Los 7 tipos de sugestión (y sus características y usos)

Un repaso a los tipos de sugestión que existen y a sus características y efectos psicológicos.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

6 mayo, 2022 - 11:38

Tipos de sugestión

Hoy en día estamos continuamente expuestos a una amplia variedad de estímulos, sugerencias en forma de eslogan, imágenes atrayentes, sonidos o incluso olores que se nos quedan grabados y que se encuentran asociados a una amplia variedad de productos de consumo como puede ser un snack o un perfume, entre otros; siendo estos algunos ejemplos de sugestión.

Aquí veremos cuáles son los tipos de sugestión que existen, y cuáles son sus principales características.

¿En qué consiste la sugestión?

A causa de lo que se ha visto en varias ocasiones en películas, series o programas de televisión, determinadas técnicas llevadas a cabo dentro de los diferentes tipos de sugestión han salido mal paradas, pudiendo llegar a resultar inverosímiles al ser percibidas como si fuesen un truco de magia o de ilusionismo. Sin embargo, la sugestión es un proceso psicológico más complejo que debe llevarse a cabo por profesionales cualificados, y puede incluso llegar a utilizarse dentro de la terapia psicológica para ayudar a determinados pacientes instaurar en su vida conductas más sanas y cambiar así algunas que fuesen perjudiciales.

Variantes de sugestión

No obstante, aunque se ha podido observar la existencia de los efectos de los diferentes tipos de sugestión en diversos ámbitos, como puede ser la política o el neuromarketing, dentro del ámbito de la psicoterapia aún se necesitan más estudios.

Los diversos tipos de sugestión que existen comparten el hecho de que se llevan a cabo para inducir en otras personas un cambio en el pensamiento, las emociones y/o en su comportamiento a través de la introducción externa de un contenido, pudiendo ser considerada como una especie de manipulación mental o psicológica.

La sugestión es un proceso psicológico que se lleva a cabo con el objetivo de modificar patrones de comportamiento y actitudes mediante diversas técnicas y, aunque se hayan asociado determinados tipos de sugestión tradicionalmente a la hipnosis, suele ser también llevada cabo en diversos ámbitos, como en el de la publicidad o el neuromarketing, e incluso en política, con el fin de inducir, conducir u orientar una serie de ideas determinadas, conductas y/o emociones en las personas, sin necesidad de que entren en un estado hipnótico.

Y es que en realidad la sugestión, más allá de lo que nos pudieran hacer creer en las películas donde aparece un hipnotizador con un péndulo logrando conseguir que otra persona haga lo que se le pida, dista bastante de ello; es en realidad un mecanismo bastante natural del ser humano, ya que funciona en una amplia variedad de conductas, como puede ser a la hora de realizar las compras realizadas dentro de un establecimiento.

Dentro del ámbito de la psicología es bastante frecuente encontrar el uso de la palabra sugestión para referirse a la acción de introducir de forma indirecta y argumentativa algo, como podría ser un afirmación determinada, en la mente de otra persona. También se refiere a la impresión llevada a cabo sobre la mente de las personas a través de gestos, palabras, discursos, sensaciones, signos, ambiente, etc.

Principales tipos de sugestión

A continuación explicaremos brevemente en qué consisten los diferentes tipos de sugestión que nos podemos encontrar dentro de los diversos contextos donde podría llegar a utilizarse la sugestión.

1. Sugestión directa

El primero de los tipos de sugestión que vamos a explicar es la sugestión directa. Sus efectos suelen darse de manera inmediata, y se produce cuando una persona ejerce su autoridad sobre otra persona que es sugestionada, pudiendo llegar a someterla. En este tipo de casos, la autoridad se ejerce mediante una orden y la persona sugestionada llevaría la a cabo, ejecutándola sin llegar a preguntarse el motivo de dicha orden.

2. Sugestión indirecta

La sugestión indirecta es más sutil que la directa, y sus efectos no se dan de manera inmediata.

Este modo de sugestión se produce a través de una serie de actos llevamos a cabo por la persona que lleva a cabo dicha sugestión con el fin de inducir a la persona sugestionada para que haga lo que quiere la persona que sugestiona, causando que la otra persona vaya en la dirección que pretende en lugar de ir en otra, todo ello sin decirlo de manera explícita.

Un ejemplo de sugestión indirecta lo podemos ver en el caso de que una persona, lejos de lo intencional, graba en su cabeza una idea pensando que había surgido de ella misma, cuando en realidad había sido sugestionada por otra persona.

3. Sugestión hipnótica

En tercer lugar, podemos encontrar entre los diferentes tipos de sugestión a la sugestión hipnótica, un tipo de sugestión que normalmente se lleva a cabo con fines terapéuticos. No obstante, también se puede llevar a cabo por diversos medios.

En este caso se alcanza una sugestión mental a través de una sesión hipnótica en la que pueden emplearse diferentes técnicas para dicho fin. En este tipo de sugestión es importante tener mucho cuidado tras haber llevado a cabo la sesión de hipnosis debido a que podría llegar a ser determinante para el paciente.

4. Autosugestión

La autosugestión es un tipo de sugestión autoimpuesta por uno mismo. Llevado a la práctica podríamos encontrar el ejemplo de aquella persona que se autoconvence de que algo es verdadero y para ello lo que hace previamente es repetirse mentalmente esa una frase determinada que sirva para afirmarlo hasta que empiece a considerarla como verdadera.

En el caso de la autosugestión podemos encontrar dos modos diferentes: la ‘autosugestión voluntaria’, que es la que se produce cuando una persona se repite varias veces que algo es cierto de manera consciente con el fin de autoconvencerse de ello y, por otro lado, está la ‘autosugestión involuntaria’, que es la que se produce cuando una persona no se da cuenta de que llega a pensar que quiere algo, pudiendo haberlo visto en un anuncio, leído en algo lugar o había oído hablar de ello con anterioridad.

5. Sugestión motora

Otro de los tipos de sugestión es la sugestión motora, que es aquella que puede llegar a inducir o incluso inhibir un movimiento o patrón de conducta basado en encadenar movimientos.

Este tipo de sugestión se utiliza mucho en el ámbito del neuromarketing con el fin de vender determinados productos, siendo un ejemplo de sugestión motora la estrategia que llevan a cabo los supermercados cuando ponen productos con precios económicos, que no son de primera necesidad, al lado de las cajas donde los clientes pagan sus compras con el fin de que se encuentren visibles en esos momentos en los que se encuentran esperando en la cola hasta que llegue su turno para pagar, siendo más probable que terminen comprando algún producto de este tipo mientras esperan su turno.

6. Sugestión sensorio-fisiológica

La sugestión sensorio-fisiológica es uno de los tipos de sugestión, siendo aplicada frecuentemente para inducir determinadas conductas apelando a algunas reacciones fisiológicas o a los sentidos.

Esta es otra técnica muy utilizada dentro del ámbito del neuromarketing, siendo aplicada en las tiendas para inducir en los clientes determinados estados afectivos agradables para que se asocien a la experiencia de comprar. Por ello, en las tiendas de ropa es frecuente que escuchemos música relajante o incluso música alegre que induzca estados de ánimo relajantes y/o alegres a la hora de estar comprando.

7. Sugestión cognitivo-perceptiva

Por último, entre los diferentes tipos de sugestión también existen las sugestiones cognitivo-perceptivas; se trata de un modo de sugestión en el que entran en juego ciertos contenidos psicológicos que influyen en la memoria, así como también es importante el papel que juegan los sentidos.

Esta técnica también es bastante utilizada dentro del ámbito del neuromarketing, la publicidad y de las ventas, siendo un ejemplo el de los anuncios publicitarios donde utilizan una imagen que sea impactante para los sentidos del público al que se pretende vender un producto determinado; mientras que dicha imagen va acompañada de un eslogan que sirva para resumir aquello que se pretende que quede grabado en la memoria de los consumidores, siendo un contenido que induzca a comprar.

  • Labrador, F. J. (1980). Susceptibilidad a la sugestión en función de los factores de personalidad. Estudios de Psicología, 1(3), pp. 15-27.
  • Michael, R. B., Garry, M., & Kirsch, I. (2012). Suggestion, Cognition, and Behavior. Current Directions in Psychological Science.
  • Mordoh, E., Gurevicz, M., Thompson, S., Mattera, S. I., Frydman, A., & Lombardi, G. (2006). El análisis de la sugestión en psicoanálisis. Anuario de investigaciones, 13, pp. 75-79.
  • Oakley, D. A., & Halligan, P. W. (2009). Hypnotic suggestion and cognitive neuroscience. Trends in Cognitive Sciences.
  • Ordi, H. G. (2006). Hipnosis clínica: aplicaciones de las técnicas de sugestión en psicología clínica y de la salud. Psicología conductual, 14(3), pp. 467-490.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados