Un modelo de la Psicología Positiva. Unsplash.

Todo el mundo persigue la felicidad, pero muy pocos saben cómo alcanzarla. Llegar a ser felices es una tarea compleja, porque no todo el mundo tiene la misma idea de lo que es la felicidad y son muchas las maneras de entenderla.

El Modelo PERMA o teoría del bienestar es describe cómo las personas eligen aquello que las hace felices de forma libre. Recoge aquellos elementos del bienestar que contribuyen a sentirse bien, tener un estado anímico óptimo y enfrentarse al día a día de forma positiva.

Este modelo fue elaborado por Martin Seligman, quien es considerado el principal fundador de la Psicología Positiva. Su objetivo es el de facilitar a las personas poder plantearse un futuro y avanzar hacia él, para poder así llegar a alcanzar la tan deseada felicidad.

Características del Modelo PERMA

Seligman plantea 5 componentes en su modelo, los cuales contribuyen al bienestar. Cuando la persona desarrolla y mejora cada de estos componentes, se acerca a la felicidad, satisfacción y motivación. El Modelo PERMA tiene cono objetivo ayudar a darle significado a nuestras vidas y trabajar hacia objetivos que contribuyen a sentirnos realizados.

Cada uno de los cinco componentes que integran el modelo cumple con tres propiedades:

  • Contribuye al bienestar.
  • Debe ser elegido por las personas por su propio bien.
  • Se mide y define de forma independiente al resto de componentes del modelo.

Componentes

Estos son los componentes del modelo PERMA:

1. Emociones positivas (Positive emotions)

Aunque parece lo más evidente del modelo, trabajar las emociones positivas es fundamental para poder sentir bienestar. No significa únicamente sonreírle a la vida, implica también mostrarse optimista con el futuro y ser positivo cada día.

La vida es un proceso en el que hay altibajos. Si se pone el foco de atención solamente en lo malo y se infravalora lo bueno dará la sensación de que no hay esperanza y de que no hay forma de avanzar y ser feliz.

Es muy importante ser consciente de que aunque no siempre salen las cosas como uno esperaría, saber afrontarlas de la mejor manera posible permite avanzar.

Satisfacer necesidades básicas del organismo, como lo son la sed, el hambre o la necesidad de dormir, otorgan placer fisiológico, pero el disfrutar de tareas que aportan beneficios intelectuales y artísticos satisfacen emocionalmente y dan un sentido de autorrealización.

El sentir placer por las tareas cotidianas y mantener una visión optimista de la vida permite perseverar y enfrentarse a los retos del día a día.

2. Compromiso (Engagement)

Cuando algo es realmente disfrutado, el tiempo pasa volando. El placer que ofrece una afición, como el deporte, la danza, tocar un instrumento o ser miembro en un proyecto interesante favorece a mantenerse comprometido y constante.

Todo el mundo necesita alguna actividad que le permita apartarse de la rutina diaria, algo que será positivo siempre y cuando no le aísle del resto de la sociedad. Dejar de lado el estrés laboral o de la rutina momentáneamente ayuda a despejarse y recobrar energías.

Las actividades placenteras pueden llegar a absorber a quien las realiza, sintiendo una sensación de fluir o “flow” que le otorga paz mental.

3. Relaciones positivas (Relationships)

De acuerdo con el Modelo PERMA, las relaciones son un elemento crucial para llegar a tener una vida plena y significativa.

Muchas personas creen que la felicidad depende en su mayor parte de lo que hace uno mismo sin tener en cuenta su círculo social, que no es necesario recurrir a otros para alcanzar una vida plena. El modelo de Seligman considera que es justo lo contrario. Dado que los seres humanos somos animales sociales, es necesario interactuar con otras personas para poder sobrevivir y prosperar.

Cuidar las relaciones con la familia, amigos y pareja o, incluso, con los compañeros de trabajo, contribuye a disponer de una red social que ejerce de soporte emocional. Cuando se dan situaciones difíciles, el poder pedir ayuda a otras personas facilita llegar a una solución de manera rápida y eficiente.

El sentimiento de soledad es uno de los problemas más graves en la sociedad dado que, si bien no es un trastorno psicológico ni una enfermedad, produce daño. Además, pese a sentirse solas, hay personas que se aíslan todavía más. El individualismo que se ha promovido en las últimas décadas es realmente contraproducente, más teniendo en cuenta que los seres humanos hemos sobrevivido durante años cooperando.

4. Sentido (Meaning)

De acuerdo al Modelo PERMA, es importante que las personas se pregunten cuál es su propósito vital, o qué pueden ofrecer al mundo. Vivir el día a día sin tener un objetivo a largo plazo no es algo necesariamente malo, pero puede hacer que uno se sienta en cierta manera perdido y pueda tener la sensación de que él no va a ser una persona de provecho.

Buscar un significado a la propia existencia puede parecer una tarea muy filosófica e incluso intimidante, pero el hacerlo ya contribuye a sentirse en cierta manera encaminado hacia una meta y permite probar diferentes opciones.

Durante este proceso se puede probar ser voluntario en una organización benéfica, ayudar a un familiar que lo necesita, escribir un libro, reorientarse laboralmente...

5. Logros (Accomplishments)

Plantearse objetivos no tiene mucho sentido si no se intentan alcanzar. Los objetivos deben ser realistas pero también deben tener algo de ambiciosos. Elaborar un plan de cara al objetivo siempre contribuirá a poder acercarse a su logro.

¿Cómo aplicarlo a nuestras vidas?

Saber los componentes de este modelo y a qué se refieren ayuda a comprender la propuesta de Seligman, pero no por ello significa que sea tarea fácil integrarlo en nuestras vidas. Un buen inicio es buscar aquello que nos hace felices, qué es lo que nos motiva cada día o incluso aquello que a veces nos saca de la rutina monótona.

Una vez encontradas actividades placenteras, plantearnos qué es lo que nos ofrecen y el por qué las llevamos haciendo con frecuencia. Plantéate retos asumibles. Céntrate en tus relaciones personales y busca maneras de poder establecer conexiones más significativas con ellas y elaborar nuevas.

Referencias bibliográficas:

  • Bolaños-Domínguez, R. E. y Ibarra-Cruz, E. (2017). La psicología positiva: un nuevo enfoque para el estudio de la felicidad. Razón y palabra, 21(96), 660-679.
  • Goodman, F. R., Disabato, D., J., Kashdan, T. B. y Kauffman, S. B. (2017). Measuring well-being: A comparison of subjective well-being and PERMA. The Journal of Positive Psychology, 13(4), 321-332.