Gnosticismo: qué es esta doctrina religiosa y qué ideas sostiene

Este conjunto de sistemas de religión se basa en los intentos de pasar de la fe al conocimiento.

Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Gnosticismo
Un conjunto de sistemas religiosos y mitológicos que se llegaron a mezclar con el cristianismo.

El gnosticismo es un fenómeno que está relacionado con la tradición judeocristiana. Este fenómeno agrupa a distintos sistemas religiosos que fueron considerados herejes durante los siglos I y II D.C. No obstante propusieron distintas formas de comprender la naturaleza del ser humano que siguen siendo discutidas hasta nuestros días.

A continuación haremos un repaso por las definiciones de gnosticismo, sus características y las prácticas que son más representativas de esta doctrina filosófica y religiosa.

¿Qué es el gnosticismo?

El gnosticismo es término que se utiliza para hacer referencia a un grupo de ideas y sistemas religiosos que existieron entre los siglos I y II D.C. A grandes rasgos, los sistemas que se agrupan dentro del gnosticismo, proponen que todo lo que existe en el mundo material está creado por un Dios que fija una chispa divina dentro del cuerpo del ser humano.

Esta chispa queda atrapada dentro de dicho cuerpo, pero puede ser liberada. Para liberarla, es posible recurrir a un grupo de sabios que son los poseedores del “gnosis” (el conocimiento especial de lo divino). A través de esta liberación, se conseguiría liberar la esencia verdadera del ser humano e identificarla con Dios. Así mismo, se resolvería el problema por excelencia del pensamiento religioso: ¿de dónde viene el mal?

Esta doctrina era considerada hereje por parte de los cristianos de la época por ser considerada una práctica esotérica y alejada de los valores del cristianismo. No solo eso sino que está relacionado con la cultura helénica y las religiones orientales, y así, con la propia emergencia del cristianismo. Por esto, el gnosticismo forma parte de las doctrinas que constituyeron las bases de la cosmovisión occidental.

La gnosis y conocimiento de lo divino

En algunos contextos las palabras “gnosis” y “gnosticismo” se utilizan como si fueran sinónimos. En otros, la palabra “gnosis” hace referencia al “cristianismo auténtico Así mismo, la palabra “gnóstico” sirve para hacer referencia a los miembros de sectas religiosas.

El gnosticismo es un concepto creado en la modernidad, que retoma el término “gnostikoi” de quienes eran los compiladores de los catálogos de herejías. A través de este concepto querían designar la multiplicidad de movimientos, sectas o escuelas y sus rasgos comunes.

Por su parte, “gnosis” viene de un vocablo griego que significa “conocimiento”, y en el contexto de las religiones hace referencia a un conocimiento salvador, que se adquiere mediante una revelación.

Según Culdaut (1996), el historiador F.C Baur (1792-1860) es el fundador de la investigación sobre la gnosis. Este autor habla del gnosticismo, no como una herejía sino como una nueva religión que sintetiza las fuerzas religiosas paganas de antes del cristianismo.

Principales características del gnosticismo

De acuerdo con Culdaut (1996), los movimientos y doctrinas de gnosticismo comparten tres rasgos característicos: la gnosis se adquiere por medio de una revelación; la base del conocimiento es dualista; y hay construcciones y relatos mitológicos.

1. La fe versus el conocimiento

El conocimiento de la gnosis no es simplemente una creencia. Por lo tanto, va más allá de la actitud a la que denominamos “fe”. Esta última se considera inferior a la capacidad de conocer, con lo cual, la gnosis se trata de un conocimiento que se adquiere por medio de una revelación, y obtenerlo significa la redención en sí misma.

El máximo conocimiento que puede ser adquirido es el conocimiento sobre uno mismo, del ser verdadero; para el gnosticismo, esto es lo que haría que los seres humanos se acerquen más a Dios.

2. El dualismo fundamental

En la base de los sistemas y las doctrinas del gnosticismo se encuentra una interpretación dualista del cosmos. En esta interpretación, Dios y el mundo son dos entes opuestos. Dios está separado de lo material, es trascendente. Lo material es entonces, anti-Dios.

A partir de ahí se entiende que todo lo que está compuesto de materia, es malo, con lo cual, la principal tarea de las prácticas gnósticas es liberar al “verdadero ser” de sus componentes anti-divinos (materiales).

Y es así por que el gnosticismo opone la figura del Demiurgo (que es el dios que crea el mundo material), a la del “verdadero Dios” (que es el dios salvador), con lo cual, se entiende que el mundo terrenal es lo menos importante. Lo verdaderamente importante es el ascenso divino de las almas.

3. Los relatos mitológicos

Para explicar y transmitir los puntos anteriores, el gnosticismo recurre a relatos mitológicos. Estos relatos son la forma de comprender qué es el “yo”, de dónde viene y a dónde va. Sobre todo, comprender cómo el alma puede volver al mundo espiritual y liberarse del mal de lo material.

En estas historias, el tema central es cómo dirigir el destino del alma que ha caído en la tierra. En la historia de la civilización occidental, estos relatos pueden rastrearse desde antes de los siglos I y II, en los mitos griegos de Homero.

A pesar de haber sido ocultado y reprimido, el movimiento gnóstico representó una forma importante de ejercer presión en el cristianismo, lo que finalmente influyó en la conformación del pensamiento cristiano y el pensamiento occidental.

Referencias bibliográficas:

  • Coullaut, F. (1996). El nacimiento del cristianismo y el gnosticismo. Akal: Madrid.
  • Sol, E. (2016). El gnosticismo y sus rituales. Una introducción general. Antesteria, 5: 225-240. https://www.ucm.es/data/cont/docs/106-2016-05-03-15.%20Elena%20SOL%20JIMÉNEZ.pdf.
Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Psicóloga | Redactora especializada en Psicología Social

Licenciada en Psicología por la Universidad de las Américas Puebla (México). Máster en Investigación e Intervención Psicosocial por la Universitat Autònoma de Barcelona, con experiencia profesional en inclusión social y educativa así como docencia en psicopedagogía. Cuenta con estudios en política pública y derechos humanos y actualmente es doctoranda en Psicología Social en la Universitat Autònoma de Barcelona, donde trabaja temas relacionados con metodologías cualitativas, salud pública, salud mental, diversidad funcional y perspectiva de género.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados