Los celos forman parte de los problemas de pareja más habituales. De hecho, en algunos casos al extremo de la psicopatología, y por desgracia, no son pocas las situaciones en las que van de la mano del maltrato.

Sin embargo, si el comportamiento celoso no llega a ser tan severo y constituye por sí mismo el principal problema de la relación, es posible superarlo tomando ciertas medidas. Veámoslo en este artículo, centrándonos en esta pregunta: ¿qué hacer si mi pareja es demasiado celosa?

¿Cuáles son las señales de que tu pareja tiene celos?

Una de las características de los celos es que produce un efecto de “profecía autocumplida”: deterioran el estado de la relación hasta un punto en el que, si no se interviene a tiempo, aparecen motivos reales por los que preocuparse ante la posibilidad de que la otra persona corte la relación. Por eso, y por el hecho de que el comportamiento ligado a los celos produce mucho malestar en la persona que se siente controlada o chantajeada emocionalmente, es importante detectar este problema rápidamente, porque de no ser así lo más probable es que todo empeore.

Evidentemente, existen infinidad de maneras de expresar una predisposición problemática a los celos. Sin embargo, algunas de las más habituales son las siguientes (aunque no tienen por qué darse todas a la vez).

  • Muestra malestar cuando sales con los/as amigos/as y se queda en casa.
  • Intenta saber constantemente con quién te estás mensajeando.
  • A veces trata de hacerte sentir mal por sus celos.
  • Pone a prueba con mucha frecuencia el grado en el que te atrae.
  • Ante la incertidumbre y la ambigüedad, interpreta tus acciones como una señal de que te gusta alguien más.
Pareja

¿Qué hacer si tu pareja es demasiado celosa?

Estos son varios consejos que pueden resultar útiles una vez adaptados a cada caso.

1. Plantéate si estás sufriendo una situación de maltrato

Lo primero de todo es tener claro que la prioridad es tu bienestar físico y mental, así que todo debe empezar a partir de esta pregunta: ¿estoy siendo víctima de maltrato? Recuerda que no solo existe el maltrato físico, y de hecho el maltrato psicológico es muy habitual, por desgracia.

Si notas que estás sufriendo las consecuencias de una espiral de violencia verbal o de manipulación psicológica y que no puedes salir de ella mientras mantengas una relación con esa persona (dado que es el otro quien tiene el poder de la situación y supone una amenaza), o si simplemente notas que los ataques de la otra persona comprometen tu integridad física o mental de manera seria, rompe la relación cuanto antes y deja de tratar con esa persona.

2. Exprésate con asertividad

Si has determinado que la conducta celosa de tu pareja no constituye maltrato, debes hacerle saber igualmente que la prioridad es que tú dejes de sufrir esos comportamientos por su parte: no deberías dejar que a la hora de abordar esta situación el centro de atención sea ella.

Dile de manera asertiva que no tienes por qué estar padeciendo las consecuencias de sus celos y que le puedes ayudar, pero la responsabilidad última es suya, y debe ser un proceso del que se encargue sin tener que apelar a tu buena voluntad constantemente, ya sea pidiéndote favores o exigiendo cosas de ti.

3. Ayúdale a detectar y reconocer como tales los problemas por celos

Cuando haga algo en lo que se plasme su predisposición a los celos, llámale la atención sobre eso, en ese momento. Es importante que lo hagas justo cuando ocurra, para que aprenda a asociar esa clase de conductas con el concepto “celos problemáticos”.

4. Ayúdale a aceptarse

Muchas veces, los problemas por celos surgen sobre todo de un problema de inseguridades personales y baja autoestima. Esto es lo que puede estar ocurriéndole a tu pareja. Por eso, no está de más que refuercen su capacidad para aceptarse y quererse, hablándole de lo que le gusta de ella. Una de las implicaciones de esto es que no tiene sentido esperar de ti que te vayas con otra persona, porque no estás con tu pareja por motivos arbitrarios sino que realmente te aporta lo que nadie más te aporta.

5. Practicad ejercicios de imaginación guiada

Este es un recurso utilizado en psicoterapia, pero también podéis intentar utilizarlo por vuestra cuenta. Consiste en cerrar los ojos e imaginar vívidamente situaciones que constituyen un reto o que producen ansiedad o estrés; es una manera de “practicar” mentalmente y superar miedosa partir de las descripciones y narraciones que va realizando otra persona.

En este caso, le puedes ayudar como “narrador/a” de experiencias imaginarias que normalmente hacen que sufra celos, permitiendo que se acostumbre a reaccionar de esa manera cuando ocurra.

¿Estás buscando asistencia psicológica profesional?

Los problemas en las dinámicas de pareja pueden ser abordados eficazmente y superados desde el apoyo psicológico profesional. Si te estás planteando utilizar esta clase de servicios, te animo a que te pongas en contacto conmigo.

Soy psicólogo especialista en el modelo cognitivo-conductual y trabajo atendiendo a adultos y adolescentes, interviniendo en casos de crisis de noviazgo o matrimoniales, problemas en la gestión de las emociones, falta de habilidades comunicativas, y muchos otros aspectos que afectan a los vínculos afectivos y las interacciones sociales en general. Las sesiones pueden ser realizadas presencialmente en Madrid, o bien mediante el formato online por videollamada.

Referencias bibliográficas:

  • Bevan, J.L. (2004). General partner and relational uncertainty as consequences of another person's jealousy expression. Western Journal of Communication. 68(2): 195 - 218.
  • Mathes, E. (1991). A Cognitive Theory of Jealousy. The Psychology of Jealousy and Envy. New York: Guilford Press.
  • Shackelford, T.K.; Voracek, M.; Schmitt, D.P.; Buss, D.M.; Weekes-Shackelford, V.A.; Michalski, R.L. (2004). Romantic jealousy in early adulthood and in later life. Human Nature. 15 (3): 283 - 300.