En función de las características de nuestro objeto de estudio, en ocasiones realizaremos una investigación cualitativa y en otras cuantitativa.

En esta ocasión nos centraremos en la primera de las modalidades, descubriendo así qué es lo que la caracteriza y distingue de la otra tipología, cuáles son sus ventajas e inconvenientes, y por supuesto veremos algunos ejemplos de investigación cualitativa para poder entender fácilmente qué es.

Comprendiendo la investigación cualitativa

Antes de comenzar a enumerar los diferentes ejemplos de investigación cualitativa, es conveniente realizar una pequeña introducción que ayude a comprender en qué consiste esta metodología. La investigación cualitativa es un tipo de estudio que, basándose en el método científico, se dedica a registrar determinadas características que no pueden medirse mediante números en un primer momento.

Para realizar dichos registros, los investigadores cuentan con una serie de técnicas como son la mera observación, ya sea participante o no, las encuestas y las entrevistas, o los grupos de discusión. Lo que se hace mediante estas herramientas es obtener discursos completos de los participantes para luego analizar detenidamente el contenido y poder sacar las conclusiones.

Estas técnicas son las adecuadas para este tipo de trabajos, como veremos más adelante en los diferentes ejemplos de investigación cualitativa. Por el contrario, las investigaciones cuantitativas se valen de experimentos. Las de tipo cualitativo son investigaciones que van muy orientadas a disciplinas que se engloban en las ciencias sociales, generalmente, aunque puede darse el caso de que el campo de estudio sea diferente.

Como descubriremos al revisar los ejemplos de investigación cualitativa, este tipo de trabajos lo que busca es estudiar el fenómeno en su contexto natural. Una vez observado este, la labor del investigador es interpretar todos los datos que ha podido registrar para poder dotarlos de un significado que explique la cualidad en concreto que ha estado estudiando.

Lo que estaría realizando es un proceso de inducción, ya que partiría de los casos que ha podido observar durante la investigación y a partir de los datos estudiados en los mismos, llegaría a las conclusiones aplicables a la generalidad de todos los casos. Por eso, además, en este tipo de investigaciones no es usual que el científico establezca unas hipótesis a priori.

Los estudios realizados para dar lugar a los diferentes ejemplos de investigación cualitativa son con muestras pequeñas. No se realiza un análisis estadístico de los datos obtenidos. Esa es una tarea que queda para los casos de investigación cuantitativa.

Diferentes ejemplos de investigación cualitativa

Ahora que tenemos la base teórica necesaria para tener claras las características de estos estudios, pasaremos a ver una lista de ejemplos de investigación cualitativa que complementará los datos vistos en la introducción y contaremos así con una visión global de este concepto.

1. Encuesta de intención de voto

Uno de los primeros ejemplos de investigación cualitativa que podemos encontrar fácilmente es el relacionado con las encuestas de intención de voto. Estos estudios se suelen hacer con una muestra poblacional aleatoria a cuyos sujetos se les hace preguntas orientadas a conocer cuál va a ser su opción preferida para votar en las próximas elecciones, si es que tiene alguna.

Se suele preguntar también por la opinión que le merecen los diferentes líderes políticos de los partidos principales. Igualmente, en otras encuestas se formulan cuestiones con el objetivo de averiguar cuáles son las principales preocupaciones sobre los elementos que rodean a la sociedad en la que vive, ya sean referentes a cuestiones internas, como puede ser la tasa de paro o un escándalo político, o externas, como una crisis económica mundial.

Este tipo de estudios permiten conocer los pensamientos generales de una población determinada acerca de una cuestión concreta. Por eso, aunque el ejemplo sea el de la intención de voto, por ser uno de los motivos más recurrentes, debemos saber que la metodología es aplicable prácticamente a cualquier temática que le interese conocer al investigador para realizar su estudio.

2. Relaciones entre compañeros

Continuando con la lista de ejemplos de investigación cualitativa, podemos también observar numerosos estudios cuyo fin es averiguar cuáles son las relaciones sociales que se establecen entre un determinado grupo de personas. Por ejemplo, el escenario de observación puede ser un colegio, comprobando cuáles son las pautas de comportamiento de los niños a determinadas edades.

Siguiendo con ese ejemplo, un observador que se integre en las rutinas diarias de la clase y pueda apreciar las conductas de los pequeños sin interferir en ellas, fácilmente podrá averiguar cuáles son las relaciones sociales que se han construido entre ellos, de amistad, de enemistad, de participación en actividades y deportes determinados, etc. También verá cómo esos lazos evolucionan con el tiempo, fortaleciéndose, debilitándose o desapareciendo.

El del colegio es solo uno de los escenarios posibles, pues en realidad podemos observar la conducta de los seres humanos en cualquier tipo de escenario, ya sea en sus puestos de trabajo, en los comercios, en locales de ocio o cualquier otro que se nos ocurra. El comportamiento humano es tan complejo que cualquier nuevo ámbito de observación que se le ocurra al investigador, le proporcionará una información muy rica para seguir desentrañando sus secretos.

3. Comportamiento de los animales

Pero no solo podemos observar a los seres humanos. Para muchos fines, también nos interesa conocer el comportamiento de las diferentes especies animales. La observación puede hacerse tanto en el hábitat natural, si es posible, como en cautividad, ya sea en parques zoológicos u otros recintos donde el animal se encuentre.

Podemos observar y aprender de cualquier especie animal, pero según los fines de la investigación, habrá unas más interesantes que otras. Por ejemplo, los profesionales de la etología y la primatología que buscan realizar un estudio comparado de la conducta animal con la conducta humana, seguramente encontrarán más interesantes las observaciones de los primates, y cuanto más cercanos genéticamente a los humanos, mejor.

En ese caso, un buen ejemplo podría ser el de la observación de los chimpancés en su medio natural, y su máxima representante no podría ser otra que Jane Goodall, que ha dedicado nada menos que 60 años a realizar este tipo de estudios con poblaciones de chimpancés salvajes de África. El campo de las investigaciones cualitativas en primatología no sería el mismo sin las aportaciones de esta etóloga.

4. Tradiciones de una cultura determinada

Cuando hablamos del comportamiento humano, no debemos olvidar que, aunque una parte sea innata, otra corresponde a la construcción sociocultural del individuo que estamos observando. Por esa razón, otro de los ejemplos de investigación cualitativa más importantes es el de las tradiciones que posee una cultura determinada.

Por centrar el ejemplo, podemos pensar simplemente en los ritos tan diferentes que tienen lugar cuando un ser humano nace, cuando se casa o cuando muere, en función del país o de la cultura en la que viva. Generalmente, este tipo de cuestiones está muy arraigado a las religiones, pues han marcado el comportamiento de las personas en muchos aspectos durante siglos, e incluso han dejado un importante poso en aquellas sociedades que hoy se denominan laicas.

5. Hábitos de consumo

Por supuesto, en una sociedad basada en el capitalismo, las empresas van a invertir grandes cantidades de dinero para conocer a fondo a sus potenciales clientes. Por lo tanto, otro de los ejemplos de investigación cualitativa que no debemos perder de vista es el de los hábitos de consumo. Pueden hacerse tantos estudios como productos o servicios haya en el mercado.

Cada empresa o sector va a encargarse, en mayor o menor medida, de estudiar a la población en la que se encuentran sus potenciales consumidores. Comprobarán qué es lo les atrae la atención producto, en todos los niveles, desde su embalaje o su ubicación en la tienda correspondiente hasta el diseño, los materiales o las propias utilidades. Cualquier pequeño detalle puede suponer la diferencia y traducirse en enormes beneficios o pérdidas.

Por eso, este es probablemente uno de los campos donde las investigaciones cualitativas tienen más peso, pues el marketing de cualquier empresa se basa, o debería basarse, en un alto conocimiento del público al que va dirigido su servicio o producto.

6. Estudio de conductas asociadas a psicopatologías

Para cerrar la lista de ejemplos de investigación cualitativa, no podemos olvidarnos de un tipo de conducta humana muy particular, y es el que va asociado a las diferentes psicopatologías. Para poder entender correctamente las implicaciones de una determinada enfermedad psicológica, es fundamental que conozcamos al detalle las alteraciones de comportamiento que lleva acarreadas en el día a día: alucinaciones, delirios, estados de agitación, etc.

Por lo tanto, serán relevantes todas aquellas investigaciones cualitativas dirigidas a arrojar luz en este sentido, y gracias a las cuales, los profesionales de la salud mental puedan hacer su trabajo cada vez con mayor eficiencia.

Referencias bibliográficas:

  • Flick, U. (2012). Introducción a la investigación cualitativa. Morata.
  • Pathak, V., Jena, B., Kalra, S. (2013). Qualitative research. Perspectives in clinical research.
  • Patton, M.Q. (2005). Qualitative research. Encyclopedia of statistics in behavioral science. Wiley Online Library.
  • Serrano, G.P. (1994). Investigaciones cualitativas: retos e interrogantes. Aula Abierta.