Las 10 señales de alerta del alcoholismo

Un resumen de las señales de alerta que ayudan a detectar casos de alcoholismo.

Llaurant la Llum

Llaurant la Llum

Las señales de alerta del alcoholismo

La adicción al alcohol es un verdadero problema de salud pública en muchos países, ya que cuesta la vida de millones de personas en todo el mundo y se vincula además con varios fenómenos que constituyen un problema social, como los accidentes de tráfico o la violencia doméstica.

Esta adicción aparece en personas cada vez más jóvenes en España, lo cual representa una amenaza aún mayor para la salud de los ciudadanos.

Sin embargo, la normalización del consumo del alcohol hace que en muchos casos existan problemas para identificar los inicios de la adicción a esta sustancia. Por ello, en este artículo veremos cuáles son las principales señales de alerta del alcoholismo.

¿Cuáles son las principales señales de alerta en las personas con alcoholismo?

El abuso del alcohol es una de las conductas adictivas más habituales en todo el mundo, ya que se basa en el consumo de una droga fácil de obtener en casi todos los países, y cuyo consumo es legal y muy normalizado en la mayoría de las culturas.

Como la mayoría de adicciones, se trata de un trastorno muy lesivo para la persona que lo padece, que va aumentando progresivamente sus efectos destructivos en el afectado y que puede llegar a ser letal en caso de no ser tratada a tiempo mediante el apoyo de los profesionales de la salud.

En este sentido, veamos un listado de las señales de alerta más habituales que pueden ayudar a detectar el desarrollo de una adicción al alcohol en ui mismo, en amigos o en familiares. Eso sí, no tienen por qué darse todos a la vez y, en algunos casos, la existencia de una sola de ellas no implica que exista una adición; el diagnóstico definitivo solo puede ser realizado por profesionales.

1. Cambios de humor

Los cambios frecuentes de humor en la persona afectada, especialmente la irritabilidad, el mal humor y los cambios en el estado de ánimo, suelen ser una señal útil para detectar patologías como la adicción, ya que se vincula al “mono” tras varias horas de no consumir.

En caso de que esta situación se prolongue en el tiempo, la persona con alcoholismo tiende también a desarrollar una conducta agresiva hacia las personas que están a su alrededor, principalmente en aquellos momentos en los que no tiene acceso al alcohol.

2. Cambio de hábitos relacionados con la bebida

Otra de las señales de alarma que pueden evidenciar una adicción al alcohol es el cambio de hábitos y de costumbres sobre los momentos e los que se consume alcohol, como puede ser, por ejemplo, beber a horas a las que antes no se bebía, ya sea muy temprano por la mañana o muy tarde de madrugada.

Así mismo, cambiar los horarios de cada día para tener tiempo para beber, beber solo o juntarse con determinadas amistades solamente para beber también puede ser señales claras de que estamos ante un caso de alcoholismo.

Indicios de que una persona sufre alcoholismo

3. Controlar el alcohol disponible

Las personas con alcoholismo suelen tener un control obsesivo sobre las reservas de alcohol en su propia casa. De igual manera, ante la preparación de un viaje, también acostumbran a comprobar por adelantado si van a disponer de alcohol en su destino.

La obsesión con la disponibilidad o no de alcohol en cada momento, así como los síntomas de contrariedad o enfado cuando éste no está disponible son también señales bastante claras de un posible caso de alcoholismo.

4. Esconder alcohol en casa

A este mismo respecto de la obsesión sobre el alcohol disponible, las personas con alcoholismo también suelen esconder reservas de alcohol en diversas partes de su/s domicilio/s para consumirlo posteriormente.

Esta costumbre tiene una doble función; por un lado, asegurar en el futuro las reservas de alcohol en la propia casa, y por otro ocultar a otros miembros de la familia el problema de adicción que padecen.

5. Autoengaño

Son muchas las formas que tienen de autoengañarse las personas con alcoholismo, y todas ellas son un buen indicador de que existe un verdadero problema de consumo indiscriminado de alcohol.

Las auto-justificaciones permanentes sobre los propios excesos, considerar que si uno no va muy borracho "no cuenta como haber consumido alcohol" o negar que se tiene un problema señalando que otras personas tienen una adicción más consolidada, son algunos de los ejemplos más clásicos.

6. Alteración en las relaciones

El alcoholismo trae consigo un deterioro global en la vida de la persona que lo padece, y este desgaste se produce tanto a nivel personal y fisiológico como a nivel de las propias relaciones interpersonales.

Tanto las relaciones de amistad de quien padece alcoholismo como sus relaciones familiares y de pareja suelen verse afectadas de muchas formas, ya sea por los cambios de humor de la persona o por situaciones de violencia y agresividad, o incluso por la incompatibilidad de estilos de vida.

7. Estado de agitación sin desencadenantes externos claros

Una de las características esenciales de la adicción al alcohol es el síndrome de abstinencia, caracterizado por una serie de síntomas físicos internos y externos presentes en la persona en caso de no tener acceso a una bebida alcohólica durante un tiempo determinado que va más allá del que suele pasar entre consumición y consumición.

Algunas de estas reacciones físicas características del síndrome de abstinencia son la sudoración excesiva, las náuseas, los temblores, o los escalofríos.

8. Problemas laborales

Además de afectar al ámbito personal del afectado, el alcoholismo también suele tener una afectación directa en su ámbito profesional o laboral.

La falta de rendimiento o productividad, la pérdida de capacidad de concentración y de relaciones con los compañeros de trabajo son algunas de las señales de que se tiene un problema de adicción.

9. Aumento de la tolerancia

La adicción al alcohol también conlleva un aumento de la tolerancia a dicha sustancia; eso significa que la persona afectada necesita una dosis cada vez mayor para obtener el mismo efecto embriagante.

Necesitar beber cada vez más de manera progresiva es otra buena forma de detectar si una persona tiene o no un problema de alcoholismo.

10. Fracaso escolar (en el caso de los más jóvenes)

En el caso de alcoholismo en adolescentes o menores de edad, un indicador muy habitual de que se puede estar ante un caso de alcoholismo es el descenso significativo en el rendimiento académico.

Es importante señalar que el fracaso escolar o académico puede ser tanto un factor precipitante a consumir alcohol desde muy joven como también una señal de alerta que debe ser tenida en cuenta por sí misma.

¿Buscas apoyo terapéutico para las adicciones?

Si quieres iniciar un proceso de terapia para superar la adicción al alcohol o cualquier otra patología vinculada a las drogodependencias, ponte en contacto con nosotros.

Llaurant La Llum Residencial

Llaurant La Llum Residencial

Centro de Tratamiento de Adicciones

Profesional verificado

València

Terapia online

En Llaurant la Llum nos especializamos en la intervención en trastornos adictivos, tanto en apoyo ambulatorio como mediante ingresos en nuestro módulo residencial plenamente equipado. Nos encontrarás en Picassent, Valencia.

Llaurant la Llum

Llaurant la Llum

Centro de terapia

València

Terapia online

Llaurant la Llum es un centro de tratamiento y desintoxicación de adicciones situado en Valencia, acreditado por la Consellería de Sanidad de la Generalitat Valenciana. Ofrece servicios de asistencia ambulatoria y de ingreso y tratamiento residencial.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados