El término lenguaje se refiere a la selección y ordenación de palabras según las reglas. Cuando este lenguaje se produce de forma oral o verbal se necesita de una serie de habilidades adquiridas, tanto a nivel vocal, auditivo, visual y motriz; para poder lograr así una correcta comunicación.

Sin embargo, cuando una persona sufre algún tipo de lesión cerebral pueden aparecer las afasias que, en sentido estricto, son trastornos en el uso del lenguaje, acompañadas de un trastorno del habla.

Sin embargo, existen diferentes tipos de afasias según las áreas cerebrales lesionadas; así como según qué síntomas presenta la persona.

¿Qué es la afasia? Definición y causas

Principalmente, la afasia es la incapacidad total o parcial para usar el lenguaje. Los déficits relacionados con los diferentes tipos de afasia abarcan desde problemas para encontrar palabras hasta la completa incapacidad para hablar.

Asimismo, en las diferentes afasias también se incluyen problemas en el lenguaje escrito, en la comprensión oral, al leer o al tener que operar con números. En otros casos, las personas presentan déficits en la expresión oral pero conservan su capacidad de comprensión intacta. Por eso es necesario detectar en cada paciente a qué alteraciones específicas del habla y del lenguaje está sometido para así, poder elaborar un tratamiento adaptado.

Las causas de la afasia son variadas, pero todas se dan en circunstancias de lesión cerebral:

  • Traumatismo craneoencefálico
  • Tumores del sistema nervioso central
  • Accidente cerebrovascular (causa más frecuente de afasia)
  • Enfermedades degenerativas (Enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, etc.)
  • Infecciones localizada o difusas del cerebro

Tipos de afasia

La sintomatología de las afasias dependen tanto de la localización de las lesiones cerebrales como de las reacciones compensatorias del tejido cerebral que permanece intacto.

No obstante, sí que existen una serie lesiones cerebrales comunes que parecen agrupar a determinadas disfunciones.

1. Afasia de Broca o afasia motora mayor

En la Afasia de Broca predominan los déficits en los aspectos motores del lenguaje y de la escritura, se acompaña también de agramatismo y en muchos casos a trastornos de comprensión del lenguaje. En ocasiones, pueden aparecer problemas sensoriales en el lado derecho y hemiparesia, que se refiere una disminución de la fuerza motora o parálisis parcial que afecta a un solo brazo o una sola pierna del mismo lado del cuerpo.

Esta afasia es la consecuencia de una gran lesión que incluye los elementos cortical y subcortical a lo largo de la porción frontal y superior de la cisura de Silvio, incluida también la ínsula; pero su nombre proviene de la implicación que la circunvolución frontal inferior o área de Broca tiene en este trastorno.

Las causas más comunes de la afasia de Broca pueden ser:

  • Oclusión embólica de la división superior de la arteria cerebral media izquierda
  • Absceso del lóbulo frontal
  • TumorHemorragia hipertensiva del putamen
  • Lesiones metastásicas
  • Hematoma subdural

Durante la evolución de la afasia de Broca el paciente puede encontrarse en fase aguda o subaguda. Mientras se da la fase aguda el paciente está prácticamente mudo, no puede comprender y no es capaz de comunicarse; sufriendo además un fuerte impacto emocional.Conforme el paciente progresa, la comprensión empieza a mejorar, mientras que los déficits en el lenguaje y la escritura persisten. A medida que este va mejorando, va siendo capaz de hablar en voz alta, no sin mucha lentitud y esfuerzo.

La articulación y la entonación también se ven afectadas, por lo que el lenguaje se convierte principalmente en un discurso de nombres y adjetivos en el que se omiten las palabras funcionales como los artículos, preposiciones o conjunciones; convirtiéndose en un lenguaje agramatical y telegráfico.

Pasadas las fases aguda y subaguda, pueden persistir las dificultades del habla. Sin embargo, una terapia en la que se trabaje el lenguaje puede hacer mejorar significativamente el estado del paciente.

Finalmente, debido a la parálisis de la mano derecha, muchos pacientes no pueden continuar escribiendo con la misma; por lo que requiere de una reeducación de la escritura con la mano izquierda o aprovechar las nuevas tecnologías para posibilitar la comunicación.

2. Afasia transcortical motora

Esta afasia manifiesta problemas similares a los de la afasia de Broca. La principal diferencia radica en que la afasia transcortical motora existe un déficit en la producción del habla, en especial a la hora de iniciar un discurso, en la espontaneidad o en la organización de este.

El aspecto articulatorio del habla no suele presentar dificultades y la comprensión del lenguaje sigue estando intacta, al igual que la producción de nombres de lugares y personas.

La causa de que se presenten problemas parecidos a los de la afasia de Broca, puede deberse a que la génesis del trastorno se da por una pequeña lesión subcortical por encima del área de Broca. En la actualidad, se sospecha de la implicación de un circuito desde el área motora suplementaria, a través del fascículo subcalloso hasta los ganglios basales y el área de Broca.

3. Afasia de Wernicke

La afasia de Wernicke se caracteriza por un habla fluida pero con un gran número de sustituciones y parafasias, junto con dificultades en la comprensión.

Durante la fase subaguda, la comprensión del lenguaje suele estar muy deteriorada en los cases graves, llegando a la incomprensión absoluta. Sin embargo, el habla es fácil, clara y correctamente articulada, y el contorno del ritmo es semejante al del habla normal. Pasadas estas fases, la comprensión auditiva suele mejorar y la parafasia se reduce.

Si se compara con la afasia de Broca, en la afasia de Wernicke están presentes las palabras funcionales, pero hay confusiones semánticas y gramaticales. Además, en este tipo de afasia el área motora está intacta por lo que no existe parálisis en el lado derecho, por lo que los pacientes pueden escribir, a pesar de que el contenido es desorganizado y confuso, al igual que el habla.

4. Afasia de conducción

En este síndrome lo que se ve gravemente perjudicado es la repetición. La afasia de conducción es una afasia fluida con una comprensión casi normal; pero en la que, en casos graves, la fluidez queda gravemente comprometida debido a problemas en la producción de palabras aislada; convirtiéndose así en una habla secuencial y de oraciones cortas.

Tradicionalmente, se ha creído que esta afasia aparecía como consecuencia de una lesión en las fibras que conectan las áreas de Broca y de Wernike. Pero se ha descubierto que también existe una relación con lesiones en la circunvolución temporal superior y en la ínsula.

Además de las dificultades en la repetición, estos pacientes presentan problemas a la hora de seleccionar las palabras y en la secuenciación fonémica dentro de palabras individuales.

5. Afasia global

Las personas que padecen de afasia global sufren de trastornos del habla severos, incluyendo problemas de fluidez y de comprensión; por lo que la comunicación está afectada de forma muy estricta.

Los casos más comunes son los que los pacientes solamente consiguen decir un pocas palabras y su comprensión del lenguaje también es muy limitada, dado que tampoco pueden leer ni escribir.

La causa más frecuente de la afasia global es una lesión que destruye gran parte de las áreas relacionadas con el habla del hemisferio dominante y que se origina por la obstrucción de la arteria carótida interna izquierda o de la arteria cerebral media.

6. Afasia amnésica o anómica

Dado que la anomia es una característica común a las afasias fluidas, de Wernicke y afasia de conducción, solamente se hablará de afasia anómica cuando la dificultad de encontrar palabras de uso común aparezca de forma relativamente aislada