10 creencias erróneas sobre el comportamiento suicida

Un resumen sobre las principales creencias erróneas acerca del comportamiento suicida.

Creencias erróneas sobre el comportamiento suicida

El suicidio es una de las principales causas de muerte no natural en España, y en la actualidad, Europa es la región con la tasa de suicidios más elevada del mundo.

Se trata de un problema de salud pública que afecta a más personas de las que creemos, ya que muchas de ellas experimentan ideación suicida en secreto debido al estigma ligado a los problemas de salud mental, o directamente viven en un contexto de discriminación o marginalidad, por lo que llevan en secreto sus vivencias. Este tabú que rodea todo lo relacionado con el suicidio facilita que se difundan creencias erróneas acerca del comportamiento suicida, y en este artículo aremos un repaso a las más comunes.

10 creencias erróneas sobre el comportamiento suicida (y por qué no son ciertas)

Para conocer más sobre el tema del suicidio y comprender el sufrimiento por el que pasan las personas que viven en primera persona este tipo de comportamientos, a continuación aremos un repaso a las principales creencias erróneas que existen sobre el comportamiento suicida.

1. Autolesionarse es lo mismo que intentar suicidarse

La autolesión es una conducta autolesiva relativamente habitual en personas que están atravesando por períodos de sufrimiento o de trastornos psicológicos, como pueden ser la ansiedad generalizada, la fase depresiva del trastorno bipolar, o crisis del estado de ánimo en el marco del trastorno límite de la personalidad.

Las personas que realizan conductas autolesivas no tienen por qué pretender quitarse la vida, sino aliviar o rebajar el dolor emocional que sienten a través del dolor físico.

2. Intentar suicidarse sin lograrlo es una forma de querer llamar la atención

Los intentos de suicidio fallidos que lleva a cabo una persona no son siempre formas de pedir ayuda a familiares y amigos, ni mucho menos. Suicidarse no es un proceso fácil, y muchas veces involucra acciones relatiamente complejas, ya que la persona que ha estado desarrollando ideación suicida tiende a "ensayar" una serie de pasos muy concretos para intentar sufrir lo menos posible; no le vale cualquier forma de morir.

Las personas que llegan a este extremo de intentar quitarse la vida sin éxito lo hacen porque todas sus otras opciones de vida, estrategias o intentos de seguir adelante han fracasado y solo les queda esta alternativa.

3. Todos los suicidios están causados por la depresión

Aunque es cierto que la depresión es una de las principales causas de suicidio en el mundo, existen muchas otras causas que pueden desencadenar esta fatídica consecuencia.

Algunas otras alteraciones psicológicas que pueden causar las conductas suicidas pueden ser los trastornos de ansiedad, el trastorno límite de la personalidad, el duelo complicado, los brotes psicóticos, y más.

Además de eso, las conductas suicidas también pueden estar causadas por casos de abuso sexual, el trastorno afectivo, la violencia familiar o doméstica y por el acoso escolar o laboral.

4. Los suicidas siempre tienen un trastorno mental

Existen una gran variedad de variables que pueden facilitar la aparición del comportamiento suicida; es por eso que el suicidio puede afectar a cualquier persona, tenga o no un trastorno mental, siempre y cuando se den algunas circunstancias específicas.

Como se ha indicado, son muchas las causas que pueden causar un intento de suicidio y estas pueden relacionarse con trastornos mentales o bien con accidentes, circunstancias o fenómenos vitales excepcionales que no tienen por qué dar como resultado una alteración mental que encaje con los riterios diagnósticos de una psicopatología.

Algunas personas que experimentan trastornos mentales pueden contar con una red de apoyos suficientes para salir adelante, mientras que, por el contrario, hay personas que sin desarrollar alteraciones mentales no tienen las suerte de contar con estos apoyos y acaban desarrollando conductas suicidas.

5. Hablar sobre suicidio anima a más personas a intentar suicidarse

Hay quien considera que no debemos hablar sobre suicidio con una persona que tiene intenciones de hacerlo, o que hablando abiertamente sobre el tema en grandes medios de comuniación, series, películas y obras de ficción en general animaremos a otras personas a hacerlo.

La realidad es totalmente distinta: a menudo las personas con ideas suicidas no tienen a nadie con quien hablar del tema, debido al tabú social sobre el suicido.

Hablando abiertamente de ello con personas que intentan suicidarse, preguntando por sus ideas, intenciones o necesidades, no nos estamos "contagiando" de lo que ha llevado a alguien a pensar en quitarse la vida; del mismo modo, crear contenidos que sean difundidos por los medios de comunicación no tiene el poder de hacer aumentar la tasa de suicidios si el tema es tratado con sensibilidad y no se orece una visión romantizada sobre este fenómeno.

6. Quien se quiere suicidar nunca lo dice

Según los estudios científicos, gran parte de las personas con intenciones suicidas las han verbalizado alguna vez a alguien de su entorno antes de quitarse la vida.

En la gran mayoría de casos la persona con intenciones de suicidarse lo expresa claramente a sus amigos o familiares más cercanos, es por eso que resulta de gran importancia escucharles siempre y estar pendientes de ellos en todo momento, brindándoles nuestro apoyo y comprensión.

7. El riesgo de suicidio termina cuando la persona se siente mejor

Aunque la persona se sienta mejor o crea sentirse mejor, debe ser atendida mediante un seguimiento cercano por profesionales de la salud mental.

A menudo suele ocurrir que la persona se muestre aparentemente más serena si ha tomado definitivamente la decisión de quitarse la vida, aunque internamente sufra.

8. El suicidio no se puede prevenir

Los suicidios son multicausales, por lo que se pueden prevenir de muchas maneras, desde el apoyo más cercano de familiares y amigos hasta la cobertura médica y psicológica profesional.

Además de eso, también resultan muy necesarias las campañas de prevención del suicidio por parte de administracinoes públicas y estados, el acceso libre a los servicios de salud y las campañas de educación y prevención por parte de profesionales en centros educativos.

9. Quienes se suicidan querían morir

Como se ha indicado, quienes se suicidan o lo intentan no desean morir, sino que suelen tener un sentimiento ambivalente: por un lado, desean dejar de vivir su vida, pero por el otro también quieren seguir viviendo. En este sentido, es más acertado considerar que les cuesta mucho seguir viviendo, por lo que el suicidio es visto como la única solución posible. El concepto de la muerte sigue siendo percibido como muy negativo en la gran mayoría de los casos.

10. La medicación es el mejor tratamiento para la conducta suicida

Como sucede con la mayoría de alteraciones psicológicas o mentales graves, a largo plazo una intervención farmacológica no será tan eficaz como un abordaje psicoterapéutico global, que intervenga sobre las causas del malestar.

La medicación por sí misma no elimina la conducta suicida, simplemente modifica temporalmente una serie de circuitos neuronales y neurotransmisores para que la persona deje de sufrir un malestar intenso durante periodos relativamente breves.

¿Buscas asistencia psicológica profesional?

Si quieres contar con el apoyo de un equipo de profesionales de la salud mental, ponte en contacto con nosotros.

En Avance Psicólogos podemos intervenir tanto desde la psicoterapia como desde la psiquiatría, y atendemos a personas de todas las edades.

Centro de Psicología

Madrid
Terapia online

Avance Psicólogos Madrid es un centro de psicología con 20 años de experiencia, formado por un equipo multidisciplinar de orientación Cognitivo-conductual y Humanista y expertos en las últimas técnicas de Terapias de Avanzada, basadas en los avances de la neuropsicología. Ha recibido el Premio a la Excelencia Profesional del Instituto para La Excelencia y la Medalla de Oro al Mérito Profesional Foro Europa 2001.

A lo largo de este tiempo, vienen realizando Terapia individual, Terapia infantil y para adolescentes, Terapia de pareja, Terapia sexológica y Terapia On-Line. Sus psicólogos son expertos en ansiedad, estrés, depresión, tratamiento del duelo, autoestima, fobias, terapia perinatal, superación de traumas, etc.

Además del tratamiento terapéutico, en Avance Psicólogos se llevan a cabo otras actividades relacionadas con la psicología como talleres y cursos (para profesionales y público en general), seminarios gratuitos y terapias de grupo.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados