¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Personas que se cierran al amor: cómo son y cómo ayudarlas

Veamos las características de las personas que se cierran al amor y consejos para darles apoyo.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

17 enero, 2022 - 12:05

Personas que se cierran al amor

Amar y ser amado es, según muchos, lo más bonito del mundo. Ya sea un familiar, un amigo y, por supuesto, una pareja, lo cierto es que la mayoría del género humano siente amor por alguien y desea ser correspondido.

Sin embargo, no son pocas las personas que se cierran al amor. Pareciera que no quisieran saber nada de esta emoción. Se muestran fríos, insensibles, emocionalmente distantes. ¿Por qué son así? ¿Son incapaces de sentir? ¿Acaso tienen miedo a amar?

Vamos a tratar de entender por qué algunas personas se cierran en banda al amor, averiguando también qué es lo que podemos hacer para romper su coraza de frialdad y distancia emocional.

¿Cómo son las personas que se cierran al amor?

La ignorancia emocional no se manifiesta únicamente en una incapacidad para conectar con los sentimientos, tanto propios como ajenos, sino también en tener miedo de sentir ciertas emociones. Ya sea por escasa inteligencia emocional o por una inexperiencia manifiesta sobre ciertos sentimientos, hay personas que se cierran al amor, algo que sin lugar a dudas entorpece en la creación de vínculos sólidos, sanos y duraderos.

La inaccesibilidad emocional es un rasgo muy notorio de las personas que se cierran al amor. No solo se cierran a ese sentimiento, sino a cualquier otra emoción que les suponga establecer una relación de profunda intimidad con otros. Son personas que levantan todo tipo de barreras invisibles pero tan gruesas que, aparentemente, parecen infranqueables. Nos impiden acercarnos a ellas. Son personas emocionalmente distantes.

El perfil de las personas que se cierran al amor denota una gran inmadurez emocional, producto tanto del desconocimiento como de la inexperiencia a la hora de gestionar sus sentimientos. Esto hace que, lejos de verlo como algo agradable y que les gustaría tener en su vida, perciban al amor como una amenaza. Temen que sentirlo los exponga a una situación de gran vulnerabilidad. Interpretan que enamorarse y mostrar sus sentimientos servirá para que personas malintencionadas se aprovechen de ellos.

Esto no quiere decir que no tengan relaciones. Las personas que se cierran al amor tienen, como cualquier otra, amigos, familiares o incluso parejas, relaciones humanas en las que algo de emocionalidad se exhibe. Sin embargo, este tipo de personas tienden a abandonarlas o simplemente se cierran en banda cuando afloran muchas emociones. Llevan un duro caparazón a cuestas para refugiarse en él cada vez que lo necesitan, especialmente cuando se requiere de ellos un mínimo contacto emocional.

¿Por qué son así?

Como personas emocionalmente distantes que suelen ser, las que se cierran al amor lo son porque algo que les ocurrió en el pasado. Ese algo suele ser una relación afectiva fallida, un amor que fue mal, que no alcanzó sus expectativas o que, incluso, implicó maltratos por parte de su ex pareja. También puede haber ocurrido que tuvieron una mala relación con sus padres, hermanos u otras personas de su entorno más íntimo en sus primeros años de vida o infancia, y que desde entonces arrastra un trauma.

Esta primera experiencia con el amor, traumática y sumamente dolorosa, deja huella en su corazón, lo que hará que la persona se cierre en banda para no volver a ser dañado e, incluso, llegue a comportarse en apariencia como un individuo frío y carente de todo tipo de sentimientos.

Naturalmente, sí tiene emociones, pero no las quiere demostrar por miedo a volver a ser dañado. Por este motivo no comparten sus sentimientos y tratan de ocultar lo mejor que pueden todas sus emociones bajo una dura coraza, un muro de contención y protección.

Personas que le tienen miedo al amor

Cómo ayudar a este tipo de personas

Como hemos comentado, las personas que se cierran al amor son individuos emocionalmente distantes que se muestran fríos. Se refugian bajo una coraza de aparente dureza e insensibilidad, pero debajo esconden miedo, temor a mostrarse vulnerables en caso de vivir ese sentimiento tan bonito como es el de amar. Su miedo a recibir daño de alguien que podría amar es mayor que el deseo humano de amar y ser amado. Se pierden muchas experiencias ante el miedo de algo del que no están seguros si va a pasar.

Saber cómo ayudar a una persona que se cierra al amor requiere de delicadeza. Hablar con un individuo de estas características puede ser algo complicado, pero no imposible. Vamos a ver algunos consejos para conseguir que este tipo de personas salgan de su caparazón y muestren lo que realmente sienten. Es importante que nos ganemos su confianza y nos mostremos como personas comprensivas y con buenas intenciones.

El propósito de los consejos que vamos a ver no es conseguir que alguien que se cierra en banda al amor se acabe enamorando de nosotros. El amor no funciona así, no podemos forzar a nadie que nos ame porque sí. El objetivo de lo que vamos a ver es ayudar a una persona, sea un familiar, un amigo o, incluso, nuestra propia pareja a que se abra, que no renuncie a un sentimiento tan bonito como es el amor.

1. Empezar desde su zona de confort

Si queremos hablar abiertamente con una persona que se cierra al amor es importante no ser intrusivo. Hay que empezar en su zona de confort, de forma sigilosa y sin alterarlo. No es recomendable empezar yendo directo al grano. Lo preferible es empezar con temas de conversación que sepamos que lo hacen sentir cómodo y seguro.

A medida que la conversación vaya fluyendo y esa persona se sienta más confiada en ti, llegará el momento de empezar a hablar del tema real del que queramos tratar, que es básicamente cómo se siente. por qué le teme a amar y si necesita algo de nosotros que le pueda ayudar.

2. Ser empático

La empatía es fundamental en toda relación humana. Esta es la mejor herramienta para conseguir que una persona confíe en nosotros y nos revele su mundo interior. Debemos ponernos en el lugar de las personas que se cierran al amor, entender que si son así será, muy probablemente, por alguna experiencia desagradable de su pasado, una gran decepción con el amor o malas relaciones con personas por las que sentía algo.

3. Sin presiones

Lo último que quiere una persona emocionalmente distante y que muestra barreras para amar y ser amado es que se la presione. Si ya de normal no muestra demasiado sus emociones, menos lo hará cohibida y agobiada por nuestra presión. Debemos respetar sus tiempos y sus propios límites, hacer que sea ella quien tenga control de la situación. No podemos forzarla a ser como queremos que sea, simplemente no va a funcionar. Hay que respetarla e intentar mejorar la relación desde su realidad.

  • Cloninger, S. (2004). Teorías de la Personalidad. Argentina: Pearson.
  • Coe, C. L.; Wiener, S. G.; Rosenberg, L. T. y Levine, S. (1985). The Psychobiology of Attachment and Separation. Elsevier. pp. 163-199.
  • Eisenberger, Naomi I.; y Lieberman, Matthew D. (2004-7). Why rejection hurts: a common neural alarm system for physical and social pain. Trends in Cognitive Sciences 8 (7): 294-300.
  • Feist, J. (2007). Teorías de la Personalidad. Madrid: Mc Graw - Hill.
  • Goleman, Daniel (1996). Emotional intelligence: A new vision for educators. PsycEXTRA Dataset.
  • Rosenthal, M.Z., Gratz, K.L., Kosson, D.S., Cheavens, J.S., Lejuez, C.W., y Lynch, T.R. (2008). Borderline personality disorder and emotional responding: A review of the research literature. Clinical Psychology Review, 28(1), 75-91. doi.org/10.1016/j.cpr.2007.04.001.
  • Sollod, R. W. (2009). Introducción a las Teorías de la Personalidad. España: Mc Graw - Hill.

Artículos relacionados