¿Qué es la Ansiedad de Alto Funcionamiento?

Un resumen de las características de la Ansiedad de Alto Funcionamiento, y consejos ante esta.

Melissa Santamaría

Melissa Santamaría

¿Qué es la Ansiedad de Alto Funcionamiento?

Al contrario de lo que ocurre con otros trastornos ansiosos, que se caracterizan por dejar paralizadas a las personas que los padecen, la ansiedad de alta funcionalidad (o de alto funcionamiento) se identifica por tener el efecto contrario.

La personas que la padecen experimentan una mayor propensión a moverse y a no quedarse en un estado de parálisis, y aunque a primera vista esto parece beneficioso solo por el hecho de no quedarse "quieto", en casos así el no tratar el origen de la ansiedad puede ser muy perjudicial.

Síntomas de la Ansiedad de Alto Funcionamiento

Los síntomas habituales de la ansiedad también pueden estar muy presentes en personas con ansiedad de alto funcionamiento; entre ellos destacan el pensamiento catastrófico, la preocupación excesiva y la irritabilidad.

Pero también hay síntomas que se pueden considerar más específicos de la ansiedad de alto funcionamiento y que es importante revisar. Veamos cuáles son.

1. Perfeccionismo

Se caracteriza por las expectativas poco realistas que la persona que sufre de este tipo de ansiedad, se autoimpone, comúnmente con una mentalidad de «todo o nada» o «si no soy el mejor de todos, entonces soy el peor de todos». Donde al momento de no ver sus expectativas realizadas se encuentra con una gran frustración.

2. Miedo por decepcionar a los demás

El diálogo interno suele ser negativo, constante e intrusivo; esto es un síntoma innegable de la ansiedad de alto funcionamiento. De igual manera, la sensación de que estás decepcionando a las personas que te rodean es muy común.

3. Exhibir patrones de control

Puedes manifestar el perfeccionismo mediante el control de hábitos y el establecimiento de rutinas estrictas. Sin embargo, esta es la forma de hacerte sentir que estás más a cargo de tu vida. En la ansiedad de alta funcionalidad, perder un solo día de entrenamiento físico o usar el lapicero de color incorrecto puede alterarte durante el día o hacerte sentir mal.

4. Estar constantemente ocupado

Tu lista de tareas pendientes es gigantesca, y tus fines de semana siempre están repletos de planes, pero eso te complace, ¿no? Te encuentras constantemente bromeando sobre cómo siempre tienes que estar ocupado para sentirte pleno y feliz, porque tener algo que hacer constantemente te distraerte de lo que ocurrirá cuando por fin te detengas y te encuentres solo con tus propios pensamientos.

5. No saber decir que no

Este síntoma surge del invariable temor por decepcionar a quienes te rodean, y de tus estándares ciertamente imposibles y que te llevan a aceptar más de lo que probablemente puedas manejar.

Nunca eres capaz de decir que no a proyectos en el trabajo, planes sociales o incluso ayudar a un amigo, a pesar de que te sientas exprimido hasta el máximo de tu capacidad.

6. No dormir bien

Las vueltas y movimientos bruscos son constantes durante la noche y pueden ser el reflejo de lo que paso durante el día. La ansiedad que has ocultado, reprimido e ignorado a lo largo del día se puede manifestar en forma de trastornos del sueño durante la noche.

7. Dolores y hábitos repetitivos

Existen manifestaciones físicas de tu estado mental que se expresan de manera sucesiva, como aquel vacío constante en el estómago o el dolor de cuello aparentemente sin explicación.

El hecho de morderte continuamente las uñas o el labio, mantener tu pie en movimiento o tronarte los nudillos con más frecuencia son señales de que tu ansiedad reprimida probablemente esté escapando, como un globo que se llena cada vez más hasta que explota.

8. No explicar a nadie tus sentimientos de ansiedad

La gente habitualmente te describe como inquebrantable y sin emociones; sin embargo, sabes muy bien que eso no podría estar más lejos de la realidad. Intentas mantener tu ansiedad guardada dentro de ti y ocultar tus emociones en un intento por pensar de forma más racional.

¿Qué puedes hacer si notas que tienes Ansiedad de Alto Funcionamiento?

La principal diferencia de la ansiedad común y la ansiedad de alto funcionamiento es que las personas que viven con ansiedad de alto funcionamiento sienten el deseo de alcanzar más, como forma de manejar sus miedos y preocupaciones, pero esto puede no resuelve el problema real de ansiedad que hay detrás

Si te identificas con este tipo de trastorno, notarás que te impulsa en vez de dejarte pasmado del miedo, y aunque en principio no te parezca malo en relación a cómo te observa tu entorno, es muy probable que por dentro no te sientas igual, por lo cual es importante tomar en cuenta estos consejos.

1. Desarrolla tu capacidad de atención

Aprender habilidades de atención es muy útil para quienes viven con ansiedad de alto funcionamiento, pues estas ayudan a concentrarte en el presente en vez de pensar en los peores escenarios que imagines acerca de lo que ocurrirá.

2. Cuida tus patrones de sueño

La higiene del sueño es importante para llevar un día sin agotamiento físico y mental. Así, es recomendable tener una hora bien definida para dormir. En caso de no tener sueño también es recomendable levantarte y no dejar tu mente acelerada estando en la cama; mejor realiza una actividad hasta que te sientas cansado.

3. Observa tus patrones de pensamiento

La ansiedad implica una gran cantidad de predicciones negativas que probablemente nunca se cumplan. Trata de descartar los pensamientos catastróficos al compararlos con escenarios más realistas.

4. Busca estrategias para contrarrestar estos hábitos nerviosos

Practicar la respiración profunda o la relajación muscular progresiva puede aliviar y controlar la tensión del momento.

Consejos ante la la Ansiedad de Alto Funcionamiento

5. Aprende a realizar una respuesta competente para abordar sus hábitos nerviosos

Esta técnica consiste en ejecutar una acción que es incongruente con el hábito nervioso, como masticar chicle para impedir que te muerdas los labios.

6. Pregúntate la razón de por qué te aferras a tu ansiedad

¿Tienes miedo de que, si ya no te impulsa la ansiedad, dejarás de ser una persona competente y trabajadora? ¿Esto puede pasar?

¿Cómo ayudar a alguien con Ansiedad de Alto Funcionamiento?

Aquellas personas que viven con ansiedad de alto funcionamiento pueden llegar a ser percibidas como muy perfeccionistas, bastante motivadas o amantes del trabajo duro.

Por lo tanto, suele ser difícil buscar ayuda por uno mismo para alguien con este tipo de ansiedad, que por dentro tiene pensamientos de no estar haciendo lo suficiente y siente una dificultad de compartir sus sentimientos con quienes los rodean.

Por esto es importante reducir el estigma, para que aquellas personas que sufren algún tipo de ansiedad tengan no solo menos dificultad en reconocer sus problemas sino que además puedan llegar a animarse a compartirlo con alguien dispuesto a ayudarlas.

A medida que más personas compartan su experiencia y se identifiquen con tener ansiedad de alto funcionamiento, puede resultar más fácil buscar ayuda profesional. En este sentido, pensar en la ansiedad tanto en características positivas como negativas puede ayudar a reducir el estigma. Todo el mundo necesita cierto grado de ansiedad para realizar las tareas en su vida.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Consulta con un/a profesional de la psicoterapia o la medicina si te sientes identificado/a con los siguientes casos:

  • Sientes que estás excesivamente preocupando y que esto interfiere de manera significativa en tu trabajo, tus relaciones y otros aspectos de tu vida.
  • Los síntomas que sufres te provocan gran malestar interno que no conoces como sobrellevar.
  • Te sientes deprimido y además tienes problemas con el consumo de bebidas alcohólicas y drogas alucinógenas
  • Sientes que la ansiedad y la preocupación por el perfeccionismo esta afectándote de manera físicamente negativa.
  • Tienes inclinaciones o tendencias suicidas (de ser así, procura tratamiento de urgencia inmediatamente)

Es probable que los síntomas no se vayan por sí solos, o que puedan llegar a empeorar con el paso del tiempo si no buscas ayuda. Visita a tu médico o a un profesional de salud mental con el que te sientas en confianza para no dejar que el problema empeore y comenzar tratamiento que te ayude a mejorar. Será más sencillo tratar cualquier síntoma si obtienes ayuda pronto.

Prevención

La ansiedad es un sentimiento común y normal de temor ante circunstancias amenazantes o difíciles. Se estima que 1 de cada 10 personas sufre de ansiedad en algún momento de su vida. Por eso, la ansiedad no es necesariamente negativa, esta es en realidad un mecanismo de defensa que nos alerta y nos motiva a hacer frente a los peligros, aunque puede llegar a ser problemática si se presenta en episodios seguidos, intensos y sin motivo aparente, limitándonos en el día a día.

Melissa Santamaría

Melissa Santamaría

Psicóloga clínica experta trastornos de ansiedad

Profesional verificado

Medellín

Terapia online

Para prevenir algún tipo de ansiedad, es importante adoptar un estilo de vida saludable, con ejercicio físico regular, en especial al aire libre, de manera que también nos ayude a despejar la mente y evitar estos sentimientos ansiosos.

Del mismo modo, existen varias técnicas de relajación que nos pueden ayudar a combatir la aparición de diferentes síntomas en el momento que aparezcan, de la mano de especialistas o de manera propia, dependiendo del grado de ayuda que se necesite en la auto-implementación.

Melissa Santamaría

Melissa Santamaría

Psicóloga

Medellín

Terapia online

Melissa Santamaría es psicóloga especializada en los problemas de ansiedad y la gestión de las emociones. Atiende a adultos y adolescentes en su consulta de Medellín y de manera online.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados