Pequeños cambios pueden hacer que el rendimiento laboral mejore. Pxhere

Puesto que las empresas están constituidas por individuos, se hace necesaria la existencia de una Psicología del Trabajo y de las organizaciones que se encargue de estudiar a el funcionamiento de los estos dentro de las organizaciones.

Dentro de esta psicología de las organizaciones destacó el psicólogo Frederick Herzberg, el cual se interesó por el estudio de la satisfacción laboral y creó la conocida Teoría del factor dual de Herzberg.

¿Quién fue Frederick Herzberg?

Frederick Herzberg (1923-2000) fue un psicólogo americano que llegó a convertirse en una de las personas más reputadas dentro del ámbito de la gestión y administración empresarial. Gracias a su Teoría del factor dual y a la implementación del enriquecimiento del trabajo, se ganó un gran reconocimiento dentro del campo de la psicología del trabajo y las organizaciones, un ámbito en el que siempre son bienvenidas propuestas que lleven a una gestión más eficiente del capital humano, así como del bienestar en la empresa.

¿Qué es la Teoría del factor dual de Herzberg?

También conocida como Teoría de Motivación e Higiene de Herzberg, en ella se hipotetiza sobre los factores que producen satisfacción o insatisfacción en el trabajador y cómo éste cubre sus necesidades laborales.

La base de la teoría es que los elementos que provocan la satisfacción o insatisfacción laboral en el trabajador son de naturalezas totalmente distintas. Asimismo, la teoría se enraiza en la idea de que la persona tiene dos tipos de necesidades: la necesidad de evitar el dolor o los eventos que le producen malestar y, por otra parte, la necesidad o deseo de progresar y madurar tanto a nivel emocional como intelectual.

Cuando este sistema de necesidades se aplica al ámbito laboral estas precisan de incentivos diferentes, de ahí que se hable de dualidad. Esta dualidad consiste en dos tipos de factores que operan en la motivación laboral: los factores higiénicos y los factores de motivación. Ambos permiten explicar buena parte de las dinámicas de trabajo que tienen lugar dentro de las organizaciones.

Los dos factores de Herzberg

Como se menciona anteriormente la teoría propuesta por Herzberg consta de dos factores que modulan la motivación del trabajador.

Factores de higiene

Los factores de higiene engloban aquellos factores extrínsecos al trabajador y están principalmente asociados a la insatisfacción laboral.

Los factores de higiene están situados en el ambiente que envuelve al trabajador e incluye las condiciones que determinan el trabajo llevado a cabo por este. Se dice que estos factores son extrínsecos porque estos dependen de las decisiones de la empresa y la forma que esta tenga de administrarlos.

Según Herzberg, a lo largo de la historia las personas encargadas de dirigir y gestionar las empresas solamente tenían en cuenta los factores higiénicos como medio para motivar o castigar al trabajador. Las compañías e industrias utilizaban premios e incentivos salariales, políticas de empresa flexibles y recompensas externas con el fin último de conseguir que lo trabajadores produjeran en mayor cantidad.

Los factores que Herzberg catalogaba como de higiene son:

  • Salario y otros incentivos económicos o materiales
  • Políticas de empresa y organización
  • Vínculos de afinidad con los compañeros
  • Contexto físico donde el trabajador lleve a cabo sus tareas
  • Vigilancia y supervisión del trabajador
  • Estatus o posición que ocupa el trabajador dentro de la empresa
  • Estabilidad del puesto de trabajo

Sin embargo, las investigaciones realizadas por Herzberg concluyeron que estos factores solamente era útiles para disminuir o evitar la insatisfacción en los trabajadores, pero no para generar una satisfacción genuina con su trabajo. Además, cuando el trabajador consideraba que estos factores no eran lo suficientemente excelentes o apropiados generaban descontento de forma muy rápida.

Factores de motivación

A diferencia de los factores de higiene, los factores de motivación son intrínsecos al trabajadores, puesto que estos están directamente asociados a la satisfacción tanto con el cargo como con la índole o con el tipo de tareas que la persona realiza dentro de la empresa.

Estos factores motivacionales sí que estarían bajo el dominio del individuo, e incluyen los sentimientos o la percepción que el trabajador tiene sobre su crecimiento y desarrollo dentro de la empresa, así como del reconocimiento profesional, del deseo de autorrealización y de la necesidad de responsabilidades, etc.

Durante mucho tiempo, los puestos de trabajo eran creados con la intención de cubrir las necesidades de eficiencia y económicas de la empresa, eliminando cualquier posibilidad de que el trabajador se sintiera motivado por crecer o por desarrollar su creatividad laboral, provocando un sentimiento de indiferencia y desgana.

Estos factores motivacionales intrínsecos son:

  • Facultad estimulante del trabajo
  • Sentimientos de autorrealización
  • Logros
  • Reconocimiento por parte de superiores
  • Posibilidad de aumento de las responsabilidades

Conclusiones

Tras la identificación de todos estos factores Herzberg extrajo una serie de conclusiones que completaban su teoría:

  • Un mal ambiente provoca una insatisfacción inmediata en los trabajadores, pero un ambiente laboral saludable no garantiza la satisfacción de estos.
  • Evitar la insatisfacción laboral es igual de importante que promover la satisfacción en el trabajo.
  • Los factores de higiene y los de motivación se activan y desactivan de forma independiente, pudiéndose dar en una misma persona características de ambos factores.
  • Los factores de higiene tienen todos la misma relevancia.
  • El perfeccionamiento y desarrollo de los factores de higienen tiene efectos positivos a corto plazo.
  • Los factores de higiene son temporales y cíclicos. Por lo que el trabajador va renovando estas necesidades conforme pasa el tiempo.

Enriquecimiento de las tareas según este psicólogo

Como se menciona al principio del artículo, Frederick Herzberg también adquirió su popularidad dentro de la psicología del trabajo gracias a la introducción del enriquecimiento de las tareas. El propio Herzberg elaboró una serie de consejos para mejorar la satisfacción de los trabajadores.

Estos consejos son:

  • Abolir o eliminar ciertos controles manteniendo la responsabilidad del trabajador sobre su propia tarea.
  • Aumentar el número de responsabilidades que recaen en cada trabajador.
  • Menor autoridad desde la cúpula de la empresa y mayor libertad para los trabajadores.
  • Retroalimentación sobre los resultados y objetivos de cada trabajador.
  • Asignación y distribución de tareas nuevas y diferentes, aumentando el grado de complejidad de estas.
  • Asignación de labores que permitan al trabajador demostrar sus habilidades y progresar profesionalmente.