¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

20 películas sobre la adicción que tienes que ver

El cine nos muestra diferentes aspectos acerca de la destrucción que generan las adicciones.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Películas sobre la adicción

La adicción es un problema muy presente en la sociedad, y por eso no extraña que se haya hablado de ella en las obras de artes.

A continuación vamos a ver varias películas sobre la adicción, enlas que este problema ha adquirido importancia papel en el desarrollo de la trama, ya sea el protagonista del filme un adicto o teniendo que lidiar con la adicción de un ser querido.

20 películas sobre adicción

Aquí encontrarás películas en las que se aborda el tema de la adicción, ya sea esta parte principal de la trama o como un problema a parte, junto con los que los personajes tienen que vivir. Las tramas de las películas se mencionaran de forma general, para evitar revelar el final o elementos sorpresa del argumento.

1. Trainspotting (1996), de Danny Boyle

Max Renton, y su grupo de amigos y novia adolescente son adictos a la heroína. Pasan grandes aventuras juntos, pero Renton es consciente de que debería rehabilitarse y decide dar este vuelco a su vida, trasladándose de Edimburgo a Londres, aunque esto no es suficiente para que su pasado lo deje en paz.

Esta película es una buena representación de las adicciones en la vida real. Se muestran, con bastante claridad, las vías de administración, sus efectos placenteros a corto plazo y también sus consecuencias a largo plazo.

2. Kids (1995), de Larry Clark

Haba sobre un día normal en la vida de un grupo de adolescentes de la ciudad de Nueva York en la década de los noventa. Su vida gira en torno a las fiestas de estudiantes, el sexo, el alcohol y las drogas.

En esta película se muestra el aspecto clave de las adicciones: la falta de control de la conducta. Además, muestra la necesidad compulsiva de obtener la droga, pese a conocerse las consecuencia, generalmente nocivas para la salud.

3. The Basketball Diaries (1995), de Scott Kalvert

La vida de Jim está centrada en el básquet. El equipo en el que juega parece ser invencible, y tanto éxito empieza a jugar con su mente.

Poco a poco, Jim va dejando de lado el deporte y su hogar, acercándose a los bajos fondos de la Gran Manzana, donde se vuelve adicto a la heroína. Su adicción pondrá en peligro tanto su salud como la vida que ha conocido.

En esta película se muestran de forma muy fidedigna lo que supone la adicción, especialmente de drogas ilegales como la heroína, para la esfera social y familiar del individuo. El sujeto muestra falta de control, pese a que ve cómo su vida social se va deteriorando.

4. Réquiem por un sueño (2000), de Darren Aronofsky

Esta es otra de las películas sobre la adicción que han logrado tener un gran éxito internacional. Trata sobre la vida de cuatro adictos que son adictos a la heroína, la cocaína y las pastillas. Estas adicciones hacen que sus vidas vayan cayendo en espiral descendiente, arruinando todo lo que había tenido y conocido.

5. Addiction (2007), producida por HBO y Robert Wood Johnson Foundation

Si bien no es una película, más bien un documental, Addiction tiene la gran ventaja que muestra las adicciones en un sentido general y también presenta tratamientos modernos y la opinión experta de especialistas en el ámbito de la cura de las adicciones.

En el documental se muestra cómo afectan las drogas a nuestro cerebro, asemejándola a una enfermedad crónica con riesgos de recaídas. En el cerebro se ven alteradas zonas que se implican en la toma de decisiones, a su vez relacionadas con el aprendizaje y la memoria, y el control de la conducta.

6. Leaving Las Vegas (1995), de Mike Figgis

El escritor Ben Sanderson (Nicolas Cage) es alcohólico. Su adicción, lejos de provocarle calma y sosiego cuando se encuentran muy estresado, hace que se inmerse en una espiral de autodestrucción.

Harto de todo, decide ponerle punto y final a todo yéndose a Las Vegas. Sin embargo, allí conocerá a una prostituta, con quien mantendrá una relación íntima en donde ambos se entienden mutuamente, pero las adicciones pueden ser más fuertes que su amor.

Esta película muestra cómo la adicción al alcohol es una de las principales causas de suicidio en las personas quienes lo acaban realizando. Además, muestra cómo esta sustancia, totalmente legal y muy aceptada en nuestra sociedad, lleva al deterioro físico, cognitivo y emocional.

7. Historias del Kronen (1995), de Montxo Armendáriz

En esta película se habla sobre la vida de Carlos, de 21 años, quien se encuentra inmerso con sus amigos en un episodio de diversión sin límites ni reglas. Solo hay alcohol y fiesta, pero luego se topa con su realidad, la cual no desaparece por mucho consumir.

En la película se muestra como el elemento principal del consumo de drogas suele ser la desinhibición, la diversión desenfrenada. El consumo recreativo de drogas, sobre todo en la juventud, implica un mayor riesgo en la conducta de la persona, un acto de rebeldía.

8. Ray (2004), de Taylor Hackford

Ray Charles es un famoso cantante de soul y R&B que perdió la vista siendo niño. De la misma manera que va ganando fama en el transcurso de su carrera, va integrándose por completo a la heroína.

Afortunadamente para él, la ayuda de su esposa le permitirá compartir su música y cambiar el mundo, en vez de dejar que la adicción lo domine y lo hunda.

En la película se hace ver que las personas no se vuelven adictas porque sí. Hay todo un conjunto de elementos que pueden hacer que una persona, si tiene la oportunidad, consuma drogas de forma frecuente y se vuelva adicta.

9. Russell Brand: From addiction to recovery (2012), de Russell Brand

Russell Brand es un comediante inglés quien lleva años sufriendo adicción. Tras el fallecimiento de Amy Winehouse, debido a complicaciones con su adicción y sus rehabilitaciones, Brand decidió preparar este documental con testimonios de personas adictas y especialistas en el ámbito de la adicción.

En el documental no únicamente se puede entender cómo actúan las drogas por medio de los testimonios de sus víctimas y también mediante las explicaciones de los médicos y psicólogos expertos. Se trata de una obra en la que se combinan tanto el punto de vista profesional de Brand, como director del documental, como su punto de vista personal, como adicto.

10. Cuando un hombre ama a una mujer (1994), de Luis Mandoki

Alice Green (Meg Ryan) vive en lo que, a primera vista, parece una familia perfecta. Pero las apariencias engañan Su esposo, que la ama, esconde un problema de alcoholismo, y ella desconocía cuál era su auténtica gravedad.

El filme muestra cómo la adicción repercute en la salud relacional de la familia. Como seres queridos se preocupan por nuestros problemas, y cómo los lazos familiares pueden contribuir a curarnos o, de lo contrario, empeorar la situación.

11. Nymphomaniac (2013), de Lars von Trier

Joe (Charlotte Gainsbourg) es ninfómana, es decir, adicta al sexo. Su comportamiento sexual es compulsivo y se hace presente en cada momento de su vida.

Si bien la adicción al sexo no está dentro del DSM, sí que se considera un problema de conducta serio, dado que implica la toma de riesgos, como contagiarse de una ETS o arriesgarse a quedar con desconocidos, además de que tener sexo constantemente, al igual que otros problemas conductuales, puede suponer no darle el conveniente tiempo a otras acciones del día a día.

12. Rounders (1998), de John Dahl

Mike McDermott (Matt Damon) tiene un serio problema de ludopatía. Tan serio que ha perdido todo su dinero apostando contra un mafioso ruso. Su novia, preocupada, le pide que deje de jugar, y él le promete que lo dejará. Pero un amigo suyo necesita dinero y, lejos de cumplir su promesa, Mike decide que arriesgará todo con tal de ganar el dinero suficiente como para sacarle de apuros.

Esta película es ideal para entender lo peligrosas que son las adicciones al juego, algo que en los últimos años los medios de comunicación, en especial la televisión, han menospreciado las consecuencias del juego patológico.

13. El Lobo de Wall Street (2013), de Martin Scorsese

Jordan Belfort (Leonardo diCaprio) es un claro ejemplo de que se puede tener más de una adicción (suele ser así, de hecho). Quiere dinero para poder pagar sus drogas y tener todo el sexo que quiera. La vida de este personaje, que está basada en un empresario real, llega a la cima del mundo empresarial y después ve cómo todo se va desmoronándose por lo turbio de sus negocios.

14. 28 días (2000), de Betty Thomas

Gwen Cummings (Sandra Bullock) tiene un serio problema de alcohol. Tan grave que, yendo borracha a la boda de su hermana y arruinándosela, decide coger la limusina nupcial después y, sin que a nadie le sorprenda, lo estrella contra una casa familiar.

Antes de meterla en la cárcel, consigue ser internada en un centro de rehabilitación para tratar su problema, aunque ella considera que es algo innecesario, solo para personas perdidas por la vida.

Allí conocerá a adictos a otras sustancias, tomará conciencia de su problemática y verá lo crueles que son este tipo de problemas, especialmente con una chica que conoce allí y que se vuelve casi en su hermana.

Resulta una película muy inspiradora, en la que se hace comprensible el gran esfuerzo que deben poner de su parte los que acaban de salir de rehabilitación. Volviendo al entorno en el que se adquirió la adicción se corre el riesgo de volver a recaer.

15. Gracias por compartir (2012), de Stuart Blumberg

En esta película se habla, sobre todo, de la adicción al sexo. Tres personas, quienes ven cómo su problema está hundiendo sus vidas, deciden apuntarse a un programa para poder salir adelante.

Como los típicos programas de este tipo, este consta de varios pasos que permiten alcanzar la meta final: la superación de la adicción al sexo. Además de poner a prueba su voluntad, por el camino empezarán a mantener una fuerte amistad.

16. Spun (2002), de Jonas Åkerlund

Ross es un fabricante de metanfetamina en un hotel, y la comercializa con jóvenes. En la cinta se ve cómo se produce esta droga, describiendo el proceso como si estuviéramos viviendo los síntomas del consumo de este estupefaciente. Todo pasa muy rápido.

17. Yo, Cristina F. (1981), de Uli Edel

Está inspirada en la historia real de Christiane Vera Felscherinow, interpretada en el filme por Natja Brunckhorst. Es una película muy perturbadora.

La trama se basa en el libro autobiográfico de Christiane, “Los niños de la estación del Zoo”, en donde narra su terrible adicción a la heroína a mediados de la década de los setenta en Berlín.

Teniendo 14 años empezó a prostituirse para poder pagar su chute diario. Durante un tiempo se convirtió en una de las drogadictas de su zona, mientras veía como el frío abrazo de la muerte se llevaba a varios de sus amigos también adictos.

18. Miedo y asco en Las Vegas (1998), de Terry Gilliam

Raoul Duke (Johnny Depp) y Dr. Gonzo (Benicio del Toro) se embarcan en un viaje hacia Las Vegas, con un cargamento de varias drogas, entre ellas pastillas y mescalina.

En la película su director, Terry Gilliam, consiguió plasmar una crítica a la sociedad consumista, aunque con cierto tono cómico.

19. Traffic (2000), de Steven Soderbergh

En el filme, Michael Douglas interpreta a un juez quien ha sido nombrado como presidente de la Oficina de la Política Nacional del Control de Drogas. Además de lidiar con las adicciones en Estados Unidos, debe hacerlo con la adicción a la cocaína de su hija.

Mientras tanto, en la frontera con México, el policía Javier Rodríguez (Benicio del Toro) hace frente a uno de los mayores cárteles de la droga de la región.

La película muestra, sin pelos en la lengua, el mundo del narcotráfico en Norteamérica, presentando el drama que supone el que la adicción toque a la puerta de nuestra casa.

20. Blow (2001), de Ted Demme

Otra película que trata sobre el narcotráfico. George (Johnny Depp) y Mirtha Jung (Penélope Cruz) son una pareja de capos de la droga que viven, a lo largo de la película, un gran auge acompañado de la inevitable caída.

La combinación de dinero, glamour, infierno y, claro está, adicción, es algo que está presente a lo largo de todo el filme.

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados