¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cómo ayudar a un familiar con una adicción?

Estrategias y pautas útiles para dar apoyo a un familiar que ha desarrollado un trastorno adictivo.

Cómo ayudar a un familiar con una adicción

Las adicciones son alteraciones físicas y psicológicas que destruyen las vidas de las personas que las padecen. Sin embargo, no debemos verlas como problemas individuales, ya que también perjudican significativamente a los familiares y seres queridos que están a su alrededor.

Sin embargo, del mismo modo en el que los trastornos adictivos afectan a quienes están alrededor de la persona adicta, estas personas también pueden influir positivamente en su tratamiento ayudando a superar la patología.

El apoyo de los familiares es de gran importancia en los casos de adicción, por la gran cantidad de beneficios que ofrece su ayuda y por el hecho de que su mera presencia funciona como elemento terapéutico en la persona adicta.

Formas de dar apoyo a un familiar con una adicción

Son muchas las maneras con las que la familia de una persona con adicciones puede beneficiar a su tratamiento y acelerar el proceso de curación y desintoxicación, a continuación presentamos las más habituales.

1. No trata el tema como un tabú

Es habitual que en familias con casos de adicción se decida ocultar el problema y tratarlo como un asunto tabú por miedo a tener que enfrentarse con la realidad o por evitar molestar a la persona con la adicción.

Evitar tratar el tema como un tabú nos servirá para evitar malentendidos y también combatir los posibles prejuicios que puedan existir en la familia sobre la situación que están viviendo. Además de eso, también es importante combatir posibles engaños o intentos de manipulación, algo muy habitual en personas con adicciones.

Familiar con adicción

Hablando abiertamente de la adicción lograremos brindar a la persona la ayuda que necesita y podremos convencerla de que su problema debe ser tratado cuanto antes y ser puesto en manos de una profesional.

2. No basar el apoyo en la moralización

El apoyo debe brindarse de manera desinteresada, sin moralizar y sin acrecentar el sentimiento de culpa de la persona que está sufriendo un caso de adicción en su día a día.

Hay que tener claro que la adicción es algo que va más allá de la fuerza de voluntad y que acrecentar la culpa puede llevar a la persona a autosabotearse más profundizando aún más en su adicción.

Con un apoyo sincero y sin reproches conseguiremos que la persona supere su adicción mucho antes y que sienta que su familia le apoya y da soporte sin importar lo que pase.

3. Animarle a seguir yendo a terapia

Otra consejos que puede seguir la familia es la de animar a la persona y apoyarle para que siga yendo a terapia, así como a que siga haciendo diariamente todas las pautas que le indican los terapeutas.

Servir como fuente de ánimos y motivación en estos momentos difíciles es esencial principalmente en los días en los que la persona se siente sin fuerzas ni ganas para seguir llevando a cabo su tratamiento de desintoxicación.

4. Facilitar que se exprese

Como sucede en cualquier problema o alteración psicológica, la expresión de preocupaciones y sentimientos en general es de gran importancia para la persona que está sufriendo; es por eso que debemos procurar que ésta encuentre un lugar seguro en su hogar donde poder transmitir todo lo que le genera sufrimiento o malestar.

Brindar apoyo en todo momento apoyo emocional en que la persona con adicciones pueda necesitarlo y escuchar activamente todo lo que tenga que decirnos es uno de los mejores apoyos que podemos brindar.

5. Valorar sus progresos

Valorar y reconocer sus progresos durante la terapia también supone un fuerte apoyo, así como un aliciente para seguir adelante y no defraudar a los propios familiares.

Hablar de los progresos de la persona tanto delante de ella como a otras personas también ayuda en gran medida a que la persona siente que su esfuerzo es reconocido por su entorno.

6. Mantener la comunicación con los terapeutas

Mantener una buena comunicación con los terapeutas, preguntando en todo momento qué podemos hacer desde casa y cuál es el punto en el que nos encontramos del tratamiento demuestra que estamos implicados en el proceso y que apoyamos en todo momento a nuestro familiar.

Como han demostrado numerosos estudios, el apoyo activo y continuado de la familia resulta esencial para el correcto curso y éxito del proceso de desintoxicación.

7. Ayudar a promover relaciones sociales sanas

Durante el tratamiento contra la adicción, es fundamental el establecimiento de relaciones sociales sanas, así como también la ruptura de aquellas relaciones que predisponían a la adicción.

Es por eso que la familia debe ayudar en todo momento a promover nuevas relaciones saludables que no tengan nada que ver con el consumo anterior ni con ningún otro tipo de adicción.

8. Informarnos sobre la adicción

Estar informado sobre la naturaleza de la adicción que padece nuestro familiar también nos ayudará a poder brindarle en todo momento la adicción que necesita.

Además de eso, aprenderemos a ofrecer un apoyo individualizado teniendo en cuenta sus características personales, de carácter y de personalidad.

9. Ser cariñosos pero firmes

Los profesionales especializados en adicciones coinciden en que el apoyo a las personas con adicciones debe ser cariñoso y atento pero firme, estableciendo siempre límites claros.

Esto significa que si la persona vive con nosotros deberá acatar las normas de convivencia de la familia, como son los horarios diurnos y nocturnos, las normas de limpieza o de convivencia en común.

10. No acceder a sus demandas de manera sistemática

A este respecto, debemos tener en cuenta que las personas con adicciones suelen tener mucha facilidad para engañar o manipular a sus seres queridos.

Es por eso que no debemos acceder nunca a sus demandas de dinero o a cualquier petición que se nos haga de la sustancia adictiva que necesitan para consumir.

11. Hacer frente a la negación juntos

En los primeros compases de la adicción, es posible que la persona siga una estrategia de negación de su problema.

Es en estos casos cuando debemos unir fuerzas toda la familia para ayudar a esa persona a que se de cuenta de la realidad y del problema que presenta.

12. Alejar a la persona de su entorno tóxico

Como se ha indicado, el entorno donde la persona desarrolla su hábito adictivo debe ser cambiado cuanto antes por otro entorno saludable y sin adicciones.

Ingresar en un centro de desintoxicación es una de las mejores maneras de aislar a la persona de su entorno nocivo.

Artículos relacionados