Independientemente del idioma en el que estemos hablando, el lenguaje humano cuenta con una gran riqueza y variedad. Poseemos palabras con una gran cantidad de funciones dentro del ámbito de la comunicación, tales como los sustantivos, los verbos, las preposiciones, los adverbios o los adjetivos. Estos últimos permiten expresar o indicar las cualidades de un estímulo o concepto o bien delimitar de qué elemento se está hablando. 

Pero la categoría de adjetivo incluye una gran cantidad de subcategorías dentro de sí, existiendo diferentes tipos de adjetivos que pueden ser utilizados a la hora de comunicarse. Es por ello que en este artículo vamos a ver algunos de dichos tipos.

El adjetivo

El concepto adjetivo hace referencia a aquel conjunto de palabras que permiten obtener una información más o menos concreta o específica de un nombre, señalando sus cualidades o las relaciones del sustantivo con otros elementos. Los adjetivos tienden a tener el mismo género y número que el sustantivo al que acompañan, si bien en algunos casos el adjetivo es una única palabra que no varía independientemente de las características del nombre al que hace referencia.

Principales tipos de adjetivos

Existen diferentes tipos de adjetivos, que pueden ser clasificados según diversos criterios. A continuación reflejamos algunos de los más conocidos.

1. Adjetivos calificativos

Lo que hoy en día la mayoría de nosotros consideramos adjetivos per se, los adjetivos calificativos, son aquellos que permiten identificar una cualidad o expresar una característica del sustantivo al que se refieren.

Dentro de los adjetivos calificativos pueden encontrarse diferentes subtipos en función de distintos criterios. Entre ellos destacan los siguientes

1.1. Adjetivos especificativos o restrictivos

Los adjetivos especificativos son aquellos que señalan una cualidad que diferencia al sustantivo al que se refiere de otros. Son ejemplos de ello aquellos adjetivos que señalan el color o la forma.

1.2. Adjetivos no restrictivos

Se trata de aquellos adjetivos cuyo significado expresa una cualidad del sustantivo sin por eso restringir o manifestar una diferencia que hace que otros no puedan serlo.

1.3. Adjetivos explicativos

Este tipo de adjetivos hacen referencia a cualidades intrínsecas o asociadas directamente al concepto al que hacen referencia. Su incorporación al sintagma nominal es en realidad redundante, pudiendo ser eliminado sin que varíe su sentido.

1.3. Adjetivo deíctico o modal

Adjetivo que permite delimitar el contexto en el que se circunscribe o aparece el sustantivo.

1.4. Adjetivos graduados de grado positivo

Se denominan como tal aquellos adjetivos que se pueden situar dentro de un contínuo y que se limitan a ofrecer información sobre una cualidad del sustantivo

1.5. Adjetivos comparativos ( o grado comparativo)

Se trata de adjetivos que establecen una comparación entre el sustantivo al que hacen referencia y otros conceptos.

1.6. Adjetivos elativos (o de grado superlativo)

El uso de adjetivos elativos permite obtener información no solo sobre una característica sino sobre su intensidad. Un subtipo serían los superlativos, en los que el grado se marca gracias a la incorporación de sufijos.

1.7. Adjetivos relacionales

Se denominan como relacionales aquellos adjetivos que informan sobre la relación del sustantivo con alguna temática concreta. Pueden ser argumentales o clasificadores (que a su vez son restrictivos al delimitar una categoría excluyente).

1.8. Adjetivos sustantivados

Se denominan adjetivos sustantivados a aquellos adjetivos que en un contexto determinado son utilizados como sustantivos. Se utilizan cuando la característica es el elemento más distintivo que se usa para designar al objeto.

1.9. Adjetivos adverbiales

Se trata de adjetivos que son utilizados como adverbios, teniendo las mismas funciones que éstos. En este caso no señalan las propiedades del nombre sino la manera en que el adjetivo se aplica más bien a la acción llevada a cabo por este. En una oración podrían usarse como adverbios terminados en -mente.

1.10. Adjetivos intersectivos

Se denominan como tal aquellos adjetivos que informan de dos cualidades al mismo tiempo, al aparecer junto a un adjetivo sustantivado.

1.11. Adjetivos no intersectivos

Se trata de todos aquellos adjetivos que se limitan a expresar o indicar una cualidad aunque aparezcan junto con otra partícula que podría interpretarse como cualitativa.

2. Los antiguos adjetivos determinativos, ahora determinantes

Si bien en la actualidad no se aplica y se consideran categorías independientes, antiguamente existía una clasificación que dividía los adjetivos en calificativos y determinativos. Hoy en día no se consideran adjetivos.

Los adjetivos determinativos, ahora determinantes, son aquellas palabras que se utilizan para determinar o especificar el alcance del sustantivo al que acompañan. Dentro de los determinantes se pueden encontrar diferentes tipos.

2.1. Numerales

Adjetivos determinantes que ofrecen información sobre la cantidad existente del concepto del que se esté hablando. Pueden ser cardinales u ordinales.

2.2. Posesivos

Se trata de aquellos determinantes que delimitan la pertenencia o posesión del sustantivo al que acompañan (mí, tuyo, nuestro…).

2.3. Demostrativos

Palabras que acompañan al nombre y hacen referencia a la distancia entre el emisor de la frase y el objeto, ente o concepto al que hace referencia. Ejemplos serían este o aquel.

2.4. Interrogativos

Se trata de los determinantes, o antiguos adjetivos determinativos, que se emplean en las preguntas de forma que preceden o incluso sustituyen al nombre y permiten la identificación de éste. Se trata de partículas como ¿qué…? o ¿cuánto…?.

2.5. Exclamativos

Se trata de aquellos elementos que acompañan al sustantivo y/o a otro adjetivo y sirven para darle énfasis.

2.6. Artículos

Los artículos se emplean para indicar si el sustantivo es determinado o indeterminado.

2.7. Indefinidos

De forma semejante a los numerales expresan una idea de cantidad respecto al sustantivo al que acompañan, pero de una forma poco precisa (alguno, mucho, poco…).