Pixabay

Aprender idiomas puede ser una ardua tarea, pero para algunos parece cosa fácil. Seguro que todos conocéis a una de esas personas que hablan varios idiomas porque parece que le va la vida en ello. 

Su motivación para hablar distintas lenguas es tan alta que procuran rodearse de gente extranjera, viajan a distintos países para poder aprender el idioma en su medio natural y su mente está preparada para absorber todo aquello que no es de su lengua nativa, igual que un niño explorador, que todo lo curiosea.

¿Cómo aprender idiomas de forma mucho más natural?

Pero además de ser útil para conquistar a una mujer de otro país o para conseguir un trabajo en una multinacional, saber idiomas aporta muchos beneficios, por ejemplo: favorece la creatividadretrasa o aplaca los síntomas de la demencia.

Muchos conocen ya el caso de Matthew Youlden, un joven británico que habla nueve idiomas. Pues bien, a continuación vas a descubrir los 10 consejos para aprender idiomas de la manera más rápida. ¡Así que toma nota!

1. Ten un motivo

Esto puede parecer evidente, pero si no tienes una buena razón o motivo para aprender un nuevo idioma, es posible que no tengas la suficiente motivación para poder esforzarte y superar los obstáculos que se puedan presentar. Por ejemplo, un conocido llamado Juan, aprendió el idioma porque tenía una pareja rusa. Por otro lado, María, una directora de recursos humanos, aprendió el inglés porque consideró que era necesario para crecer profesionalmente.

2. Consigue a un compañero

En el caso de María, aprendió el inglés porque se apuntó a clases son su mejor amiga. Solían viajar juntas a distintos países de habla inglesa: Reino Unido, Australia, Estados Unidos, etc., y, de esta manera, compartían conocimiento y se hacía más ameno el aprendizaje. Tener un amigo o compañero de estudio también puede motivarte a seguir aprendiendo.

3. Háblate a ti mismo

Cuando no tienes a ese compañero contigo, no hay nada de malo en hablarte a ti mismo. Hablarte a ti mismo en el idioma que estás aprendiendo es bueno porque te permite estar practicando durante todo el día. Esto te fuerza a ponerte a prueba y practicar para cuando hables con otra persona.

4. Haz que sea importante para ti

Si haces que se convierta en una prioridad el aprender el idioma, llevarás a cabo acciones que te ayudarán a mejorar el aprendizaje. Por ejemplo, si sabes que la cajera del supermercado de tu pueblo es alemana y estás aprendiendo alemán, siempre que puedas conversa con ella en ese idioma.

5. Diviértete con ello

Aprende el lenguaje de manera divertida. Ver películas en ese idioma o leer libros entretenidos puede ser una buena manera de aprender y mejorar. Otras estrategias como cantar o grabar programas de radio también puede ser divertido y, además, puedes hacerlo con amigos.

6. Actúa como un niño

Esto no quiere decir que te pongas a llorar para que te cojan en brazos o que pintes las paredes de tu casa con un rotulador. La idea de esto es que adoptes una actitud de curiosidad como la que tienen los niños. Además, los niños son desinhibidos y no tienen vergüenza, así que puedes aprender algo de ellos para mejorar el aprendizaje de un nuevo idioma.

Cuando somos pequeños, está permitido equivocarnos, pero a medida que nos hacemos mayores, se nos exige mucho más. No seas duro contigo mismo cuando cometas errores, nadie nace siendo un maestro. Sólo la práctica te permitirá aprender un nuevo idioma.

7. Abandona la zona de confort

Permitirte a ti mismo cometer errores te hace salir de la zona de confort, porque te pone en situaciones que pueden ser embarazosas. Esto puede hacerte sentir miedo, pero es la mejor manera de crecer y de seguir aprendiendo. No importa cuanto estudies el idioma, no vas a mejorar si no hablas con extranjeros, si no pides la comida en los restaurantes, si no preguntas por la dirección, etc. Cuanto más practiques, más aprenderás.

8. Escucha

Tienes que aprender a escuchar antes de hablar. Cualquier idioma suena extraño la primera vez que lo escuchas, pero a medida que vas estudiándolo y escuchándolo se vuelve más familiar. Cuanto más escuches a otras personas hablar en ese idioma, mejor sabrás pronunciar.

9. Lleva contigo un pequeño diccionario

Esto es importante cuando empiezas, pero también cuando tienes conversaciones con gente nativa del idioma que hablas. Siempre va bien tener un diccionario a mano por si te encallas con el vocabulario.

10. Haz nuevos amigos

No hay nada mejor que conocer a gente nueva que comparte los mismos intereses que tú. Hay grupos de gente que hace quedadas para aprender el idioma, y también hay páginas especializadas en las que puedes conocer a nuevos contactos para poder conversar. Quien sabe, igual conoces a alguien suficientemente interesante para entablar una bonita amistad.