¿Qué son las Disidencias Sexuales?

Las disidencias sexuales desafían la normatividad heterosexual y los valores sociales tradicionales.

¿Qué son las Disidencias Sexuales?

Las disidencias sexuales, también entendidas como diversidades sexuales o sexualidades no normativas, abarcan un amplio especto y abanico de identidades y expresiones cuya característica angular es su diferenciación de las normas tradicionales de género y sexualidad. Este término incluye por lo tanto a personas cuya orientación sexual, identidad de género o actitudes en referencia al género y sus roles no se ajustan a las expectativas sociales convencionales.

En esencia, las disidencias sexuales desafían la noción binaria del género que lo clasifica exclusivamente en masculino o femenino, y la heterosexualidad obligatoria como única orientación sexual válida y normalizada en sociedad. El concepto de disidencias sexuales reconoce la existencia y validez de una variedad de identidades sexuales y de género, tales como la homosexualidad, la bisexualidad, la asexualidad, la intersexualidad, la transexualidad y el no-binarismo de género, entre otras.

Comprendiendo las disidencias sexuales

Las disidencias sexuales no deben entenderse como una desviación de la norma, sino como una expresión legítima y normal de la diversidad y complejidad humana. Cada persona tiene su propia experiencia de género y sexualidad, y estas pueden variar enormemente. En este artículo, nos centraremos en comprender las disidencias sexuales haciendo un repaso histórico del concepto y conociendo algunas de las identidades y sexualidades disidentes que existen.

Historia y evolución del concepto

La comprensión conceptual de las disidencias sexuales ha experimentado una evolución significativa a lo largo de la historia, experimentando cambios en torno a las actitudes sociales y en la comprensión de la diversidad sexual y de género. En esta sección, haremos un repaso histórico en relación con la evolución de las disidencias sexuales y su comprensión e impacto social.

1. Antigüedad

Remontándonos a la antigüedad, muchas culturas reconocían y aceptaban una amplia gama de expresiones de género y orientaciones sexuales de una forma normalizada socialmente. Por ejemplo, en la Grecia antigua, la homosexualidad no era considerada tabú, y se celebraban las relaciones entre personas del mismo sexo, como ha quedado constancia en representaciones artísticas y culturales. Del mismo modo, algunas culturas indígenas de la América precolombina reconocían los géneros no binarios.

2. Colonialismo e imposición cristiana

Sin embargo, con la llegada del colonialismo y el impacto punitivo del cristianismo exportado de Europa, comenzaron a echar gruesas raíces las normas rígidas en torno al género y la sexualidad que empezaron a condenar en gran medida cualquier expresión considerada no normativa. Esto llevó a la persecución, represión y exterminio de las personas que desafiaban estas normas.

3. Siglo XIX y primeros movimientos activistas

El término “homosexualidad” fue utilizado por primera vez en el siglo XIX por el escritor y poeta húngaro Karoly Maria Benkert, un precursor en el activismo y reivindicación de los derechos homosexuales. Así, escribió y se manifestó en contra de las creencias medicalizadas y patologizadas de las orientaciones sexuales diferenciadas de la norma heterosexual. Durante gran parte del siglo XX, las disidencias sexuales fueron tratadas como trastornos mentales por la psiquiatría dominante, lo que contribuyó a la discriminación y estigmatización de las personas LGBTIQ+.

4. Siglo XX y el comienzo de la liberación

Los cambios empezaron a aparecer a partir de la segunda mitad del siglo XX, cuando comenzaron a surgir movimientos de la liberación y consecución de derechos LGBTIQ+ que luchaban por la igualdad y la aceptación social. Eventos como la revuelta de Stonewall en 1969 marcaron un punto de inflexión en la historia de las disidencias sexuales, dando inicio al movimiento moderno LGBTIQ+, marcado también por la pandemia de VIH durante los años 80.

5. Siglo XXI; los cambios que conocemos

Desde entonces y sobre todo a partir del inicio del siglo XXI, ha habido avances significativos en la aceptación, visibilidad y consecución de derechos para las disidencias sexuales. Así, se han logrado importantes victorias legales, como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en cada vez más territorios, así como avances en la protección de los derechos y la inclusión de las personas LGBTIQ+ en la sociedad.

Sin embargo, a pesar de estos avances, las personas con disidencias sexuales siguen enfrentando discriminación, violencia y falta de reconocimiento en muchos lugares del mundo. La lucha por la igualdad y la aceptación continua siendo una tarea importante en la búsqueda de una sociedad más justa y comprensiva para todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

Tipos de disidencias sexuales

Las disidencias sexuales engloban una amplia variedad de identidades y expresiones sexuales y de género, reflejando la diversidad inherente a la experiencia humana en términos de género y sexualidad. Es crucial comprender que estas identidades no son estáticas ni limitadas, sino que pueden ser fluidas y cambiantes a lo largo del tiempo. Vamos a comentar a continuación algunos de los principales tipos de disidencias sexuales.

1. Homosexualidad

La homosexualidad es probablemente la disidencia sexual más normalizada y reconocida socialmente. Se refiere a la atracción emocional, romántica o sexual entre personas del mismo género. A lo largo de la historia, las personas homosexuales han enfrentado discriminación y persecución debido a la intolerancia social y cultural y el castigo cristiano. A medida que ha avanzado la lucha por los derechos LGBTIQ+, se han logrado importantes avances en la aceptación y visibilidad de las personas homosexuales en muchas partes del planeta.

2. Bisexualidad

La bisexualidad se refiere a la atracción emocional, romántica o sexual hacia personas de más de un género. Las personas bisexuales pueden sentirse atraídas por hombres y mujeres, así como hacia personas de géneros no binarios. A menudo las personas bisexuales se enfrentan a estereotipos, prejuicios e invisibilidad de sus realidades tanto dentro de la comunidad LGBTIQ+ como en la sociedad general.

3. Transexualidad

La transexualidad hace referencia a la experiencia relacionada con la identidad de género de una persona que no es coincidente con el sexo asignado al nacer y el género que culturalmente se asocia a esta sexualidad. Las personas trans pueden identificarse como hombres, mujeres, ambos, ninguno o cualquier otro género que se sientan alineados con su identidad.

La transexualidad puede incluir la necesidad de una transición de género, que puede implicar cambios físicos, sociales y legales para alinearse con la identidad de género; pero esta transición varía en cuanto a las necesidades de cada persona.

4. No binarismo de género

El no binarismo de género es una identidad de género que se sitúa fuera del sistema binario del género (hombre/mujer). Las personas no binarias pueden identificarse con un género que no es exclusivamente masculino o femenino, o pueden no identificarse con ningún género en absoluto. Esta identidad desafía las normas tradicionales de género y promueve la aceptación de la diversidad de experiencias de género.

5. Intersexualidad

La intersexualidad se refiere a la variación natural en las características sexuales de una persona que no se ajustan a las categorías típicas de sexo masculino o femenino. Las personas intersexuales pueden tener características físicas, cromosómicas o hormonales que no se alinean claramente con las definiciones binarias de sexo. La intersexualidad ha sido históricamente medicalizada y estigmatizada, pero cada vez más se reconoce como una variación natural y legítima de la diversidad humana.

Avances y desafíos

En las últimas décadas, ha habido avances significativos en la lucha por los derechos y la aceptación de las personas con disidencias sexuales. La legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en numerosos países, así como las leyes antidiscriminación y de identidad de género, son ejemplos concretos de progresos hacia la igualdad y la inclusión. Sin embargo, a pesar de estos avances, persisten desafíos importantes que enfrentan las personas con disidencias sexuales en todo el mundo.

1. Discriminación y violencia

La discriminación y la violencia basadas en la orientación sexual y la identidad de género siguen siendo una realidad para muchas personas LGBT+, especialmente en lugares donde las leyes y las actitudes son menos inclusivas. La falta de reconocimiento legal y social de las relaciones y las identidades LGBT+ puede llevar a la marginación, la exclusión y la falta de acceso a derechos básicos.

2. Necesidad de educación y sensibilización

Además, existe una necesidad continua de educación y sensibilización sobre las disidencias sexuales en la sociedad en general. Muchas personas aún tienen conceptos erróneos o prejuicios arraigados sobre la diversidad sexual y de género, lo que puede contribuir a la discriminación y al estigma. Es crucial promover una mayor comprensión y aceptación de las experiencias de las personas LGBT+ para construir una sociedad más inclusiva y respetuosa.

3. Falta de apoyo y recursos

Otro desafío importante es la falta de apoyo y recursos para las personas LGBT+ en áreas como la salud mental, la educación y el empleo. Muchas personas LGBT+ enfrentan barreras para acceder a servicios de salud adecuados, enfrentan acoso en entornos educativos o enfrentan discriminación en el lugar de trabajo. Es fundamental trabajar hacia la creación de entornos seguros y accesibles para todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

Conclusiones

En conclusión, comprender las disidencias sexuales es fundamental para promover la igualdad y la inclusión. Aunque ha habido avances significativos, persisten desafíos en la lucha contra la discriminación y el estigma. Es necesario seguir educando y sensibilizando a la sociedad, así como garantizar el acceso a derechos y recursos para todas las personas LGBT+. Juntos, podemos trabajar hacia un mundo donde todas las identidades sean respetadas y valoradas.

  • Ember, C. R; Ember, M. (2004). Encyclopedia of sex and gender : men and women in the world's cultures. Kluwer.
  • Lindqvist, A.; Sendén, M. G.; Renström, E. A. (2 October 2021). "What is gender, anyway: a review of the options for operationalising gender". Psychology & Sexuality. 12 (4): 332–344

Psicólogo

Javi Soriano es graduado en Psicología por la Universidad de Valencia y está acabando un Máster en Investigación Psicosocial. Le interesa todo lo que tiene que ver con las personas y la sociedad, pero le encanta leer y escribir sobre temas relacionados con el género, la sexualidad y las minorías. Es una persona muy curiosa a la que le encantan los debates y aprender de los demás.

Directorio de profesionales

Asesoramiento profesional a un sólo click

Conoce a los mejores en el campo. Soluciones efectivas para tu salud mental.

Asesoramiento profesional un sólo click

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese