¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

5 consejos para construir una sana relación de pareja

Algunos consejos generales para reforzar la relación de pareja y volverla lo más saludable posible.

5 consejos para construir una sana relación de pareja

Las relaciones de pareja son parte fundamental del bienestar general que experimentamos en nuestras vidas. Y después de más de una década trabajando con parejas en diferentes partes del mundo, puedo tener claro cuáles son los problemas más comunes que enfrentamos; como la comunicación, la falta de empatía y falta de honestidad emocional; porque yo mismo los he vivido más de una vez, y nunca son fáciles de manejar. Por ello les traigo los 5 mejores consejos para crear una sana relación de pareja.

Consejos básicos para tener una relación de pareja saludable

Ten en cuenta estos consejos para reforzar el vínculo de pareja.

1. La comunicación base todo

Este consejo es la base de toda relación afectiva de calidad, pero no es cualquier comunicación, sino esa que expresa con honestidad lo que sentimos. Es lo que llamo honestidad emocional; y esta llega a ser la piedra en el zapato, porque desde pequeños nos enseñaron a ocultar nuestras verdaderas emociones. Como por ejemplo, cuando nos regalaban algo que no nos gustaba y nuestros padres nos obligan a sonreír y decir que si nos gustó, aunque esto no fuera cierto.

Y esa educación de la infancia y otras de ese tipo nos condicionan a llevar esas malas prácticas a nuestras relaciones de pareja; y claro, al no decir con honestidad lo que sentimos, no le permitimos a nuestra pareja conocer realmente quiénes somos. Para que el amor prospere necesita de honestidad emocional, para poder avanzar al siguiente paso.

2. Negociación

Este punto tiene un valor especial para mí, ya que al padecer TEA (Trastorno del espectro autista) y poseer limitadas herramientas sociales, típico de esta condición, era muy difícil lograr comunicar de verdad mi realidad emocional; lo que hacía casi imposible poder llegar a la negociación, lo que me empujaba a caer en una conducta complaciente, que si bien no generaba mayor conflicto, me frustraba cada vez más. Y esto, a mediano y largo plazo, generó múltiples fracasos en mi vida sentimental.

No fue hasta que me dediqué a mi educación emocional, que logré poner mis conversaciones en el punto idóneo para negociar.

Y es esperanzador saber esto, ya que si yo con una condición neurofisiológica atípica (tengo un cerebro diferente a la media) logré educarlo y generar nuevas y más eficientes conexiones sinápticas, que me permitieron entender mis emociones y gestionarlas, pues tú, mi estimado lector, también puedes lograrlo. Así pues, negociar es exponer la propia posición frente a un tema, escuchar a nuestras parejas, validar que su punto es tan válido como el nuestro, y en ese punto buscar un ganar, ganar. Desde ese 50/50 que beneficia a los dos, y sin ganadores ni perdedores, se puede avanzar hacia la construcción de una relación más democrática y equitativa.

“Decide con qué frecuencia quieres ganar la discusión a expensas de tu paz”. Sé realista, ¿Respetas de verdad las necesidades de tu pareja? Comprométete a hacerlo Y verás que en ocasiones ganar es perder.

3. Honestidad emocional

Bueno, esta idea ya la mencioné anteriormente, pero es necesario dejar claro su monumental valor, así que vamos con unos ejemplos que yo mismo he vivido. Hace unos 10 años atrás yo no podía entender mis emociones; y esto no solo es un impedimento para resolver conflictos, sino que le impide a tu pareja conocerte realmente.

Por ejemplo, yo odiaba que en las fiestas me dejara solo y se fuera a bailar con otras personas, pero como no le decía que el solo hecho de estar en lugares ruidosos, con grupos humanos, en lugares reducidos me generaba un malestar emocional tremendo. Ella no tenía forma de saberlo, no podía leer mi mente, y lógico, al ver que no hacía nada, yo me frustraba más, y lo que ella veía era a una persona enojada sin un motivo lógico. Esto la enojaba, y gasolina con fuego… genera una explosión.

En esta breve historia de un conflicto, podemos vislumbrar el potencial destructivo de no comunicar nuestras emociones, ya que, por un lado, hace imposible la negociación, y la elaboración de acuerdos; sino que impide que tu pareja logre comprender quien eres de verdad, y por ese camino no puede prosperar el amor. Expresa con respeto lo que sientes, lo que te gusta y lo que no, es la única vía para crecer como pareja.

Relación de pareja saludable

4. Pon límites

Una relación real y sana debe tener límites claros, ¿cómo los defino? Si ya te abriste a la honestidad emocional, ya sabes que te genera malestar emocional, qué situaciones son desagradables y cuáles te agradan; y es sobre este conocimiento que determinas que cosas o situaciones puedes dejar pasar, cuáles negociar y cuáles no están abiertas a negociación. Recuerda decirle que no a tu pareja no te convierte en una mala persona, ni es tu responsabilidad lo que sienta la otra persona, mientras sea con respeto ningún «no» es negativo.

5. Crea un plan de acción

Por último, si no pones en práctica, si no generas un plan de acción para la ejecución de los cambios o acuerdos a los que llegaron con su pareja, créanme, será solo posponer una crisis, que podría ser evitada, con solo tomar en serio lo que nuestra pareja nos comunica. Darle el mensaje por medio de las acciones, que de verdad me importas. Y eso, queridos lectores, es lo que hace el amor.

Comunica, llega a acuerdos justos, es honesto, tiene límites claros y hace lo que sabe que debe hacer para no generar dolor ni a él mismo ni a quien ama.

Llegó la hora de navegar

Concluyendo, construir una sana relación de pareja implica crecer como individuos, para poder apoyar el desarrollo de la relación, no es un camino fácil, y puede que descubras que no tienes los recursos emocionales o psicológicos para llevar a buen término esta tarea. Si ese es el caso, no dudes en buscar ayuda profesional, el 75 % de las parejas que buscan terapia solucionan sus diferencias; recuerda, pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino una muestra de inteligencias y amor.

Artículos relacionados