Pexels

La amnesia es un trastorno que afecta al funcionamiento normal de la memoria y que hace que quien la sufre sea incapaz de almacenar información o recuperarla de manera correcta.

Sin embargo, más allá de esta definición somera existen muchos matices que hacen que tengamos que hablar, más de la amnesia como un concepto global, de tipos de amnesia.

La amnesia puede adoptar distintas formas

La amnesia puede presentarse en tantas formas que los estudios de ciertas lesiones y disfunciones en distintas partes del encéfalo ha hecho que se hayan ido descubriendo los mecanismos que operan detrás del uso de la memoria a partir de los diferentes tipos de amnesia que se presentan.

Además, este fenómeno puede estar originado por lesiones o por la "huella emocional" que han dejado en el cerebro ciertas experiencias, haciendo que algunos recuerdos queden bloqueados. Esto hace que los tipos de amnesia también puedan establecerse atendiendo a las diferentes causas que los producen. De este modo se ha visto que, lo que parece ser una función cognitiva simple basada sencillamente en el almacenamiento de la información es, en realidad, el resultado de varios procesos que trabajan a la vez.

En este artículo mostraremos los distintos tipos de amnesia, sus características y criterios por los cuales pueden ser clasificados en distintas categorías.

1. Tipos de amnesia según su cronología

Si atendemos al criterio de la cronología en la que se manifiesta la amnesia, distinguiremos entre dos tipos de amnesia: la retrógrada y la anterógrada. Esta clasificación solo sirve para describir los síntomas de la amnesia, y no da información sobre lo que la causa. Además, se pueden producir ambos tipos de amnesia a la vez, aunque muchas veces una es más notoria que la otra.

1.1. Amnesia retrógrada

En la amnesia retrógrada las experiencias que no se recuerdan sucedieron antes de empezar a desarrollar este trastorno. Es el tipo de amnesia más conocido y plasmado en series, películas y otras obras de ficción en las que un personaje no recuerda una parte de su pasado.

1.2. Amnesia anterógrada

En este tipo de amnesia existe una incapacidad total o parcial a la hora de hacer que las experiencias que se van viviendo queden fijadas en la memoria. Es decir, que la amnesia anterógrada, al afectar a lo que va sucediendo desde que se desarrolló por primera vez el trastorno, hace que lo que se va viviendo no pase a formar parte a la memoria a largo plazo y se olvide después de unos pocos minutos o segundos.

Un ejemplo de este tipo de amnesia se puede ver en la célebre película Memento.

2. Tipos de amnesia según sus causas

2.1. Amnesia global

Este tipo de amnesia consiste en la pérdida total de la memoria, si bien normalmente se conservarán los recuerdos más importantes relacionados con la propia identidad. Entre sus causas más probables se encuentra la posibilidad de que un hecho traumático haya alterado el funcionamiento normal del cerebro.

2.2. Amnesia de la niñez

Consiste en la incapacidad de recordar eventos vividos en la niñez. A pesar de su nombre, este tipo de amnesia no se considera un trastorno, ya que es común y forma parte del desarrollo normal del sistema nervioso a medida que se crece.

2.3. Amnesia inducida por drogas

Tipo de amnesia producido por la administración de sustancias que afectan al funcionamiento del cerebro haciendo que no se recuerden los hechos que suceden en ese momento. Puede ser un efecto secundario de una droga o puede ser la finalidad con la que se ha suministrado una sustancia con finalidades terapéuticas durante, por ejemplo, una cirugía.

2.4. Amnesia global transitoria

No se sabe qué es lo que produce este tipo de amnesia, sólo sus síntomas. La persona que experimente amnesia global transitoria recordará los aspectos esenciales acerca de su identidad y también podrá recordar cosas acerca del pasado inmediato, pero tendrá dificultades para acceder a recuerdos acerca de lo que ha sucedido hace tan solo unos minutos (amnesia anterógrada) y posiblemente también a la hora de recordar algunas cosas pertenecientes a la memoria a largo plazo. Esto le ocurrirá durante 24 horas o menos.

2.5. Amnesia disociativa

En la amnesia disociativa se es incapaz de evocar recuerdos relacionados con experiencias altamente estresantes o traumáticas. Uno de los tipos de amnesia que generan más interés.

2.6. Amnesia de fuente

En este tipo de amnesia hay ciertos datos o piezas de información que se recuerdan más o menos bien, aunque no se es capaz de saber cuál es su fuente, cómo se ha llegado a saber acerca de ellas.

2.7. Amnesia lacunar

La incapacidad para recordar lo que ocurrió durante un periodo determinado en el que no hubo un pico de estrés significativo. Se llama de esta manera porque deja una "laguna" en blanco en la memoria.

2.8. Amnesia postraumática

La amnesia postraumática o traumática es un tipo de amnesia producido por un golpe en la cabeza o un traumatismo craneoencefálico en general. Acostumbra a ser transitoria y a afectar a los recuerdos sobre el pasado inmediato. No hay que confundir la amnesia postraumática con las formas de amnesia que aparecen a raíz de experiencias traumáticas.

2.9. Fuga disociativa

Este tipo de amnesia, muy común en los casos de demencia, la persona se puede dar cuenta de que está en un lugar sin recordar cómo ha llegado ahí. En la fuga disociativa, además, es muy común que no se recuerden aspectos de la propia identidad, haciendo que la persona emprenda un viaje más o menos largo para recordar quién es.

2.10. Síndrome de Wernicke-Korsakoff

Aunque no es un tipo de amnesia en sí, el síndrome de Wernicke-Korsakoff es un conjunto de síntomas en el que las alteraciones de la memoria tienen un papel muy importante. Entre sus síntomas más comunes se encuentra una combinación de amnesia retrógrada y anterógrada y la confabulación, es decir, la invención involuntaria de historias que sirven para "rellenar" los vacíos de memoria. Suele estar causado por el alcoholismo.