Drogas sintéticas: sus principales tipos, efectos y características

Un resumen de las drogas sintéticas más comercializadas, y de sus efectos y potenciales peligros.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Drogas sintéticas

Las drogas sintéticas son sustancias creadas en laboratorios que tienen efectos psicoactivos y que son comercializadas de forma ilícita aunque en muchas ocasiones aprovechando el vacío legal que existe a la hora de definir qué es una droga ilegal.

Estas sustancias son en su origen fármacos creados para mejorar la salud de pacientes de distintas enfermedades pero que, al descubrirse sus efectos adversos, fueron descartadas con fin terapéutico aunque reaprovechadas por el mercado narcotraficante.

Hay miles de ellas y a continuación veremos los principales tipos de drogas sintéticas que existen en el mercado gris.

¿Qué son las drogas sintéticas?

Las drogas sintéticas son sustancias químicas fabricadas en laboratorios que provocan algún tipo de efecto sobre el sistema nervioso central, induciendo a efectos psicoactivos potencialmente peligrosos además de alteraciones orgánicas varias. En su mayoría son sustancias que originalmente fueron fabricadas con finalidades terapéuticas pero, al no ser seguras, fueron descartadas pero los narcotraficantes y algunos químicos y farmacéuticos sin escrúpulos las recuperan y comercian de forma ilícita.

Muchas drogas sintéticas se venden como drogas de diseño, las cuales resultan atractivas para los jóvenes debido a su llamativo formato, viniendo en forma de pastillas de colores, frascos con líquidos atractivos y bolsas de polvos varios. Estas drogas son sintetizadas teniendo muy en cuenta la legalidad vigente, alterando la composición original del fármaco del que se basan para evitar que se clasifique como ilegal. Básicamente, consisten en réplicas de fármacos descartados para uso terapéutico pero con algunos cambios en su composición, haciendo que no se las pueda considerar como sustancia ilegal de primeras.

No obstante, conforme las autoridades se van poniendo al día con las nuevas drogas que hay en el mercado y las convierten en ilegales los químicos que las producen cambian su “receta” para poder seguir con su negocio ilícito. Así, las drogas sintéticas constituyen lo que se ha llamado el mercado gris, a medio camino entre las sustancias de farmacia legales y el mercado negro con drogas totalmente ilegalizadas. Las drogas de diseño no dejan de ser drogas dañinas para el organismo pero como hay un montón de nuevas cada vez las autoridades lo tienen realmente difícil para acabar con el mercado.

Algunas de estas drogas sintéticas se venden tanto en Internet como en tiendas bajo la etiqueta de “no para consumo humano”, comercializándolas como incienso de hierbas, fertilizante para plantas, sales de baño o limpiador de joyas. De esta forma sus fabricantes se lavan las manos cuando las autoridades les llaman la atención por el uso drogoadictivo que hacen sus compradores, diciendo estos fabricantes que ellos indican claramente que no son aptas para que las personas las consuman.

Efectos peligrosos

Hay miles de drogas sintéticas, y cada una provoca unos efectos psicoactivos distintos, aunque en la mayoría de los casos son usadas para inhibir el dolor, alternar percepciones visuales y acústicas y cambiar el estado anímico. Pero a pesar de estos efectos “positivos” son muchos más los negativos que provocan, tanto a corto como a largo plazo, todos ellos peligrosos.

A corto plazo pueden provocar pérdida de memoria y falta de apetito junto con problemas mentales como ansiedad, depresión, obsesiones, trastornos del sueño, ataques de pánico y agresividad. Pueden provocar infartos cerebrales, trombosis e incluso llegar a producir la muerte del consumidor. También pueden provocar hipertermia, esto es, aumento de la temperatura corporal, induciendo a la deshidratación del consumidor. A largo plazo pueden provocar daños neurológicos irreversibles.

Principales tipos de drogas sintéticas

Como comentábamos, el mercado de las drogas sintéticas es un mundo que se vale de los vacíos legales existentes cuando se presenta una nueva droga aunque es cuestión de tiempo que sea declarada ilegal, motivando a sus fabricantes a cambiar la receta. Esto hace que las drogas que hay disponibles en el mercado gris cambien constantemente tanto su formato, lo cual hace que la lista extensa de drogas sintéticas que podemos encontrar de forma poco lícita sea muy larga.

Igualmente, a continuación veremos algunas de las más llamativas, qué efectos producen, de qué están hechas y varios de sus nombres comerciales.

1. Catinonas sintéticas

Las catinonas sintéticas tienen una composición química similar a la planta Catha edulis cultivada en el África Oriental. Estas drogas son comercializadas habitualmente como “sales de baño” y se pueden obtener en internet. Entre las que más destacan tenemos la metilendioxipirovalerona (MDPV) y la mefedrona. La MDPV es de 10 a 50 veces más potente que la cocaína y el riesgo de sobredosis es muy alto.

Comercialización

Las catinonas sintéticas se comercializan en pequeños frascos que contienen un fino polvo blanquecino o ligeramente amarillo con la etiqueta para darse un baño estimulante, como fertilizante para plantas y con la salvaguarda del “no apto para el consumo humano”. Estas drogas pueden ser inhaladas, fumadas, ingeridas o inyectadas.

Son muchos los nombres que pueden recibir: Zumbido, Cielo de Vainilla, Océano, Bola Ocho, la Paloma Blanca o Muchacha Blanca son algunos de ellos.

Efectos

Consumir esta droga hace que el usuario tenga extraños comportamientos homicidas y suicidas además de sufrir paranoia y alucinaciones. La persona se siente aterrorizada y reacciona violentamente ante los demás. También pueden padecer agitación, insomnio, irritabilidad, ataques de pánico, pérdida de control del cuerpo, problemas para pensar con claridad, vértigo, delirios y depresión.

En cuanto a los efectos fisiológicos, las catinonas sintéticas pueden provocar insuficiencia hepática y renal, además de convulsiones. Son unas drogas muy adictivas que provocan dolores en el pecho, incremento de la frecuencia cardíaca, hemorragia nasal, sudoración, náuseas y vómitos.

2. Cannabinoides sintéticos

Los cannabinoides son sustancias sintéticas que emulan los efectos de la marihuana a pesar de que químicamente no tengan nada en común con esta hierba a excepción de provocar en el cuerpo una reacción similar a cómo lo hace la marihuana natural fumada.

En el caso de los cannabinoides sintéticos estos se rocían sobre la hierba que se vaya a fumar después, siendo la planta de la damiana o hierba de la pastora (Turnera diffusa) la más usada. Esta planta contiene ya de por sí una leve droga que provoca una reacción de euforia.

Comercialización

Los cannabinoides sintéticos se comercializan en paquetes de papel de aluminio, etiquetados con varios nombres: K2, K3 Legal, Spice Gold, King Kong, Cloud 9 o cualquiera de los nombres que se le ocurra al fabricante. Es habitual que se venda como incienso o para rociar plantas.

La droga en sí tiene varios nombres en el argot narcotraficante, haciendo directa referencia a la fórmula química de los cannabinoides: JWH-018, JWH-073, JWH-370, HU-210, CP 47.497, AM-1248 y XLR-11.

Las siglas JWH hacen referencia al inventor de esta sustancia, John W. Huffman, quien desarrolló cannabinoides con la intención de crear fármacos para ayudar a pacientes con esclerosis múltiple o SIDA, y cuando supo el uso ilícito que se le estaba haciendo a su creación se sintió muy molesto y decepcionado.

Efectos

Los cannabinoides sintéticos tienen efectos cuatro veces mayores que los que produce la marihuana si son fumados. Al principio comienzan a hacer efecto lentamente pero luego su efecto es mucho más potente, llegando al punto de que la persona puede sorprenderse de lo mucho que “sube”.

Provocan agitación, aceleración de la frecuencia cardíaca, confusión, náuseas y mareos. También se han reportado casos de personas que han sentido dolor torácico tras el consumo de cannabinoides sintéticos, además de daño cardíaco grave.

3. Cocaína sintética

La cocaína sintética emula químicamente a la cocaína pero, a diferencia de esta droga, su versión de diseño es legal en la mayoría de los países. Tiene propiedades anestésicas y en la actualidad hay dos modalidades de la droga que podemos encontrar en el mercado gris: 3-(p-fluorobenzoyloxy) tropano,conocido como pFBT; y dimetocaina.

Comercialización

Esta copia de la cocaína está disponible en tiendas y páginas web, etiquetada como producto químico de investigación o fertilizante para plantas. Se consumen inhaladas, al igual que se hace con la cocaína auténtica.

Entre los nombres que recibe la dimetocaina en el mercado tenemos Mind Melt, Amplified y Mint Mania.

Efectos

Tiene efectos estimulantes y es por ello que puede provocar hipertensión arterial e incremento del ritmo cardíaco. Puede causar ansiedad y episodios psicóticos, aunque son temporales.

4. Ketamina

La ketamina es sintetizada y usada como tranquilizante para animales tras haber sido descartada como anestésico humano. El motivo de ello fue que provoca efectos secundarios desagradables, entre ellos agitación y alucinaciones. Químicamente es muy similar al polvo de Ángel (PCP).

Comercialización

Su compra para la clínica veterinaria es legal. Los consumidores de ketamina la obtienen robándola a los veterinarios o directamente comprándosela a quienes no tengan remordimientos a venderla.

Se usa en forma de pastilla, polvo o líquido y se consume fumándola mezclada con hierbas, inhalándola o por inyección en vena o músculo.En gotas puede administrarse directamente en los ojos, la piel o en un vaso con bebida.

Comercialmente se vende con el nombre de Ketaved, Tekaset, Vetamine, Vetalar y Ketalar. Recibe diversos apodos en el argot de sus consumidores como Vitamina K, K Especial, Super K, Kit Kat, Jet, K, Lady K, Super Acid y Cat Valium.

Efectos

Provoca sedación, disociación, es decir, desconexión de la conciencia de uno mismo y nuestros propios pensamientos, además de las ya mencionadas alucinaciones.

Si su consumo se hace por tiempo prolongado, la ketamina tiene la particularidad de que puede causar daño irreversible en la vejiga e, incluso, destruirla. Muchos adictos a la sustancia sufren dolor severo al orinar y requieren de intervenciones quirúrgicas para poder reparar sus vejigas. A veces el daño es tan grave que es necesario extirpar la vejiga.

5. Éxtasis

El MDMA o éxtasis es una fenetilamina que se consume mucho en conciertos, festivales musicales y discotecas. El motivo de ello es porque provoca una percepción aguda de la música y las luces, elementos que no faltan en este tipo de acontecimientos

Comercialización

El MDMA se puede encontrar en el mercado narcotraficante en forma de pastillas de colores con diseños o logos muy llamativos, haciendo referencia a símbolos de la cultura pop. Se pueden vender en paquetes o de forma individual.

Efectos

Hace que se noten más los latidos del corazón y la respiración, además de elevar drásticamente la temperatura corporal, algo que puede conducir a la muerte por calentamiento excesivo. También hace que se tenga mayor cercanía con las demás personas y mayor sensibilidad en la piel. Puede provocar ataques de paranoia, ataques de pánico.

Cuando los efectos comienzan a pasarse pueden sentirse calambres en los músculos de la mandíbula, motivo por el cual muchos consumidores de éxtasis llevan chupetes para evitar que les rechinen los dientes.

6. Triptaminas

Las triptaminas son drogas sintéticas alucinógenas. Estas drogas tienen efectos parecidos a la psilocibina, sustancia que se encuentra en las setas alucinógenas.

Comercialización

Pueden encontrarse triptaminas vendidas en forma de polvo de color claro en bolsitas de plástico, con la etiqueta “químicos de investigación”. Pueden conseguirse muy fácilmente en Internet, siendo esta la forma en cómo los jóvenes las compran.

Efectos

Entre sus efectos psicoactivos encontramos la distorsión de la vista, el sonido y el tiempo. El consumidor es incapaz de emitir juicios racionales, lo cual hace que sea más propenso a tomar riesgos y hacerse daño. También puede sufrir amnesia aunque es un estado más bien pasajero.

Su efecto físico más llamativo es provocar tensión muscular, hasta tal punto de que se llegue a romper los músculos, tensión en la mandíbula, náuseas y vómitos. Otros síntomas son los ataques de pánico, ansiedad, inquietud y confusión.

7. Piperazinas

Las piperazinas fueron originalmente creadas como antidepresivos, pero su uso terapéutico fue abandonado debido a los problemas asociados con su consumo.

Comercialización

Estas drogas se venden como pastillas de fiesta y se engaña a sus consumidores diciéndoles que están hechas a base de hierbas naturales, a pesar de que son pura química de laboratorio.

Estas drogas se pueden conseguir combinadas con otras drogas de diseño, entre ellas anfetaminas, ketamina y éxtasis,además de cocaína natural y sintética. Algunas pastillas que se comercializan como MDMA son en realidad una combinación de piperazinas con cafeína.

Efectos

El consumo de piperazinas provoca varios efectos a nivel físico, entre ellos falta de apetito, dolores de cabeza, temblores, dolores estomacales, escalofríos y sensibilidad a la luz y el ruido, además de convulsiones tónico-clónicas. Puede provocar la muerte.

Entre los efectos psicológicos encontramos cambios del estado anímico, confusión, irritabilidad, insomnio, fatiga, ataques de pánico y miedo a perder el control.

Referencias bibliográficas:

  • Wohlfarth A, Weinmann W (2010). "Bioanalysis of new designer drugs". Bioanalysis. 2 (5): 965–79. doi:10.4155/bio.10.32. PMID 21083227
  • Reneman L (2003). "Designer drugs: how dangerous are they?". J. Neural Transm. Suppl. (66): 61–83. doi:10.1007/978-3-7091-0541-2_4. ISBN 978-3-211-01316-8. PMID 14582803
  • Venhuis BJ, Blok-Tip L, de Kaste D (2008). "Designer drugs in herbal aphrodisiacs". Forensic Sci. Int. 177 (2–3): e25-7. doi:10.1016/j.forsciint.2007.11.007. PMID 18178354
  • Narconon (s.f.) Clases de drogas sintéticas. Narconon. Los Ángeles, Estados Unidos. Extraido de: https://www.narconon.org/es/consumo-de-drogas/clases-de-drogas-sinteticas.html

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados