Los 5 posibles problemas sexoafectivos en el poliamor

Estos son los problemas más frecuentes en las relaciones poliamorosas.

Los 5 posibles problemas sexoafectivos en el poliamor

Aunque el poliamor como forma de vinculación amorosa tenga varias décadas de historia, ha sido durante este siglo cuando se ha llegado a popularizar de manera extensa en nuestras sociedades occidentales, principalmente entre la gente más joven.

En muchos casos, las relaciones poliamorosas entre más de dos personas están menos expuestas a ciertos problemas típicos de las relaciones de pareja y pueden perdurar durante muchos años, pero también hay algunas fuentes de malestar que son más frecuentes en el poliamor o presentan ciertas particularidades en estos casos.

Por eso, en este artículo hablaremos sobre cuáles son los posibles problemas sexoafectivos en el poliamor y cómo se trabaja en ellos desde la sexología.

¿Cuáles son los principales problemas sexoafectivos en el poliamor?

Las relaciones entre más de dos personas suelen estar expuestas a algunas problemáticas que no tienen el mismo protagonismo en las relaciones de pareja tradicionales; a continuación veremos las más habituales.

1. Más focos de inseguridades físicas

Las relaciones poliamorosas pueden generar con más facilidad dinámicas de comparación y competición en uno o varios miembros de la misma, lo que posibilita a su vez, la aparición de inseguridades de todo tipo al compararse con otras personas en cuanto a la imagen y el físico. No es raro que aparezca el miedo a ser “el/la feo/a” de la relación.

Problemas en las relaciones poliamorosas

La inseguridad más habitual y evidente que se sucede en este tipo de dinámicas amorosas es la que tiene que ver con mirarse constantemente en el espejo, y esto ocurre cuando una persona considera que no está tan en forma como otra, que no encaja del mismo modo en los cánones de belleza en comparación al resto de individuos involucrados en la relación.

Este fenómeno genera gran malestar en la persona que lo padece y en casos extremos puede llegar a ser el origen de alteraciones psicológicas como trastornos de ansiedad, los trastornos de la conducta alimentaria o el TOC, además de generar disfunciones sexuales.

2. Inseguridades de rendimiento sexual

Las inseguridades en el rendimiento sexual también son habituales en las relaciones poliamorosas, ya que a menudo una persona puede considerar que no es tan buena en la cama como lo es cualquiera de los demás miembros de la relación.

Nuevamente, esto puede afectar a la salud mental de la persona afectada, a su autoestima e incluso ocasionar disfunciones sexuales basadas en la profecía autocumplida y la ansiedad anticipatoria, debido al complejo que puede sentir respecto a otras personas.

3. Presión social

Aunque las sociedades occidentales sean cada vez más inclusivas y tolerantes, las relaciones poliamorosas no están del todo aceptadas en nuestro entorno, ya que algunas personas las consideran como perversiones inaceptables o dinámicas sexuales antinaturales, juzgándolas desde una óptica muy moralista y conservadora. Y esto tiene implicaciones en el modo en el que el poliamor es vivido, ya que no son pocos quienes intentan ocultar que ese es su modelo de relación sexoafectivo.

Esta presión, que puede ser más o menos explícita o evidente, puede aparecer incluso en amigos, no solo en familiares o compañeros de trabajo, lo que empuja en muchas ocasiones a querer esconder una relación de tipo poliamoroso. Y esto limita mucho las posibilidades de expresión de afecto y el aprecio por el contacto íntimo.

4. Incompatibilidades en lo sexual

Aunque generalmente se considera, a través de una serie de tópicos y estereotipos, que las relaciones poliamorosas favorecen los encuentros sexuales y permiten dar rienda suelta a todo tipo de fantasías en las que intervienen todos los miembros de la relación, la realidad es muy distinta. A veces, incluso ocurre que el poliamor hace que disminuya las ganas de tener relaciones sexuales con esas personas.

En muchas relaciones poliamorosas se producen ciertas incompatibilidades en el ámbito sexual, ya que es más fácil que al menos una persona se sienta exluída de las fantasías o del tipo de sexo que les gusta a otras.

Y es que, al haber más personas implicadas en una misma relación poliamorosa, es más habitual que a la larga choquen entre sí diversos intereses, gustos o aficiones, tanto en el ámbito sexual como en cualquier otra parcela de la conducta humana, especialmente si hay un problema de comunicación.

5. Celos

Los celos son uno de los fenómenos más habituales en las relaciones abiertas o poliamorosas; estos suelen producirse porque una persona interpreta que los otros miembros de la pareja no le hacen tanto caso o mantienen una relación especial entre ellos.

Aunque el poliamor se basa teóricamente en la ausencia de celos ni de comportamientos tóxicos de ningún tipo, en muchos casos los celos aparecen igualmente, y hacen que la relación sexoafectiva quede dañada, así como la comunicación entre las personas.

¿Cómo se trabaja desde la sexología en relaciones poliamorosas?

La sexología aporta estrategias y técnicas de gestión emocional y autoconocimiento muy valiosas en los casos de poliamor, porque muchas de las alteraciones de tipo sexual que en principio parecen ser de tipo fisiológico tienen en realidad causas psicológicas basadas en alguno de los problemas que hemos visto (o varios de ellos combinados). Así, algunas de las formas de intervención usadas en personas que están en una relación poliamorosa son:

  • Ejercicios de aceptación y apreciación de la propia desnudez para reforzar la autoestima.
  • Entrenamiento en habilidades comunicativas en el ámbito sexoafectivo, para evitar que el hecho de mantener muchos temas tabú dañe la relación.
  • Intervención en disfunciones sexuales de raíz psicológicas que ya se puedan haber instaurado en la persona, y comunicación de pautas a seguir para que colaboren todos los miembros de la relación y la persona pueda superar el problema con mayor facilidad.
  • Técnicas de afrontamiento de la ansiedad ante la experiencia de haver pública la relación poliamorosa y o tener que mantenerla en secreto.

¿Buscas servicios de sexología?

Si quieres acudir a sesiones de terapia sexual para afrontar y superar problemas como los que has visto aquí a través de la sexología, ponte en contacto con nosotros. En UPAD Psicología y Coaching te podemos ayudar.

  • Klesse, C. (2011). Notions of love in polyamory: Elements in a discourse on multiple loving. Laboratorium, 3(2): pp. 4 - 25.
  • Moors, A. (2021). Desire, Familiarity, and Engagement in Polyamory: Results From a National Sample of Single Adults in the United States. Frontiers in Psychology. 12: 619640.

Centro de Psicología

Madrid
Terapia online

La UPAD Psicología y Coaching es un centro de psicólogos situado en Madrid, que cuenta con expertos en el desarrollo personal y profesional de las personas.

En nuestro centro de Madrid contamos con profesionales expertos en Terapia, Psicoterapia, Coaching, Psicología Deportiva, Coaching Empresarial; con el objetivo de que nuestros clientes alcancen altos niveles de bienestar y satisfacción personal y profesional.

Tratamos todo tipo de retos y dificultades: superación de la ansiedad, del estrés, de la depresión, crisis emocionales, etc. a través de procesos de desarrollo donde trabajamos y optimizamos cada una de las habilidades y capacidades psicológicas que consideramos fundamentales e intervienen en nuestra vida cotidiana (motivación, emociones, estado de activación, cognición y atención).

Nuestro objetivo consiste en desarrollar a las personas para mejorar su rendimiento, su bienestar y su propia satisfacción con la vida.

Trabajamos con niños, adolescentes y adultos ofreciéndoles un servicio de calidad y excelencia hecho a medida de cada cliente. Realizamos sesiones presenciales, online e incluso nos desplazamos al hogar si es necesario.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados