Las 10 principales ventajas de ser una persona extravertida

Estas son las principales ventajas de las que suelen disfrutar quienes son más extravertidos.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Las ventajas de ser una persona extravertida

Dentro de los diferentes tipos de personalidad, uno de los rasgos más característicos de cada individuo es la introversión o la extraversión.

Vamos a centrarnos en el segundo de ellos para descubrir cuáles son los factores de esta condición que resultan más beneficiosos para la persona, a diferentes niveles. Para ello contaremos con diferentes ejemplos de ventajas de ser una persona extravertida que ayudarán a visualizar todos estos fenómenos.

¿Qué es el rasgo de personalidad de la extraversión?

Para poder lanzarnos a realizar un listado de las ventajas de ser una persona extravertida, primero hemos de realizar una pequeña introducción teórica para comprender adecuadamente qué es exactamente eso de la extraversión. Se trata de un concepto psicológico introducido por el psicoanalista Carl Jung y que posteriormente se ha seguido utilizando como rasgo de personalidad en diferentes modelos, como el modelo PEN o bien el de los cinco grandes o big five.

La extraversión se corresponde con un carácter sociable. Las personas extravertidas disfrutan pasando tiempo con los demás, son muy habladores y demuestran mucha energía. En contraposición, los individuos introvertidos prefieren pasar más tiempo solos o en compañía de personas muy concretas y tienden a ser mucho más callados y reflexivos que los otros.

Seguramente, al leer el título de ventajas de ser una persona extravertida, a muchos lectores les habrá surgido una duda habitual a nivel lingüístico, pues es frecuente encontrar el término extrovertido en su lugar. Entonces, ¿cuál es la terminología adecuada? Lo cierto es que ambos términos están aceptados, si bien el más extendido sería el de extroversión, pero la forma original y por tanto, la culta, es la de extraversión, ya que utiliza el prefijo latino extra.

Es importante tener en cuenta que, cuando hablamos de los rasgos de personalidad no significa que una persona sea totalmente extravertida o totalmente introvertida, pues se trata de una escala continua en la que, habitualmente predominará una de las dos condiciones, sin que esto signifique que no se manifiesten rasgos del otro polo.

Incluso puede darse el caso de encontrarnos ante una persona ambivertida, que por lo tanto mostrará signos de extraversión o bien de introversión dependiendo de la situación en la que se encuentre, sin que predomine ninguno de los dos extremos.

Ventajas y beneficios de ser una persona extravertida

Una vez que ya conocemos lo que significa la extraversión, podemos comenzar a hablar de las principales ventajas de ser una persona extravertida. Comencemos con ellas.

1. Es un predictor de bienestar

Probablemente, la ventaja más importante cuando hablamos de extraversión, es que este rasgo es un indicador de bienestar en el individuo. Según el estudio de Jeromy Anglim y sus colaboradores, de 2019, las personas que puntúan alto en el rasgo de extraversión es el que mejor predice el bienestar de la persona.

Esta afirmación nos permite anticipar que, un individuo que disfruta especialmente de las situaciones sociales y otras condiciones propias de la extraversión, probablemente va sentirse algo más feliz que las personas que no tienen este rasgo. Lógicamente, todas estas cuestiones tratan en términos estadísticos, por lo que habrá casos particulares de todo tipo.

2. Confianza

Otra de las ventajas de ser una persona extravertida es la confianza que dichas personas tienen en ellos mismos. Estos individuos suelen ser atrevidos y tienen menos dificultades para enfrentarse a situaciones que les hacen salir de su zona de confort. Y es que, por su condición, necesitan de una constante estimulación, lo que les lleva a buscar nuevas experiencias.

Por eso, ante un desafío, los sujetos con extraversión cuentan, de base, con una ligera ventaja frente al resto, pues tienen menos preocupación por los resultados y más confianza en poder enfrentarse al reto, lo cual retroalimenta las probabilidades de éxito frente al mismo, pues no se ven bloqueados por la indecisión ni las predicciones pesimistas.

3. Liderazgo

También se ha comprobado que la extraversión correlaciona con cualidades como el liderazgo. Tiene sentido, pues la sociabilidad y la dominancia son características habituales en las personas que puntúan alto en extraversión, y dichas propiedades son también algunas de las más habituales en las personas que se perciben como líderes.

Los sujetos extravertidos tenderán a buscar la afirmación cuando se encuentran en situaciones sociales, lo que se corresponde con las características del liderazgo. Ante un conflicto, suelen ser más proclives a exponer su visión, ofreciendo una vía de actuación que conduzca al equipo hacia el éxito.

4. Promoción

Continuando con las ventajas de ser una persona extravertida y, en línea con el punto anterior, la probabilidad de lograr una promoción laboral es mayor para estos individuos. Esta cuestión se sustenta en el hecho de ser percibidos como líderes, el tener confianza como para buscar nuevos desafíos y además la propia visibilidad que estos individuos generan, frente a las personas introvertidas, que prefieren pasar desapercibidas.

Gracias a estas cualidades, las probabilidades de que los individuos extravertidos alcancen puestos de mayor responsabilidad son mayores. Una cuestión diferente es el rendimiento que alcancen en dichos puestos, pero el camino para llegar a los mismos será más sencillo que para otras personas, que pueden encontrarse con más dificultades.

5. Rapidez

La rapidez es otra de las ventajas de ser una persona extravertida. Obviamente, no quiere decir que estos individuos sean más veloces. Esta característica hace referencia a la rapidez de acción y de pensamiento. Los sujetos extravertidos se encuentran a gusto con las situaciones nuevas, les aportan la variedad de estímulos que ellos buscan.

Por eso, ante un imprevisto, en lugar de paralizarse o de venirse abajo, serán más proclives a realizar un rápido análisis que les permita tomar una decisión en poco tiempo y actuar frente al inconveniente que se han encontrado en su camino. La decisión tomada podrá ser más o menos eficaz, pero el tiempo invertido en tomarla habrá sido menor que el de otras personas.

6. Oradores

Si hablamos de las ventajas de ser una persona extravertida, no podemos olvidar que suelen ser unos excelentes oradores, una cualidad muy apreciada en determinados sectores. Parece lógico pensar que, un sujeto que adora estar en situaciones compartidas con otra gente e incluso ser el foco de atención, se sentirá cómodo hablando ante una audiencia.

Incluso supondrá un desafío y una motivación extra si el discurso en cuestión es de una especial relevancia, se hace frente a personas que representan una autoridad en algún sentido o está siendo evaluado. Ese tipo de situaciones supondrán una estimulación adicional que le proporcionarán las nuevas sensaciones que necesita.

7. Persuasión

En línea con la ventaja anterior, podríamos afirmar que a las personas extravertidas no solo les gusta hablar y además se les da bien, sino que esto les convierte en individuos con un alto poder de persuasión, otra de las características de los líderes, cualidad que veíamos anteriormente.

Estos individuos disfrutan hablando pero también convenciendo. Por eso, son especialmente diestros en las labores comerciales, pues no temen el enfrentarse al “no” y siempre encontrarán la forma de contraargumentar para lograr sus objetivos y hacer cambiar de opinión al interlocutor.

8. Sistema inmune más fuerte

Una de las ventajas de ser una persona extravertida más curiosas, ya que no tiene que ver con factores psicológicos, es que cuentan con un sistema inmunológico más fuerte, como parecen mostrar estudios como el de Kavita Vedhara, en el 2015. La explicación no está del todo clara, pues a priori se podría pensar que, precisamente por su mayor grado de exposición, podrían tender a contraer enfermedades más fácilmente.

Pero quizás sea justo esa sobreexposición al ambiente la que ha permitido que el sistema inmune de estos individuos se fortalezca lo suficiente como para mostrar un menor grado de infecciones que el resto de sujetos.

9. Círculo social

Evidentemente, entre las ventajas de ser una persona extravertida también encontramos la consecuencia lógica de contar con un círculo social más amplio. Por su propia naturaleza, estos sujetos van a tender a trabar amistades con facilidad y a ampliar cada vez más el número de personas de su confianza.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, los introvertidos, aunque tiendan a relacionarse con menos personas, podrán perfectamente contar con personas de su más íntima confianza, aunque no sean tan abundantes. Estos sujetos preferirán un círculo más reducido pero con relaciones de una gran calidad.

10. Irradiadores de energía

Para cerrar el listado de las ventajas de ser una persona extravertida, no podemos olvidar que estos individuos tienden a ser auténticos irradiadores de energía para los demás. Con su energía, entusiasmo y liderazgo, pueden contagiar de alguna manera a otras personas menos proactivas, que gracias a ellos se embarcarán en proyectos y situaciones con las que probablemente no se hubieran atrevido de no haber contado con ese impulso extra.

Referencias bibliográficas:

  • Lukaszewski, A.W. (2021). Evolutionary perspectives on the mechanistic underpinnings of personality. The handbook of personality dynamics and processes. Elsevier.
  • Anglim, J., Horwood, S., Smillie, L.D., Marrero, R.J., Wood, J.K. (2020). Predicting psychological and subjective well-being from personality: A meta-analysis. Psychological Bulletin.
  • Vedhara, K., Gill, S., Eldesouky, L., Campbell, B., Arevalo, J., Ma, J., Cole, S. (2015). Personality and gene expression: Do individual differences exist in the leukocyte transcriptome? Psychoneuroendocrinology. Elsevier.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados