El Estudio de Valores, un test de personalidad elaborado por Gordon Allport, Philip Vernon y Gardner Lindzey, fue uno de los primeros instrumentos psicológicos que se desarrollaron con el objetivo de evaluar los valores personales o las motivaciones básicas. En este artículo analizaremos el contenido, el modo de aplicación y las variables que mide esta prueba.

El Estudio de Valores de Allport

El psicólogo estadounidense Gordon William Allport (1897-1967) es conocido principalmente por su teoría personalística, uno de los primeros intentos de explicar la personalidad humana desde la psicología, enfatizando en la individualidad de cada ser humano y en el aspecto activo de nuestra naturaleza, que nos impulsa a alcanzar metas.

En el año 1931 Allport, junto con Philip E. Vernon y Gardner Lindzey, publicó una escala de evaluación de los valores personales, que también pueden ser entendidos como motivaciones básicas. Esta prueba se basó de forma directa en el libro “Tipos de hombres” del filósofo Eduard Spranger y sus creadores la denominaron “Estudio de Valores”.

Allport pensaba que una buena forma de analizar la personalidad de un individuo concreto consiste en evaluar cuáles son sus valores morales. En este sentido dio mucha más importancia al momento presente que a la historia personal, en la que se focalizaba la orientación psicoanalítica, que dominaba la psicología de la época.

El objetivo del test de Allport y sus colaboradores es determinar el peso relativo que tienen para un individuo determinado seis tipos de valores: el teórico, el económico, el estético, el social, el político y el religioso, que Spranger consideraba fundamentales. Más adelante describiremos en detalle la definición de cada una de estas motivaciones básicas.

Contenido y modo de aplicación de la prueba

El test de Allport consta de dos partes. La primera de ellas está compuesta por preguntas dicotómicas; por ejemplo, el ítem 24 (“¿Cuál de estos libros escogería?”) incluye las opciones de respuesta “A) Historia de la religión” y “B) Historia del desarrollo industrial”. En la actualidad cada ítem incluye cuatro opciones de respuesta en función de la intensidad de la preferencia.

La segunda parte contiene planteamientos con cuatro opciones de respuesta que se deben ordenar en función del grado de preferencia relativo. Así, en el ítem número 9. (“¿Qué tema preferiría tratar en una reunión con amigos íntimos?”) habría que ordenar las opciones “A) El significado de la vida”, “B) Las últimas novedades científicas”, “C) La literatura” y “D) El socialismo”.

El número total de ítems de la prueba se eleva a 240: en la primera parte se adjudican 90 puntos a uno u otro de los valores que se evalúan, mientras que en la segunda se reparten 150 puntos según cómo se hayan ordenado las opciones de respuesta de cada uno de los elementos.

El Estudio de Valores se puede aplicar tanto de forma individual como colectiva (es decir, a varias personas a la vez). Aunque no hay un tiempo límite establecido para completar la prueba, los examinados deben procurar contestar a las preguntas de forma más o menos rápida. Es importante mencionar que el test fue concebido para personas con estudios superiores.

Los 6 valores reflejados en el test

Los resultados del Estudio de Valores consisten en la obtención de seis puntuaciones, una para cada una de las motivaciones básicas manejadas por Spranger, así como por Allport y sus colaboradores. La comparación entre las puntuaciones en unas y otras variables indica cuán importante es cada uno de estos valores (o tendencias conductuales) para la persona.

1. Teórico

Las personas con una puntuación elevada en el valor teórico quieren descubrir la verdad sobre las cosas, es decir, obtener conocimientos ordenados y sistematizados a través de criterios lógicos y empíricos.

2. Económico

El valor económico se asocia con la focalización en lo material y en lo práctico. Esto incluye la acumulación de bienes, el ahorro de energía y la concepción utilitarista de las relaciones con otras personas.

3. Estético

Quienes puntúan alto en esta motivación valoran la belleza, la armonía y los aspectos formales de la realidad, lo cual se opone en cierto modo al valor teórico. Su satisfacción personal se deriva de la creación y/o de la contemplación de experiencias estéticas.

4. Social

La motivación principal de estas personas es tener la compañía de otras, y la ayuda al prójimo constituye su valor nuclear. Las puntuaciones elevadas en esta variable indican altruismo, amabilidad, compasión y generosidad.

5. Político

En este caso la motivación principal es la obtención de poder y control sobre la conducta de otros individuos; esto se asocia con el liderazgo. Los conocimientos son vistos como medios para alcanzar tal objetivo.

6. Religioso

Según Allport, las personas gobernadas por motivos religiosos orientan su comportamiento en función de sus creencias espirituales y éticas. Tanto la definición de este valor como los ítems que lo componen resultan ambiguos y son probablemente la mejor muestra del impacto negativo que ha ejercido el paso del tiempo sobre el Estudio de Valores.