Un resumen de este panteón.

La mitología Azteca es probablemente una de las más relevantes y ricas. Ha dado pie a libros, películas, leyendas y cuentos siguen estando presentes en nuestros días y que han cosechado un legado de mucho interés en la América Latina, especialmente la Central, en México. La creencia fundamental de los Aztecas giraba entorno al Sol, cuyo dios era Huitzilopochtli.

Como dato a tener en cuenta, los dioses Aztecas son considerados personajes “originales”, propios que no contaban con adaptaciones como hiciera el Imperio Romano con la cultura y mitología griega, que eran calcados. Otro elemento a tener en cuenta es el grado de de expansión que supuso este imperio prehispánico: la denominada Triple Alianza de los pueblos indígenas de los Estados de Tlacopan, Texcoco y Tenochtitlan. Por ello, la religión de esta cultura llegó a muchas partes de América central.

Los dioses Aztecas más relevantes

Teniendo una fuerte predisposición al dogma y la adoración, los Aztecas también desarrollaron un complejo sistema de autoridad relacionado con personas físicas ligadas a la religión. Este modelo de gobernación se basaba en cargos electos por el Rey de turno (el Tolteca es el más conocido), con delegados de gobierno y consejeros de la nobleza.

Eso sí, por encima de estas personas estaban las divinidades a las cuales se rendía culto. A continuación, veremos a los 10 dioses Aztecas más interesantes y relevantes de su mitología.

1. Yacatecuhtli

Curiosamente, los Aztecas tenían los denominados dioses viejos. Yacatecuhtli era uno de ellos. Representaba la protección para mercaderes y viajeros, y por esa razón los ciudadanos le hacían ofrendas regalándole esclavos a cambio de su bendición. Lo que destaca de esta deidad es la desproporción de su nariz, que servía como guía/indicación.

2. Quetzalcóatl

Era un poco el dios del todo: la vida, fertilidad, sabiduría, del día y la noche, los vientos. Es seguramente uno de las deidades más relevantes de los Aztecas por todo lo que representaba. Es una especie de serpiente con plumas y a la vez con forma humana.

3. Coatlicue

Al igual que su antecesor, Coatlicue tenía forma de serpiente (ésta sí de manera integral) con cuatro manos y tres cabezas. Ella representa la vida y la muerte a la vez, por lo que se la considera la diosa de todos los dioses, así como la guía espiritual del renacimiento.

4. Metzli

Seguimos en la senda de los dioses con alguna característica reptil. El nombre en sí, significa: “la diosa de la serpiente en la cara”. Es la diosa de la luna, cuyos poderes compartidos con la serpiente que la tutelaba, dominaba el agua. Provocaba desmadre y tempestades, pero bendecía y regaba las regiones Aztecas.

5. Mictlantecuhtli

De aspecto totalmente extravagante y payasil, contrasta con lo que representaba la deidad de la muerte Azteca. Esposo de la diosa de la muerte, Mictlantecuhtli era amo y señor de las almas que iban a parar a su “infierno” particular. Un sitio de sombras y tinieblas que los Aztecas querían evitar a toda costa.

6. Xipe Totec

Pintado de rojo y amarillo, con cara de pocos amigos, esta deidad es la masculinidad y virilidad de los Aztecas. También simbolizaba la juventud y aurora. También dios de la abundancia, pues Xipe era el encargado de regar con agua los campos de maíz de las tierras Aztecas.

7. Cihuacoatl

Entre las diosas Aztecas más importantes encontramos a Cihuacoatl, la primera deidad en dar a luz, y por ello se la considera la diosa del nacimiento. La leyenda dice también que se la conoce como “La Llorona”, sin saber muy bien su origen. Se especula con el llanto a la hora que tuvo el primer parto, pero no se ha confirmado a día de hoy.

8. Ixtlilton

Era un dios ocioso, representaba el juego y la diversión. Era el patrón de las festividades Aztecas. Por otra parte, también era el dios de la cura, pues llevaba a cualquier mal herido o enfermo a su templo para sanarlo, así como a curar a los niños recién nacidos con alguna deficiencia.

9. Ahuiateteo

En este caso se presenta una peculiaridad: Ahuiateteo está dentro de un grupo de dioses Aztecas que representan el vicio, el placer y los excesos terrenales. Junto con otro grupo de los Tzitzimime, formaban un conglomerado de deidades que representaban lo opuesto los unos de los otros. Así, los últimos eran los representantes de la muerte y la sequía.

10. Xiuhtecuhtli

La figura de Xiuhtecuhtli corresponde a la categoría ya mencionada de los dioses Aztecas ancianos. Su figura en forma de guerrero y de colores pasionales como (rojo y amarillo) le daban ese toque de virilidad que los guerreros y soldados buscaban. Esta deidad representaba el fuego y el calor, y por ende era sumamente respetado por sus feligreses. También era patrón de los guerreros, reyes y del tiempo.

Referencias bibliográficas:

  • Caso, A. (1936). La religión de los aztecas, Enciclopedia Ilustrada Mexicana, México D.F., Imprenta Mundial.