Un resumen de las diferencias entre respetar y tolerar. Wikimedia Commons.

Existen términos que, pese a tener significados completamente distintos, se tienden a confundir a causa de su uso incorrecto al hablar. Es lo que ocurre por ejemplo con los conceptos de tolerancia y respeto; una gran cantidad de personas los utiliza como sinónimos, cuando en realidad su significado difiere.

En este artículo vamos a explicar cuales son las principales diferencias entre tolerancia y respeto. En primer lugar analizaremos estos conceptos de manera individual, y posteriormente pasaremos a ver un listado de aspectos en los que podemos distinguir entre ambos.

¿Qué es tolerancia?

Para entender correctamente las diferencias entre tolerancia y respeto, veamos antes de nada qué es la tolerancia; esta hace referencia al hecho de soportar alguna situación, a pesar de que resulte adversa para nosotros.

Es decir, el sujeto tolerante no expresa desacuerdo con las circunstancias desagradables que tiene que afrontar, en lugar de eso las soporta, de una manera estoica y sin interferir en las acciones de otros.

La tolerancia no implica entender que otras personas pueden tener opiniones diferentes a las nuestras y que lo mejor es aceptarlas de una manera sana, dentro del marco de las normas sociales. Este término se enfoca sobre todo en el hecho de aceptar sin entender el porqué de las cosas.

Por ejemplo, cuando acepto que las personas me griten o me traten mal de cualquier otra manera, y sin razón aparente, estoy mostrando una actitud de tolerancia, ya que estoy dispuesto a soportar los malos tratos de los demás sin oponer resistencia alguna.

¿Qué es el respeto?

El respeto, por otro lado, hace referencia a un proceso de entendimiento más complejo que el que puede darse cuando somos únicamente tolerantes. Es decir, cuando respetamos lo hacemos porque hemos analizado y entiendo que las demás personas tienen motivos válidos para pensar de una manera diferente.

La actitud de respeto se basa en el valor que tienen las personas por las opiniones y pensamientos de los demás; es por ello que el respeto en sí mismo viene a ser un valor fundamental de los seres humanos. Para que exista respeto debe haber empatía, hace falta ponerse un poco en el lugar de la otra persona.

El respeto también incluye el hacerse respetar por los demás; la creencia de "yo respeto pero exijo que también me respeten a mí". De lo contrario, estaríamos pasando de una actitud de genuino respeto a una de tolerancia, donde una de las dos partes estaría soportando malos tratos de parte de los otros, al ser una relación asimétrica.

Diferencias entre la tolerancia y el respeto

Cómo hemos visto anteriormente, el respeto se enfoca principalmente en la compresión de las necesidades de los demás y en el hecho de aceptar que esas necesidades no siempre son iguales a las nuestras, mientras que la tolerancia está enfocada en una actitud de aguantar incondicionalmente.

A continuación vamos ver de manera más detallada algunas de las diferencias que hay entre respetar y tolerar, conceptos que tanto se prestan a la confusión del público.

1. El nivel de empatía

Esto es una de las principales diferencias entre tolerar y respetar; cuando respetamos lo hacemos porque nos importan las opiniones de los demás, incluyendo las razones que alguien tiene para pensar como piensa. Por otro lado, cuando toleramos, únicamente estamos siendo sumisos, sin tomar en cuenta nada más.

2. La autoestima

Los sujetos que únicamente toleran, sin hacerse respetar, por lo general presentan algún conflicto con su autoestima. En otras palabras, a mejor autoestima mayor grado de respeto propio y por los demás; mientras que aquellas personas con una autoestima mal establecida, serán solamente tolerantes, porque creen que su posición no merece la pena ser defendida.

3. Capacidad de análisis

Para respetar una opinión diferente a la nuestra hace falta tener la capacidad de analizar los distintos factores que rodean esa opinión por parte de la otra persona. En cambio, si únicamente toleramos las opiniones que no nos gustan, en realidad no estamos entendiendo los motivos, solo estamos actuando por la inercia de tolerar y por la presión social.

4. Autosuficiencia

Puede ocurrir que las personas toleren ciertas conductas de los demás únicamente por el hecho de que no son capaces de valerse por sí mismas; en cambio, cuando el sujeto es autosuficiente es capaz de respetarse más a sí mismo y dejar de tolerar situaciones incómodas.

5. La necesidad de aprobación

Otra de las diferencias clave entre la tolerancia y el respeto es la necesidad de aprobación que presentan las personas, aquellas con mayor nivel de tolerancia ciega por lo general andan en busca de que las acepten a toda cosa en un grupo social.

6. La influencia cultural

Aquellas personas con un pensamiento cerrado, donde la influencia cultural es irrefutable, presentan mayor grado de tolerancia ante las ideas propias de las distintas culturas que existen. Por otro lado, los sujetos con un pensamiento libre son capaces de respetar las creencias de los demás por distintas que sean.

7. Habilidades sociales

Las habilidades sociales se ven en mayor medida en quienes tienen un mejor manejo de sus impulsos, y por ende más capacidad de respetar los pensamientos ajenos a pesar de no coincidir con ellos.

En cambio, las personas que tienen dificultades constantes para relacionarse suelen mostrar un nivel de tolerancia excesivo cuando no saben cómo comportarse ante ciertas personas a las que desean agradar.

Referencias bibliográficas:

  • Gilbert, D.T., Fiske, S.T. y Lindzey, G. (Eds.) (1998). The handbook of social psychology. New York: McGraw Hill.
  • Kassin, S., Fein, S., y Markus, H.R. (2017). Social psychology. Belmont, CA: Cengage Learning.