Los reportajes son textos informativos en los que se expone una investigación o el abordaje con mayor profundidad sobre una cuestión de interés público.

Este tipo de textos pueden compartirse en todo tipo de canales y pueden hablar de cualquier temática, siempre y cuando esta sea interesante y capte la atención de la audiencia a la que van dirigidos.

Son varias las partes de un reportaje, las cuales vamos a ver con mayor detalle a continuación, además de algunas de las características principales de estos textos.

Características de los reportajes periodísticos

Los reportajes son textos informativos que en sí mismos constituyen su propio género periodístico y en ellos se desarrolla un tema concreto de interés público, o bien se trata de describir con mayor detalle posible hechos reales. El tema que se aborda en ellos puede ser de cualquier tipo, tocando sociedad, viajes, política, economía o deportes, por decir unos pocos.

Se trata de trabajos documentales planificados y organizados, en partes claramente distinguibles en los que el periodista expone la temática principal del mismo. Dado que exponen una temática en su mayor extensión, tienden a ser más largos y completos que las noticias que podemos encontrar en los telediarios o los periódicos. Además, vienen acompañados de recursos visuales como imágenes, gráficos o mapas, además de la opinión o voz experta de testimonios, especialistas o cualquier persona implicada.

Por otro lado, los reportajes reúnen una serie de características que todas ellas se relacionan con las partes de los mismos.

1. Tienen un tema

Los reportajes tienen un tema, el cual está especificado en su propio título, subtítulos y el párrafo inicial. Esta temática pueden ser hechos reales, la respuesta a un problema de interés social o un tema de interés humano.

2. Despiertan el interés

Los reportajes despiertan el interés para que así quien los lea, mire o escuche siga pegado a ellos, extendiendo los pocos datos que pueda poseer sobre el tema y satisfaciendo su curiosidad. Estos textos consiguen la atención de su audiencia por medio de varios recursos, entre los cuales no pueden faltar testimonios y datos objetivos.

3. Variedad canales

Los reportajes se transmiten por medio de una amplia variedad canales de difusión, los cuales coinciden con los usados para los medios de comunicación tanto tradicionales como más recientes.

Entre ellos podemos encontrar la prensa escrita, como revistas y periódicos, la radio, la televisión o medios más modernos y de tipo audiovisual como las revistas digitales o las plataformas de visionado de vídeos en línea.

4. Usan fuentes informativas

Los reportajes, al menos los adecuadamente realizados, son textos que usan fuentes informativas objetivas puesto que su objetivo es el de transmitir información real, honesta y objetiva. Estas fuentes pueden ser testimonios, fotografías, declaraciones de expertos, vídeos, diagramas o cualquier otro recursos, recursos los cuales son usados en el cuerpo del texto.

Puede que quien haya hecho el reportaje se haya tomado ciertas licencias creativas para presentar aquello que quiere explicar de forma que induzca a algún tipo de opinión en su audiencia, pero independientemente de si es así un reportaje siempre debe partir de datos reales.

Las partes de un reportaje y su estructura

Ahora que sabemos exactamente qué son este tipo de textos y cuales son sus principales características, llega el momento de ver más a fondo cuáles son las partes de un reportaje. Estas son en esencia cuatro partes: titular, párrafo inicial o entrada, cuerpo del reportaje y párrafo final.

1. Titular

La primera parte de un reportaje es el título del mismo, al igual que sucede con las noticias. Este titular viene acompañado de un antetítulo y un subtítulo en su versión escrita, aunque en caso de que se trate de un reportaje radiofónico este se menciona de forma oral.

En el titular se expone de forma muy breve, en una sola frase, la información acerca de qué tema va a tratar el reportaje. Es, por así decirlo, la carta de presentación del mismo, aquello que nos produce una primera impresión del tema a hablar, por este motivo es fundamental que esta frase despierte la atención e interés del lector.

2. Párrafo inicial o entrada

Después del título, subtítulo y antetítulo tenemos un primer párrafo el cual se trata de una especie de microrresumen de que se va a hablar en el reportaje. Se trata de un párrafo que viene a expandir el tema introducido en el título pero sin revelarnos el final del reportaje. El objetivo de este párrafo es despertar todavía más la curiosidad que tenga ya el lector o televidente tras haber leído el titular.

Para hacerlo más interesante, este párrafo puede incluir una cita que vaya a aparecer en el cuerpo del reportaje, además de mencionar algunas de las cuestiones más interesantes del tema principal que se va a exponer en el mismo. También se puede mencionar el nombre de la persona que va a ser entrevistada, especialmente si es un famoso o un personaje público.

3. Cuerpo del reportaje

Después del párrafo inicial entramos en la parte más importante del reportaje, el cuerpo del reportaje. En esta parte se expone en su máxima extensión la investigación o la exposición realizada por el periodista. Es en esta parte en donde se expondrán los hechos, datos, testimonios o cualquier otra fuente y recurso usado durante la realización de este trabajo.

Dentro del cuerpo del reportaje podemos encontrar distintas partes en función del párrafo al que nos estemos refiriendo.

3.1. Primer párrafo o párrafo lead

El primer párrafo o lead no siempre tiene porqué estar en un reportaje, puesto que a veces es combinado con el párrafo inicial. En caso de estar dentro del cuerpo del reportaje, este párrafo da detalles sobre el tema principal, detalles que ya habrán sido previamente introducidos en el párrafo anterior. También es en este párrafo en el que se puede desarrollar la cita de alguno de los entrevistados o implicados en el trabajo.

3.2. Párrafos introductorios

Los párrafos introductorios nos introducen, como bien su propio nombre nos indica, el tema del que se va a tratar, de forma acotada aunque con mayor extensión que en el párrafo lead. En este parágrafo se enuncian los puntos a seguir en el reportaje y, también, la perspectiva que va a tomar el periodista en cuanto a la recopilación de la información.

3.3. Párrafos contextualizadores

Los párrafos contextualizadores nos proporcionan la información necesaria para entender en qué momento y contexto han acontecido los hechos, además de explicarnos los conceptos necesarios para entender de qué trata el reportaje.

Pueden ser más o menos técnicos, pero son necesarios para que la audiencia comprenda el tema que se está tratando y obtenga la información necesaria antes de meterse de lleno en él.

3.4. Párrafos de desarrollo de la información

Como su propio nombre bien indica, en estos párrafos se desarrolla la información. Estos párrafos son los que mayor porcentaje ocupan de todo el trabajo, desarrollando al máximo el tema y la investigación. Aquí es donde vamos a encontrar las entrevistas, opiniones, testimonios, gráficos, imágenes de archivo y alguna que otra cita.

3.5. Párrafo de la conclusión

Por último, y dentro del cuerpo del reportaje, tenemos el párrafo de conclusión, en el cual se comienza a cerrar el tema pero no de forma tajante, puesto que será en los párrafos posteriores a este en el que se cerrará el reportaje por completo. Se hace un pequeño resumen de los temas que se han tratado.

4. Párrafo final

Por último tenemos el párrafo final en el cual se realiza el cierre del reportaje. Normalmente se hace en forma de conclusión o invitando a la audiencia a reflexionar acerca lo que acaba de ver o leer. Hay diferentes tipos de cierre en función del tipo de investigación y de la temática abordada.

El párrafo final los podemos encontrar en forma de conclusión, donde el reportero asume rápidamente el tema que ha sido tratado en el reportaje. También puede venir en forma de cierre rotundo, en donde el reportaje se cierra de forma definitiva con una frase o algunas pocas e, incluso, se puede añadir alguna moraleja o reflexión final breve.

Referencias bibliográficas:

  • Ulibarri, E. (1994). Idea y vida del reportaje. Trillas.
  • Herrera, E. (1983) El reportaje, el ensayo: de un género a otro. Caracas.
  • Marrero Santana, Liliam (2008). El reportaje multimedia como género del periodismo digital actual. Acercamiento a sus rasgos formales y de contenido. Revista Latina de Comunicación Social, 11(63). ISSN: . Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=819/81912006029.