Son muchos los factores que intervienen a la hora de dormir de manera plácida por la noche, y los problemas del sueño afectan a muchos individuos por diferentes motivos: el estrés laboral, los problemas en la relación de pareja, una mala higiene del sueño, etc., Debido a la importancia que dormir correctamente tiene para nuestras vidas no es extraño que muchas investigaciones se hayan dirigido en esta dirección.

Un ejemplo de esto es un estudio que se interesó por entender por qué abrimos los ojos por la mañana antes de que suene el despertador. En este artículo nos hacemos eco de sus conclusiones.

Por qué nos despertamos antes de que suene el despertador

Hace tan solo unos días me ocurrió algo que me hizo reflexionar. Llegué a la cama con mucho sueño puesto que la jornada había sido muy agotadora. El día siguiente tenía una reunión por la mañana y tenía que despertarme temprano para acudir a la cita. Pensé que había colocado la alarma del móvil como hago cada noche antes de acostarme, pero el sueño me jugó una mala pasada: había puesto la hora pero no le había dado a la opción de conectar la alarma. Por suerte, lo que en realidad podría haber sido un problema no lo fue porque me desperté a la misma hora de siempre sin necesidad de que la alarma hiciera su trabajo.

¿Por qué me ocurrió esto? Pues la respuesta la tienen los científicos del Instituto de Estudios biológicos Salk en Estados Unidos, que han descubierto un componente que controla el reloj biológico y el ciclo de sueño en los ratones, y presumiblemente los humanos. 

En el mecanismo molecular que controla nuestro estado de sueño-vigilia está presente una enzima que recibe el nombre de JARID1a. Esta partícula es conocida en el ámbito de la biología por su papel en la modificación de las histonas, proteínas que envuelven el ADN en un complejo protector llamado cromatina. Lo que no se sabía, y que ahora sabemos gracias a este equipo de investigadores, es que ésta también inicia el proceso diario de despertar. 

Los investigadores también encontraron que las deficiencias en esta proteína interrumpen y provocan periodos irregulares de sueño. El estudio fue publicado la semana pasada en la revista Science.

Cómo funciona este mecanismo

Los investigadores del Instituto Salk descubrieron que una proteína llamada PERIOD (PER) es sumamente importante en los mecanismos moleculares en el sueño y la vigilia. Las células de nuestros cuerpos usan PER para percibir la hora del día, y nos dicen cuándo y cómo despertar.

Por la noche, los niveles de PER decaen, lo que hace que nuestra presión arterial, ritmo cardíaco, y nuestra actividad mental decaiga. Pero a medida que nos acercamos al despertar y, en consecuencia, a la vigilia, la enzima llamada JARID1a funciona como una alarma que le indica a nuestro organismo que debe comenzar a funcionar para el nuevo día que nos espera.

Otro estudio similar

Un estudio similar, realizado por la Universidad de Lübeck en Alemania, exploró los efectos de esta enzima. Para ello, contaron con un grupo de sujetos que debían despertarse a las 6 am y las 9 am. Los investigadores mintieron a los participantes, pues los que pensaban que debían despertarse a las 9 de mañana, lo hicieron a las 6 igual que el otro grupo. 

Los científicos descubrieron que en aquellos que habían sido informados correctamente, las hormonas del estrés aumentaron alrededor de las 4:30 de la mañana. Sin embargo, los niveles hormonales del grupo de las 9 am no aumentaron y despertaron cuando los investigadores les obligaron a hacerlo.

La importancia de una buena higiene del sueño

Según Luciano DiTacchio, un investigador del Instituto Salk que dirigió el estudio junto a Satchidananda Panda, “estas conclusiones pueden ser determinantes para posibles tratamientos futuros en lo que respecta a los problemas del sueño.”

No obstante, estos resultados no solamente pueden ser útiles para aquellas personas que tienen problemas de sueño y no consiguen dormir bien, sino que son importantes para prevenir dificultades de sueño y para mejorar la calidad de éste. Estos resultados nos indican que si tenemos una buena higiene de sueño, y seguimos un horario frecuente para dormir, tenemos mayores posibilidades de que nuestro organismo se active por sí solo antes incluso de que la alarma suene.

Por tanto, si eres de esas personas que se acuesta cada día a una hora diferente y te das cuenta de que estás en clase por la mañana pero como si no estuvieras porque tu concentración no se manifiesta, es probable que te hayas despertado antes de que tu cuerpo se haya adaptado a la situación.

Consejos para mejorar la higiene del sueño

Los expertos afirman que para dormir bien es necesario seguir estos principios que son esenciales para una buena higiene del sueño:

  • Cuidar el entorno para no interrumpir la calidad del sueño.
  • Seguir un ritual para dormir, y acostarse normalmente a la misma hora.
  • Cuidar la dieta.
  • Evitar estimulantes a partir de media tarde.
  • Practicar ejercicio físico, pero no después de las 18h.
  • No abusar de la siesta.
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas antes de acostarse.
  • No fijar la mirada en pantallas durante mucho rato antes de irse a dormir.

Puedes profundizar en estas recomendaciones en este artículo: “10 principios básicos para una buena higiene del sueño”.