Un antidepresivo con efectos secundarios a tener en cuenta.

La trimipramina es un fármaco que se utiliza para tratar principalmente estados depresivos, aunque también se prescribe en el caso de trastornos del sueño y de ansiedad, así como en algunos trastornos psicosomáticos. Por su elevado riesgo de generar efectos adversos, este fármaco suele prescribirse con estricta vigilancia médica.

A continuación veremos qué es la trimipramina, para qué sirve, cuáles son sus posibles efectos adversos y cómo se comercializa.

Qué es la trimipramina y para qué sirve este fármaco

La trimipramina es un antidepresivo de tipo tricíclico que tiene propiedades sedantes y anticolinérgicas. Estas últimas actúan de manera tanto central como periférica en el sistema nervioso. Su mecanismo de acción no es del todo conocido, pero se encuentra químicamente relacionado con otro fármaco de tipo tricíclico que se llama imipramina.

Los antidepresivos de tipo tricíclico y tetracíclicos son dos de los primeros en ser utilizados dentro de la psicofarmacología. Se trata de fármacos que impiden la recaptación de serotonina, y a veces de noradrenalina, en el espacio sináptico, lo que produce una concentración alta de dichos neurotransmisores y una reducción de algunos síntomas de depresión.

La trimipramina se utiliza principalmente para tratar estados depresivos, tanto si son leves como graves. Pero es también utilizado para el tratamiento de trastornos psicosomáticos que tienen un trasfondo depresivo, así como para estados de ansiedad y alteraciones del sueño. La mejoría asociada a este fármaco se presenta, por lo general, luego de las primeras semanas, o a veces un poco más, desde que se inicia el tratamiento.

En el mismo tiempo, es decir, durante las primeras fases de la recuperación, el riesgo de suicidio que muchas veces acompaña a la depresión puede aumentar. Por lo tanto se recomienda acompañar cercanamente a la persona hasta que se produzcan los primeros signos de mejoría.

De hecho, hasta hace poco, los fármacos tricíclicos y tetracíclicos eran de los antidepresivos más utilizados. No obstante, al tener un mecanismo de acción inespecífico dichos fármacos suelen afectar otras sustancias importantes para el organismo (como la acetilcolina, la histamina y la dopamina). Esto eleva la probabilidad de sufrir efectos adversos, así como de mortalidad por sobredosis, por lo que su prescripción se ha reducido.

Vía de administración y dosis recomendada

El nombre comercial de la trimipramina es Surmontil y se comercializa en comprimidos que contienen 35 mg de maleato de trimipramina, lo que equivale a 25 mg del principio activo.

El Surmontil administra por vía oral, y en el caso de prescribirse para tratar depresiones menores, estados psicosomáticos, o trastornos de sueño y de ansiedad, suele administrarse por única toma entre 12.5 mg y 50 mg, generalmente por la noche. Por otro lado, en el caso de una depresión severa, se recomienda por lo general la toma de 300 mg a 400 mg al día en 2 a 3 tomas. Su periodo de validez es de 5 años y se aconseja conservarlo a una temperatura que no rebase los 25º.

Así mismo, cuando se hace necesario reducir las dosis, la recomendación general es hacerlo de manera progresiva y vigilar el riesgo de síndrome de privación.

Posibles efectos secundarios

Tal como ocurre con otros fármacos antidepresivos de tipo tricíclico, los efectos adversos que la trimipramina genera son los siguientes:

  • Pérdida de peso.
  • Problemas endocrinos, como hipertrofia mamaria o galactorrea.
  • Reacciones cutáneas alérgicas.
  • Dificultades hematológicas.
  • Síncope.
  • Boca seca y retención urinaria.
  • Elevación de la inhibición psicomotriz.
  • Cambios de humor con aparición de episodios maníacos.
  • En personas mayores de 50 años hay mayor riesgo de fracturas óseas.
  • Ideación y comportamiento suicida, especialmente en menores de 25 años, los estudios han mostrado que esto ocurre una vez iniciado el tratamiento o en cuanto este termina.
  • Síndrome serotoninérgico, que puede ser mortal y puede producir excitación neuromuscular, cambios autónomos y cambios en el estado mental; y que puede ocurrir cuando este fármaco se mezcla con otros principios activos serotoninérgicos.
  • Trastornos del sistema nervioso, que pueden ocasionarse por los efectos periféricos de la trimipramina, por sus efectos centrales o por potenciar la naturaleza misma de la depresión.
  • Trastornos cardiacos.
  • Trastornos de metabolismo y la nutrición.

Contraindicaciones e interacción con otras sustancias

La trimipramina está contraindicada en niños menores de 12 años y en personas que tienen una antecedentes de ideación e intento suicida. Así mismo, la trimipramina tiene el riesgo de producir insuficiencia hepática y renal.

No debe mezclarse con fármacos antidepresivos de tipo IMAO, ni administrarse en periodos cercanos a la última toma de estos. Asimismo, la mezcla de trimipramina con fármacos antidepresivos de tipo ISRS, como la fluoxetina y la fluvoxamina, aumenta el riesgo de toxicidad.

El efecto sedante de este medicamento se potencia cuando se mezcla con sedantes, derivados de la morfina, barbitúricos, antihistamínicos, ansiolíticos, metadona, clonidina e hipnóticos. Lo mismo ocurre si este fármaco se mezcla con bebidas alcohólicas. Hay también riesgo de crisis convulsivas generalizadas si este fármaco se mezcla con medicamentos anticonvulsivos.

Por la posibilidad de su excreción en la leche materna, no se aconseja utilizar este fármaco durante el periodo de lactancia. También hay posibilidad de secretario mediante la placenta, por lo que se desaconseja utilizarlo durante el embarazo.

Así mismo, tal como ocurre con otros medicamentos psicoactivos, este antidepresivo puede alterar algunas facultades físicas y psicológicas, por lo que se recomienda tomar precauciones para conducir o manejar maquinaria pesada.

Referencias bibliográficas:

  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (2016). Ficha Técnica, Surmontil. Recuperado 16 de agosto de 2018. Disponible en https://www.aemps.gob.es/cima/pdfs/es/ft/40115/40115_ft.pdf.
  • Vademecum (2016). Trimipramina. Recuperado 16 de agosto de 2018. Disponible en https://www.vademecum.es/principios-activos-trimipramina-n06aa06.