Varios principios psicológicos interesantes.

Ya lo decía Mahatma Gandhi: "Mantén tus pensamientos positivos, porque tus pensamientos se convierten en tus palabras. Mantén tus palabras positivas, porque tus palabras se convierten en tus comportamientos. Mantén sus comportamientos positivos, ya que sus comportamientos se convierten en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos, porque tus hábitos se convierten en tus valores. Mantén tus valores positivos, porque tus valores se convierten en tu destino".

Principios que vinculan pensamiento y resultados

La conocida Ley de la Atracción muy popularizada por libros como el Secreto, tiene cierta evidencia científica que enumero a continuación.

1. Pensamiento colateral

Entender el significado del pensamiento colateral (pensamientos/ percepciones y manifestaciones positivas o pensamientos/ percepciones y manifestaciones negativos), lo similar atrae lo similar. Cuando tenemos pensamientos positivos, nos sentimos bien y lo transmitimos al contrario que cuando tenemos pensamientos negativos. Estos pensamientos repercuten de forma directa en nuestra manera de actuar, interaccionar, percibir y recibir.

Además, entre otros estudios, la investigación conducida por Wetzel evidenciaba que nos sentimos más atraídos por personas con opiniones parecidas, nos sentimos más afines a estas personas.

2. Cambia tu estado de ánimo, tienes el poder de hacerlo

Una gran parte de la Ley de Atracción es aprender a ser una persona abierta y feliz e interaccionar con los demás desde esta actitud, atrayendo generosidad, amabilidad, y éxito, siendo el reflejo del comportamiento que observamos.

En otras palabras, cuando alguien emana positividad, esta misma respuesta se refleja en el cerebro del observador. Esto puede producir retroalimentación, con lo cual fácilmente es replicado. Por otro lado, estudios sobre la amígdala (el centro emocional del cerebro) muestra que si tenemos miedo o ansiedad estimulamos sentimientos de miedo y ansiedad en los demás.

Otra afirmación adicional perteneciente a la teoría de la Ley de Atracción afirma que el pensamiento negativo puede dificultar o impide el éxito, el amor, el bienestar, y la conexión humana. Actúa como si ya hubieras conseguido tu meta, lo positivo, de forma realista y medible. El solo hecho de pensar en cosas positivas te harán sentirte mejor y desde aquí relacionarte mejor con ellos, traduciéndose en mejores resultados.

3. Las creencias limitantes

Sigue este proceso a través de cuatro pasos

  • Define bien lo quieres.
  • Identifica lo que no quieres.
  • Siente cómo sería tener ese objetivo.
  • Evita sabotearlo o limitarlo.
  • Actúa en consecuencia.

Los genetistas muestran que las creencias limitantes, en parte, se heredan, pero gracias a la epigenética sabemos que se pueden desaprender y aprender otras creencias nuevas.

No debes conformarte ni sentirte culpable por tus creencias limitantes, intenta identificarlas y desde aquí no hacerlas tuyas, modifícalas.

4. El efecto Pigmalión

Desde la profecía autocumplida, el efecto Pigmalión, si creemos que vamos a fracasar o tener éxito en alguna actividad o desempeño, es muy posible que nuestra conducta vaya cambiando para que esto termine ocurriendo, ya que la creencia va condicionando nuestras respuestas y nuestra manera de interpretar la realidad. En palabras de Stephen R. Covey, “Trata a una persona como es y permanecerá como es. Trata a una persona como puede ser y podría ser y se convertirá en lo que puede y podría ser”.

Cuando pronuncias la afirmación “no puedo” o “no quiero” tendrás ese resultado, debes agregar la palabra “” todavía” y sustituirlo el “no” por el “si” a tu vocabulario.

Concluyendo

Un profesor de la Universidad de Exeter publicó un artículo sobre el pensamiento constructivo y repetitivo, desvelando que las personas que continuamente se dicen a sí mismas que pueden conseguir un objetivo tienen más probabilidades de conseguir un resultado positivo.

Eso sí, hay una curva de aprendizaje que está íntimamente relacionada con estos principios. Recuerda, aunque la perfección no existe, la práctica casi conduce a la perfección. Cuanto más practiques, mejores resultados obtendrás , desde la seguridad que te aporta este aprendizaje.

Si tus acciones son acompañadas por pensamientos, sentimientos y pensamientos positivos, estos te ayudarán a obtener estos resultados esperados, o al menos te facilitará y dará seguridad en el proceso para conseguir resultados constructivos.

Tras todo ello, te invito a poner en práctica estos principios, y comprobar a través de los pensamientos, palabras, comportamientos, hábitos y valores el poder que tienes para conseguir o “atraer” tus objetivos, como dijo Gandhi; “porque tus valores se convierten en tu destino”.

Y recuerda: “Tú eres el creador de tu mente”.