Registros para recopilar información relevante para la intervención psicológica. Unsplash.

Los registros en psicología fueron altamente popularizados por el psicólogo Albert Ellis, quien desarrolló la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC).

El uso de registros es de las técnicas más empleadas para la recogida de información relevante en psicoterapia, después del uso de escalas psicométricas y entrevista. Sin embargo, el registro de los eventos psicológicos por parte de los pacientes tiene también un potente efecto de cambio, por ejemplo, facilitando la toma de conciencia de los pensamientos, sensaciones y/o detalles de la conducta.

Varios registros para el trabajo del psicólogo en clínica

La elección del registro viene marcada por varios componentes. Entre otros, el psicólogo debe tener en cuenta el objetivo de dicho registro, así como el nivel de autoconocimiento de éste. Antes del uso de los registros por parte del paciente es importante que éste entienda el propósito de contestarlos y conozca bien cómo los tiene que responder.

Tradicionalmente estos registros se han proporcionado al paciente a través de diferentes plantillas. Pero no siempre se dispone de los papeles encima o de algún medio para escribirlos. Aunque una solución alternativa es escribirlos al llegar a casa o un espacio cómodo, esto no es lo ideal.

La información más relevante se da en la situación objetivo, es cuando se debería cumplimentar el registro. Por ejemplo, en relación a una fobia, la percepción de riesgo sería muy distinta en el momento donde se da el contacto con el estímulo fóbico que pasada media hora. Gracias al avance de las nuevas tecnologías actualmente disponemos grandes soluciones ideadas para tales objetivos.

Una de las mejores soluciones es PsicoReg que aparte de ofrecer una plataforma completa de gestión, pone a disposición de los pacientes una APP donde se les recuerda las citas y pueden acceder a contenido psicoeducativo, entre otros. Además, dicha plataforma dispone de la posibilidad de que los pacientes respondan a todo tipo de registros a través del móvil. El psicólogo podrá decidir cuándo ver las respuestas dadas por sus pacientes, y es altamente accesible. Veamos cuáles son estos registros usados en el ámbito de la psicología clínica y de la salud, y para qué sirven.

1. Registro ABC (Acontecimiento, Pensamiento y Conducta)

El Registro ABC es el más utilizado en psicoterapia. Esta forma de recoger información proviene del modelo ABC de Albert Ellis. A se refiere al Acontacimiento, B a los pensamientos/creencias (Beliefs), C a las Consecuencias.

Un acontecimiento provocará un pensamiento concreto con una consecuencia concreta. De esta forma, el paciente puede tomar conciencia del efecto de sus pensamientos, y que el malestar es normalmente venido por los pensamientos y no tanto por el acontecimiento.

Una vez el paciente está habituado a este registro, suele extenderse el modelo ABC añadiendo DE. donde la D hace referencia a Debate (o reestructuración cognitiva / cambio de pensamiento) y al E al efecto de dicho cambio de pensamiento. Así, se suele pedir al paciente qué pensamiento alternativo se le ocurre y cuál es el efecto de pensar de forma distinta.

2. Registro para exposiciones

La intervención de un gran número de patologías pasa por la exposición a diferente tipo de situaciones, de ahí que este registro sea uno de los grandes pilares. En este registro se suele comenzar describiendo brevemente la situación a la que se expone, también suele ser transcendente anotar la duración de la exposición, así como el malestar que ha producido y si se ha estado o no acompañado.

Registro de exposición

3. Registro de tareas: relajación

Una de las habilidades que se suele requerir potenciar es la capacidad de relajarse. Para ello se suele pedir al paciente como tarea la práctica regular de la relajación o Mindfulness. Al comienzo puede ser altamente útil registrar cada vez que se realiza la relajación, a fin de favorecer el darse cuenta del efecto de la práctica y aumentar la adherencia a la técnica. Conviene acomodar las preguntas al objetivo.

Por ejemplo, si el paciente controla más de una técnica, sería de interés conocer qué técnica es la que ha aplicado.

Registro de relajación

4. Registro de frecuencia e intensidad de emociones

Conocer qué emociones son las más frecuentes e intensas en una persona puede ser una información altamente relevante. Pero además, este tipo de registro también es un ejercicio excepcional para conocerse mejor a uno mismo y prestar más atención a nuestro mundo emocional. Basta con escribir el nombre de la emoción, la frecuencia de esta y la intensidad.

Registro de emoción

5. Registro de obsesiones y respuestas

Las obsesiones son relativamente frecuentes no sólo en personas con Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC), de ahí que pueda ser útil emplear registros para las obsesiones. Los datos de interés serán principalmente:

  • La situación en la que surge la obsesión.
  • La propia obsesión (lo que pasa por la mente).
  • La conducta realizada tras la obsesión.
  • La consecuencia de la realización de dicha conducta.
Registro de obsesión