Varias categorías en las que clasificar las letras. Wikimedia Commons.

Probablemente la mayoría de nosotros haya tenido que redactar en alguna ocasión algún tipo de trabajo, actividad evaluable, informe, carta o documento a ordenador en alguna ocasión. Y muy probablemente también hayamos tenido que escoger de entre una gran cantidad de fuentes el tipo de letra más idóneo en función de la situación o incluso de la meta preferencia estética: Arial, Times New Roman, Calibri, Cambria…

Y es que a lo largo de la historia y desde la invención de la escritura y de las primeras grafías generadas para representar nuestras ideas han surgido una gran cantidad de tipos de letras o tipografías, incluso dentro de un mismo idioma. Son tantas las opciones que se han realizado diversos intentos de clasificación, de los cuales en este artículo vamos a ver dos ejemplos concretos.

Tipos de letras: elementos a tener en cuenta

A la hora de realizar una clasificación sobre los tipos de letras, es importante tener en cuenta que son muchos los factores en los que sus autores pueden fijarse: el trazo, la delgadez de las líneas, la presencia o ausencia de remates, la forma (más redondeada o más cuadrada), la dirección de su eje, el mantenimiento o variabilidad en el grosor.

Asimismo también hay que tener en cuenta que la escritura, al igual que el lenguaje oral, también va evolucionando y cambiando a lo largo del tiempo, generándose nuevos tipos de grafía y usos para ella. Por lo general, además, hay que valorar que los diferentes tipos de letras pueden ser más o menos adecuados en diferentes contextos, si bien ello haría más referencia a su utilización que al tipo de grafía en sí.

A continuación veremos dos de las clasificaciones más usuales, si bien existen una gran multitud de maneras de catalogarlas. Pondremos el foco en el alfabeto latino.

1. Clasificación de Thibaudeau

Se considera que el pionero en intentar realizar una clasificación de los tipos o tipografías fue con un criterio unificado fue Francis Thibaudeau, el cual clasificó los tipos de letra en dos grupos claramente dependiendo de si presenta o no serifas o remates. Posteriormente incluiría un tercer grupo como cajón de sastre para aquellas que no pudieran considerarse dentro de los dos anteriores.

1.1. Serifadas

Times New Roman

Entendemos como serifadas a todas las fuentes y tipos de letra que disponen de pequeños remates ornamentales, generalmente en sus extremos. Se trata de un tipo de letra que ofrece por lo general un aspecto más elegante que en ausencia de serifa (o remates), dando una apariencia más profesional. Uno de los ejemplos más utilizados d este tipo de letra es la Times New Roman.

Asimismo, es posible subdividir las serifadas en tres grupos: romanas antiguas (poca diferencia entre trazos gruesos y finos, serifas cóncavas y triangulares), romanas modernas (diferencias perceptibles entre trazos gruesos y finos pero más estilizadas que las anteriores) y egipcias (con aspecto de máquina, con trazos del mismo grosor y serifas rectangulares).

1.2. Sin serifa

Arial

Este grupo se caracteriza por no tener serifa, siendo sus caracteres redondeados y sin ningún tipo de ornamentación en sus extremos. Se trata de un tipo de letra simple y de fácil lectura, con una apariencia más limpia e informal que las que tienen serifa. También denominadas de palo seco. Uno de los ejemplos más conocidos de este tipo de letra es el que aparece en la fuente Arial.

1.3. Otras

En este grupo se incluyen principalmente letras manuscritas y decorativas, las cuales o bien no tienen un patrón siempre estable y mantenido o bien tienen como principal función no tanto expresar a nivel escrito sino más bien a nivel de imagen.

2. Clasificación de Vox-ATypI

Una de las clasificaciones más conocidas es la propuesta por Maximilien Vox, tipógrafo, historiador, periodista e ilustrador gráfico. Este hombre propugnó la elaboración de una clasificación en diferentes tipologías de letras, creando la clasificación tipográfica de Vox en Francia durante el año 1954. Se basó para ello en la clasificación realizada por Thibaudeau.

De hecho, este sistema de e clasificación uno de los que más se ha utilizado en todos los ámbitos y la aceptada como norma por la por la Asociación Internacional de Tipografía. A lo largo del tiempo ha ido recibiendo revisiones, siendo la última la realizada por la citada asociación: la Vox-ATypI. En esta última revisión se clasifican los tipos de letras en los siguientes grupos.

2.1. Humanas

Jenson

Reciben el nombre de humanas, humanísticas o venecianas a un tipo de letra semejante a la de los manuscritos el siglo XV, en la Venecia renacentista. Poseen remates pequeños, con poca diferencia y contraste entre trazos (no hay gran diferencia entre un trazo amplio y trazo fino) y con amplia separación entre letras. Algunas fuentes que emplean estos tipos de letras son la Centaur y la Jenson.

2.2. Garaldas

Garaldus

Las garaldas, también llamadas aldinas, son un tipo de tipografías caracterizada por un contraste más marcado entre trazos finos y gruesos, si bien sus proporciones sin más finas y estilizadas. Deben su nombre Claude Garamond y Aldo Manucio, tipógrafos del siglo XVI. Otro de los nombres que se le da a este tipo de letras es el de Antiguas. Ejemplos de ello son las fuentes Garaldus y Palatino.

2.3. Reales

Century Schoolbook

Nacidas inicialmente en el seno de la Imprenta Real, los tipos de letra conocidos como reales o de transición se caracterizan por ser prácticamente totalmente verticales (las anteriores el eje de parte de las letras es más obliquo) y tener una diferencia entre trazos gruesos y finos más marcada que en las anteriores. Reúne características tanto de las tipografías clásicas como de las modernas, si bien se identifica con el primer grupo. La conocida Times New Roman es parte de este grupo, así como otras muchas tales como la Baskerville o la Century Schoolbook.

2.4. Didonas

Didot

Las didonas deben su nombre al tipógrafo francés Didot, si bien posteriormente su estilo fue perfeccionado por Bodoni. Aparecieron alrededor del siglo dieciocho para diferenciarse de las tipografías de los antiguos regímenes, en la época de la Revolución Francesa. En este tipo de letra la diferencia entre trazos es muy marcada y hay poca separación entre cada letra. Century y Madison son ejemplos de este tipo de letras, también llamadas Romanas Modernas.

2.5. Mecánicas

Clarendon

También llamadas egipcias, son propias de la Revolución Industrial y emulan levemente el aspecto tecnológico de la época. Tienen falta de diferencia entre trazos finos y gruesos (todos los trazos se ven prácticamente igual de gruesos) y serifas rectangulares del mismo tamaño de trazo que el resto de la letra, algo que proyecta cierta imagen de fuerza. Rockwell, Memphis o Clarendon son ejemplos.

2.6. Lineales

Bauhaus

El grupo de las lineales incluyen en un gran conjunto los tipos de letras sin serifas o remates. Son más limpias e informales, y se introdujeron para el uso comercial y publicitario. Dentro de ellas podemos encontrar cuatro grandes grupos:

  • Grotescas: Semejantes a las mecánicas pero sin remates, tienen un aspecto algo cuadrado y con algo de contraste entre trazos. Un ejemplo sería la Franklin Gothic.

  • Neogrotescas: Como las anteriores pero con menos contraste y más estilización. Una de las más conocidas actualmente es la Helvetica.

  • Geométricas: Estas letras llaman la atención debido a su aspecto monolineal u claramente geométrico. Existe poca diferencia entre las distintas letras del alfabeto, teniendo formas muy parecidas. La letra Bauhaus es una de ellas, así como la Futura.

  • Humanistas: Recuperación parcial de los estilos renacentistas y con cierta similitud con la clásicas humanas y garaldas (si bien son diferentes de estas, además de no tener remates). Un ejemplo: la fuente Gill Sans.

2.7. Incisas

Trajan

Este estilo tiende a buscar imitar a las letras utilizadas en los grabados en distintos materiales, siendo especialmente importantes las letras en mayúscula (no existiendo en algunos tipos, de hecho, la minúscula). Parecen talladas, con una gran amplitud semejante en todas sus letras o con sarifas pequeñas y compactas. Ejemplo de ello es la letra Trajan o la Perpetua.

2.8. Escriptas

Hyperion

Imitación de la letra que surge al emplear instrumentos de escritura como la pluma o el pincel a la hora de escribir. Suelen estar en cursiva e incluso puede no haber separación entre letras estando estas unidas. Una fuente de este tipo es la Hyperion.

2.9. Manuales

Klang

Semejante a las anteriores, pero realizadas con más separación y de una manera aparentemente más caligráfica. Más publicitaria y empleada para remarcar y hacer más visual lo escrito. El tipo de fuente Klang o la Cartoon son algunos de los tipos que se incluyen en este grupo.

2.10. Fracturadas

Fraktur

Grupo que reúne las letras del tipo Gothic, son muy ornamentales y suelen tener formas puntiagudas. Fraktur es un ejemplo. En la clasificación de Vox original se incluyen en las anteriores, pero la Asociación Internacional de Tipografía decidió separarlas.

2.11. Extranjeras

Hebreo

Este último grupo incluiría todo tipo de grafía no correspondiente con el alfabeto latino. Así alfabetos como el griego, el arábigo, el chino o el hebreo entrarían en esta clasificación.