Detrás de este color de ojos hay mucho que contar. Pexels

La mirada de una persona es lo primero en lo que prestamos atención cuando interactuamos con ella por primera vez. Se trata de algo instintivo: nuestros ojos van a encontrarse con los del otro para, a partir de ese punto de referencia visual, conectar con las emociones y sentimientos que el otro ex.

Teniendo en cuenta eso, es normal que nos llamen la atención las personas de ojos verdes. Una parte tan pequeña de la cara es capaz de llamar tanto la atención que es frecuente ver a padres y madres calcular las posibilidades de tener descendencia con este rasgo.

Pero los ojos verdes no solo son pura estética, porque también son fascinantes en otros aspectos.

Hechos curiosos sobre las personas con ojos verdes

A continuación puedes encontrar cuáles son las características de las personas con ojos verdes que hacen de este rasgo algo tan misterioso y fascinante.

1. La tonalidad del iris es una de las más raras

Se estima que tan solo un 2% de la población mundial tiene ojos verdes, lo cual significa que únicamente quienes tienen ojos escarlata, negros o rojos son menos numerosos. Esto puede deberse a varios motivos.

Por un lado, es muy posible que tan solo apareciese un número suficiente de personas con ojos verdes en tiempos relativamente recientes, hace pocos miles de años, lo cual hace que no hayan tenido tiempo a mezclarse mucho con cadenas de ADN de todos los seres humanos. Se estima que la mutación que produjo esta característica apareció en tribus del centro o el norte de Europa en algún momento de la Edad de Bronce.

Por el otro, las posibilidades de tener un niño o niña con ojos verdes solo superan el 50% si ambos progenitores también tienen ese rasgo. Si solo uno de ellos lo tiene, estas caen por debajo del 40%.

2. Este rasgo apareció por primera vez en Europa

Además de lo raro de este rasgo, se estima que más de la mitad de personas con ojos verdes viven en Europa. Hungría y especialmente Islandia son los lugares en los que más abunda este rasgo físico. Fuera de este continente, algunas etnias pertenecientes a la zona indoirania también presentan altas concentraciones de personas con los ojos verdes, aunque no se sabe muy bien si tienen un antepasado común o el gen responsable de esa tonalidad apareció de manera aislada en Asia.

Casos aún más raros con familias de ojos verdes los encontramos en algunas zonas del norte de África tradicionalmente ocupadas por la etnia de los bereberes, como la región del Rif en Marruecos, Cabilia, en Argelia, o Liquian en China.

3. Los irises verdes tardan meses en aparecer

Curiosamente, es extremadamente raro que los bebés recién nacidos tengan ya ojos verdes. Normalmente, los que llegan a tenerlos de ese color lo hacen tras cumplir su primer año de vida, y el día del parto los tienen azules o grisáceos. Se cree que esto es debido a cierta propensión genética a que la melanina de los ojos se distribuya siguiendo unos ritmos de desarrollo concretos.

4. Tienen el color de ojos más atractivo

La mayoría de estudios basados en cuestionarios muestran que, al menos para la sociedad occidental, los ojos verdes son los más estéticos y atractivos estando los de tonalidad azul en segundo lugar. Quizás el hecho de que sean raras puede influir en ello, ya que la ley de la escasez nos señala que tendemos a valorar más aquello que es difícil de encontrar.

5. Su coloración no se debe a los pigmentos del iris

Aunque parezca extraño, las personas con ojos verdes no los tienen de ese color porque tengan pigmentos de esas tonalidades ubicados en esas membranas. De hecho, la cantidad de melanina, la sustancia que da color a las partes del cuerpo, es relativamente baja en comparación a quienes tienen los irises oscuros. Si tuviésemos que atribuirle un color al iris, este sería más similar al amarillo.

Lo que ocurre es que la forma del ojo y el efecto lente que produce hacen que ciertas longitudes de onda de la luz se filtren al pasar por este órgano. Es algo similar a lo que ocurre cuando la luz solar entra en la atmósfera, haciendo que el cielo parezca azul o rosado dependiendo de la distancia a la que está el astro rey en cada momento del día.

6. En el pasado fueron discriminadas

Si bien hoy en día es considerado un rasgo atractivo, hubo momentos de la historia en los que el carácter raro y misterioso de esta tonalidad era lo que llamaba más la atención. Como consecuencia, muchas mujeres fueron consideradas sospechosas de ser brujas si tenían ojos verdes. Si a esto se le sumaba la presencia de cabello pelirrojo, la combinación podía conducir a la ejecución fácilmente.

Referencias bibliográficas:

  • Frost, P. (2011). «¿Por qué los europeos tienen el pelo y los colores de tantos colores?» (cogweb.ucla.edu) (en inglés). Estudios de Comunación, Universidad de California, Los Ángeles.
  • White, D., Rabago-Smith, M. (2011). Genotype–phenotype associations and humaneye color. Journal of Human Genetics.