¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 6 ventajas de ir al psicólogo durante el embarazo más importantes

Un resumen de las principales ventajas de asistir al psicólogo durante el periodo del embarazo.

Vibra Bienestar

Vibra Bienestar

Las ventajas de ir al psicólogo durante el embarazo más importantes

El embarazo no solo es un proceso en el que se da una clara transformación física. Es, además, un fenómeno que tiene repercusiones psicológicas significativas en la mujer y, por extensión, también en su pareja (si la hay).

Esto ocurre sobre todo en el caso de las madres primerizas, pero en mayor o menor medida, se da también en prácticamente cualquier embarazo, con independencia de los que se hayan producido antes. No se trata solo de los cambios a nivel hormonal que se producen en el cuerpo de la embarazada, sino también de las modificaciones en su contexto, en sus roles y en las expectativas que debe saber gestionar, entre otras cosas.

En definitiva, son muchos los elementos psicológicos y sociales que entran en juego cuando se espera un bebé. Y es precisamente por ello que muchos psicólogos ofrecen servicios especializados para quienes se deben adaptar al embarazo y a todo lo que implica este. Por ello, aquí veremos un resumen de los beneficios de ir al psicólogo durante el embarazo.

¿Qué es la psicología perinatal?

La psicología perinatal es la rama de la psicología que se encarga de investigar e intervenir sobre todos los procesos emocionales, comportamentales y cognitivos ligados al embarazo y la maternidad durante los primeros meses de crianza del bebé.

Se trata de un ámbito de trabajo en el que se ayuda a personas que no tienen por qué estar desarrollando una psicopatología, pero que en todo caso experimentan necesidades especiales ligadas a su manera de adaptarse a la nueva situación del embarazo.

Así, los psicólogos que ofrecen servicios en psicología perinatal dan apoyo tanto a mujeres embarazadas o que han estado de parto recientemente, como a, en muchos casos, sus parejas. Además, también es frecuente dar apoyo a mujeres que han sufrido un aborto no deseado o que tienen problemas de fertilidad y los obstáculos a la hora de intentar ser madre afectan a su calidad de vida.

Los beneficios de ir al psicólogo durante el embarazo

Este es un resumen de las principales ventajas de ir al psicólogo mientras se transita por el embarazo.

1. Se ofrece asesoramiento

En los servicios de psicología para embarazadas es posible encontrar pautas de comportamiento para adaptarnos psicológicamente tanto al embarazo como a la maternidad una vez se ha tenido el bebé. Esto ayuda a saber gestionar todos los retos que supone ese nuevo modo de vida sin que la propia salud mental se resienta.

Por ejemplo, se informa acerca de cómo gestionar los horarios, cómo realizar el reparto de responsabilidades en el contexto de la pareja sin alimentar los conflictos, cómo combinar los momentos de descanso con los de trabajo, etc.

2. Impulsa programas de autocuidado

En el punto anterior hemos visto que en las sesiones con el psicólogo es posible obtener información sobre aspectos muy variados asociados al embarazo.

Sin embargo, también es posible ir más allá de la simple recepción de información e involucrarse en programas de entrenamiento psicológico para ser capaz de pasar de las palabras a los hechos, sobre todo en algo tan importante como el autocuidado.

De este modo, los psicólogos trabajamos generando actividades y contextos que faciliten el mantenimiento de hábitos física y psicológicamente saludables en el día a día. Esto pasa por hacer ejercicios de auto-motivación para seguir horarios, Mindfulness para mantener a raya la ansiedad, establecimiento de desencadenantes de la acción para evitar aplazar nuestras responsabilidades relacionadas con la dieta o con un buen descanso, etc.

4. Ayuda a gestionar los miedos

El embarazo va asociado a toda una serie de expectativas y de previsiones acerca de lo que puede ocurrir.

En estos casos, es relativamente fácil caer en los pensamientos obsesivos acerca de todo lo que puede ir mal, algo que no es raro teniendo en cuenta que tener un bebé es una experiencia capaz de cambiar nuestras vidas: ante la falta de información, es habitual preocuparse por hasta qué punto pueden aparecer problemas en la gestación, en el parto, en la adaptación al rol de madre, etc.

Por eso, en las sesiones con el psicólogo se ofrecen las herramientas para gestionar esta angustia adoptando una mentalidad constructiva.

5. Potencia el auto-conocimiento

Durante el embarazo es fácil que las futuras mamás entren en contacto con partes de sí mismas que desconocían hasta ese momento.

Por eso, desde la psicología perinatal se ofrece ayuda a la hora de exprimir el potencial de auto-conocimiento de esta clase de experiencias. Por ejemplo, se enseña a realizar un diario de emociones, a detectar formas de gestión emocional problemáticas (atracones, tirarse del pelo, etc.), a comprender la escala de valores y de prioridades que se sigue, y más.

6. Se ofrece ayuda ante posibles alteraciones psicológicas

En algunos casos, el embarazo puede actuar como desencadenante (que no causa única) de alteraciones psicológicas que deben ser tratados en terapia. Ante esto, es importante detectar esos problemas cuanto antes y darles solución a con apoyo profesional.

Vibra Bienestar

Vibra Bienestar

Profesional verificado

Madrid

Terapia online

¿Buscas asistencia psicológica ante el proceso del embarazo y la maternidad?

Si te interesa disponer de apoyo profesional en el ámbito de la psicología perinatal, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales. En Vibra Bienestar ofrecemos asistencia psicológica tanto presencial en nuestro centro de Madrid como a través de la terapia online.

Referencias bibliográficas:

  • Dirix, C.E.H.; Nijhuis, J.G.; Hornstra, G. (2009). Aspects of Fetal Learning and Memory. En: Child Development, 80(4): pp. 1251 - 1258.
  • Hepper, P.G. (1994) The beginnings of the mind: evidence from the behaviour of the fetus. Journal of Reproductive and Infant Psychology, 12: pp. 143 - 154.
  • Masoni, S.; Maio, A.; Trimarchi, G.; De Punzio, C.; Fioretti, P. (1994). The couvade syndrome. Journal of Psychosomatic Obstetrics & Gynecology, 15(3): pp. 125 - 131.
  • Miller, L.J. (2002). Postpartum depression. JAMA, 287(6): pp. 762 - 765.
  • Stewart, D.E.; Vigod, S.N. (2019). Postpartum Depression: Pathophysiology, Treatment, and Emerging Therapeutics. Annual Review of Medicine, 70(1): pp. 183 - 196.

Artículos relacionados