10 características de las personas positivas

Estas son las características distintivas de las personas positivas y de su manera de vivir.

Personas positivas

Las personas positivas nos alegran el día, y se lo alegran a sí mismas. Mantener una visión positiva de la vida, del mundo y de los demás es una de las mejores maneras para prevenir problemas psicológicos gracias a que se atrae al bienestar y satisfacción psicológicas.

La positividad es algo que deberíamos ejercer más personas. Cierto que en la vida hay altibajos, momentos en los que resulta difícil verle el lado bueno a las cosas, pero desde luego si no hacemos un esfuerzo más difícil nos será salir del bache. Es necesario mantener una actitud positiva.

A continuación vamos a descubrir las características de las personas positivas, rasgos que nos servirán para identificarlas y, también, que podemos usar como una guía para introducirlos en nuestras vidas e intentar ser más felices.

Las características distintivas de las personas positivas

La vida es demasiado corta como para no disfrutarla y ver siempre el lado malo de las cosas. Cierto que hay momentos en los que nos pasan cosas, imprevistos y problemas que no nos sacan nuestro lado más optimista precisamente. No obstante, cabe decir que tomar una visión positiva de la vida, el mundo y los demás nos beneficia muchísimo más que si vivimos malhumorados creyendo que el mundo solo alberga dolor y frustración.

Definir qué es exactamente una persona positiva, con todos sus rasgos, matices y actitudes es complicado. Para ello necesitaríamos todo un manual de personalidad, uno en el que se hubiera hecho un sistemático análisis de casos de personas conocidas por su gran optimismo hacia la vida. Incluso entre las personas positivas encontraríamos gran diversidad de personalidades, habiendo personas positivas de una manera y otras, de otras.

Pero con el fin de presentar una clasificación orientativa, a continuación vamos a destacar las principales características de las personas positivas, a fin de poder identificarlas y, también, intentar introducirlas en nuestras vidas para convertirnos en una de ellas.

1. Son generosas con los demás

Las personas positivas son generosas con los demás. Está en su naturaleza lo de ser dadivosos, compartiendo con el resto aquello que perciben como útil o que ayude a mejorar a los demás. Cuando algo bueno les ocurre, sienten que deben contagiar al resto de su propia suerte.

2. No le temen a la introspección

Una característica fundamental en este tipo de gente es que no le temen a la introspección. Suelen hacer autocrítica, afrontando sus propios errores para ver cómo mejorar y evitar fallos del pasado. No se protegen detrás de un escudo de excusas, justificaciones sin sentido y orgullo: si algo ha salido mal por su culpa, toca reconocerlo y evitarlo que vuelva a suceder. Las personas positivas saben que los errores sirven para aprender.

3. Son capaces de ver lo positivo en los demás

Muy difícilmente una persona es totalmente “mala”. Las personas somos seres con matices, con nuestras cosas buenas y nuestras cosas malas, hecho que tienen muy presente las personas positivas.

Características de las personas positivas

Todos hacemos juicios de valor sobre las personas con las que interactuamos e inconscientemente, nos creamos expectativa al respecto a ellas. Este no suele ser el caso de las personas positivas quienes tratan de evitar este sesgo tan humano. De hecho, de forma casi automática, tratan de ver lo mejor de los demás y, gracias a ello, son personas que facilitan la creación de climas sociales positivos.

4. Tienen confianza en sí mismas

Las personas positivas creen en sí mismas. Conceden un alto valor a su forma de ser, pero sin dejar de ser objetivos para, así, detectar posibles fallos y mejorarlos. Creen en lo mucho que tienen y, también, creen en la capacidad de mejorar, de crecer como personas.

5. Se orientan hacia las soluciones

Las personas positivas se centran en la solución de un problema. No malgastan su tiempo en darle vueltas una y otra vez a una solución que no ha funcionado, o quejarse constantemente de que algo no les sale como querían.

Lo que hacen es poner toda su energía en encontrar alternativas que les sirvan para ver si los pueden resolver. Lo hacen siendo realistas, sabiendo que si hay algo que no se puede solucionar, malgastar tiempo y demasiado esfuerzo no es el camino.

6. Se responsabilizan de su vida

Se responsabilizan de su vida y tienen muy claro que sin acción no se puede llegar a las metas. Para alcanzar los objetivos que nos proponemos es necesario que hagamos algo para llegar a ellos, que actuemos, algo que las personas positivas tienen muy claro y hacen de forma natural. Responsabilizarse de nuestras propias vidas significa dejar de culpar a la aleatoriedad o el destino para entender que, en muchos casos, nuestro éxito depende de nosotros.

7. Detectan y aprovechan las oportunidades

Este tipo de personas tienen la capacidad de detectar las oportunidades donde la mayoría no es capaz de ver nada. Esto es gracias a que, al ver el mundo con una sonrisa en la cara, no caen en el sesgo de negatividad, aquel que nos hace valorar más las cosas malas, opacando las buenas. Si uno busca lo bueno, tarde o temprano aparecerá.

8. Tienen una buena autoestima

Ser una persona positiva y tener alta autoestima son un binomio inseparable. No se puede ser positivo con el mundo ni con la vida si no se tiene una valoración positiva de uno mismo. Tener una buena autoestima es un signo de ser una persona emocionalmente equilibrada, satisfecha con nuestras fortalezas y debilidades, y que entiende que aun pudiendo mejorar se puede ser feliz.

9. Son personas proactivas

Una de las características más destacables de las personas positivas es su proactividad. En vez de quedarse sentadas esperando a que las cosas sucedan, lo que hacen es ponerse manos a la obra, movilizando medios y recursos que tengan a su alcance para intentar que su vida siga adelante y crezcan como personas. No esperan a que la inspiración y la motivación les llegue por arte de magia, sino que la atraen.

10. Saben perdonar para vivir en paz

No se puede ser una persona positiva si se alberga rencor, es una contrariedad en toda regla. Este tipo de personas son capaces de perdonar, no tanto pensando en quienes les han hecho daño, sino más bien para sentirse en paz consigo mismos. No se puede tener una visión positiva de la vida si uno le da vueltas a lo malo que le han hecho en el pasado. ¿Acaso sirve de algo?

  • Fredrickson, B. L. (2013). Updated thinking on positivity ratios. American Psychologist, 68(9), 814–822.
  • Ford, T. E., Lappi, S. K., & Holden, C. J. (2016). Personality, Humor Styles and Happiness: Happy People Have Positive Humor Styles. Europe's journal of psychology, 12(3), 320–337.
  • Rego, Arménio & Ribeiro, Neuza & Cunha, Miguel & Jesuino, Jorge. (2011). How happiness mediates the organizational virtuousness and affective commitment relationship. Journal of Business Research. 524-532.

Clínica de terapia psicológica en Madrid

Madrid

El Centro Psicológico Cepsim cuenta con un equipo de Psicólogos Sanitarios y Clínicos especializados en diferentes problemáticas como: ansiedad, fobias, depresión, problemas sexuales, relacionales, malos tratos, adicciones, dependencia emocional, entre otros.

Realizamos terapia a niños, adolescentes y adultos. Ofrecemos una atención integral, personalizada y de avanzada, ya que aplicamos y combinamos las técnicas psicológicas tradicionales con las de última generación. Además ofrecemos un espacio seguro, tranquilo, donde la prioridad es la escucha activa y la comprensión.

En nuestras intervenciones buscamos que la persona sienta mejoría desde el inicio del tratamiento, por lo que fomentamos el trabajo terapéutico desde el primer momento y elaboramos un plan a la medida de cada persona acompañándole en todo el proceso, hasta conseguir la mejoría en forma estable. Realizamos terapias presenciales y online.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados