mamaria, galactorrea (producción de leche fuera de periodo), amenorrea (ausencia de regla por más de 90 días), ginecomastia (aumento del tamaño de las mamas en varones), impotencia e hiperprolactinemia (aumento de los niveles de prolactina en la sangre).

En cuanto a las reacciones más graves, en niños y adolescentes se han observado reacciones extrapiramidales como espasmos musculares en rostro, cuello y lengua.

Referencias bibliográficas:

  • Suxidina Comprimidos. Situación de Autorización (2018). Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Recuperado 07 de septiembre de 2018. Disponible en https://www.aemps.gob.es/cima/publico/lista.html.
  • Suxidina Comp. Medicamento Anulado. (2018). Vademecum. Recuperado 07 de septiembre de 2018. Disponible en https://www.vademecum.es/medicamento-suxidina_3781.
  • Suxidina. Ficha Técnica (S/A). Botplusweb. Recuperado 07 de septiembre de 2018. Disponible en https://botplusweb.portalfarma.com/documentos/FICHAS%20TECNICAS%20POR%20LABORATORIOS%20PDF/Seid/f52063%20Suxidina.PDF.