10 cosas que no pueden ser explicadas por la ciencia

El progreso científico tiene sus límites, y actualmente hay muchos fenómenos sin explicación.

Oscar Castillero Mimenza

Oscar Castillero Mimenza

El ser humano ha buscado desde la antigüedad una explicación a todos los fenómenos, situaciones y elementos que forman parte de la vida. La ciencia nació de la búsqueda de una explicación a dichos fenómenos y aspectos, intentando reunir un conocimiento objetivo basado en supuestos comprobables de manera que se dejaran atrás otros tipos de explicaciones de índole más subjetiva. 

Gracias a ella hemos logrado avances impensables en otros tiempos, mejorando la comprensión del universo y de nosotros mismos y permitiéndonos alcanzar un estado de bienestar sin precedentes, alargando nuestra esperanza de vida y permitiendo nuestro florecimiento y desarrollo. Sin embargo, siguen habiendo gran cantidad de aspectos que aún no pueden ser explicados. A lo largo de este artículo se muestran 10 cosas que no pueden ser explicadas por la ciencia, al menos por el momento.

Diez aspectos discutibles o no explicables por la ciencia

A continuación os presentamos una decena cosas que no pueden ser totalmente explicadas por la ciencia a día de hoy, o que si bien se consideran demostradas pueden estar sujetas a debate.

1. La veracidad de la lógica y las matemáticas

Teniendo en cuenta que la ciencia se basa en gran medida en presupuestos lógicos y matemáticos, explicar y probar desde ella la veracidad de las matemáticas es redundante e impide una falsabilidad real de los resultados. Por ejemplo, damos por sentado que si sumamos uno más uno el resultado siempre va a ser dos a menos que introduzcamos otros elementos. El hecho de que aspectos tan objetivos como las matemáticas no sean totalmente fiables ha sido discutida por diversas teorías, como la teoría del caos.

2. Metafísica

¿Como sabemos que no somos el producto de un sueño de otra persona, que existan otras personas aparte de uno mismo o que nuestra existencia no acaba de empezar en este mismo minuto, siendo nuestros recuerdos algo implantado desde el exterior? ¿Qué ocurre después de la muerte o cómo apareció el universo?

Aspectos como estos pueden ser analizados a la luz de la razón y a partir de la ciencia pueden discutirse diferentes teorías más o menos verosímiles, pero a pesar de ello no pueden ser completamente explicados y demostrados de manera objetiva al estar nuestra percepción sesgada por nuestra propia subjetividad.

3. Conceptos éticos y morales

La moral siempre ha sido y será subjetiva. Lo que una persona considera bueno, malo, cruel, compasivo, romántico, repugnante, sensible o duro puede ser considerado de forma completamente diferente por otro o incluso por la misma persona en un momento o situación diferente. Y es que a nivel científico sólo es posible demostrar hechos concretos, no siendo explicables por el método científico los juicios de valor que hacemos de ellos.

4. La energía oscura y la materia oscura

La materia y la energía oscuras son otro de los aspectos de la realidad que la ciencia no es capaz de explicar. Qué es exactamente cada una de ellas y el porqué de su existencia sigue siendo un misterio a día de hoy, si bien su existencia se deduce del comportamiento de la materia y es posible teorizar respecto a cómo funcionan (por ejemplo, la existencia de la energía oscura se sostiene por su supuesto efecto en la progresiva expansión del universo mientras que la de la materia oscura se extrapola a partir del estudio del comportamiento gravitacional de los diferentes cuerpos celestes).

5. La luz: ¿Partícula u onda? ¿Su velocidad es la máxima posible?

La luz es uno de los elementos que más se han tenido en cuenta en diversas teorías científicas y en la explicación de numerosos fenómenos. Sin embargo, siguen habiendo numerosas incógnitas referentes a este aspecto. Por ejemplo, se sigue debatiendo si los fotones se comportan como partículas o como ondas, variando la respuesta a esta duda según la observación realizada.

Asimismo, la teoría de la relatividad de Einstein establece la velocidad de la luz como la máxima posible. Sin embargo con el paso del tiempo se ha empezado a debatir la posibilidad de que existan velocidades superiores a ésta, como por ejemplo la propia de la energía oscura.

6. La vida

Si bien la ciencia ha especulado desde el inicio de los tiempos de dónde viene la vida y ha establecido diversas teorías sobre cómo se forma (e incluso permite la creación de formas de vida a partir de material inorgánico, al menos a nivel celular), aún no es capaz de explicar qué hace que determinadas partículas establezcan relaciones las unas con las otras o qué hace que un organismo esté vivo.

7. El azar y la casualidad

La existencia del azar, la casualidad, la entropía y el caos, es algo de lo que la ciencia es y ha sido consciente a lo largo de su historia. Sin embargo, si bien se puede trabajar en intentar poner orden al universo la existencia de dicho caos no ha podido ser explicada ni comprendida.

8. La conciencia

Todos y cada uno de nosotros sabemos que existimos. Pensamos, sentimos, creemos, hacemos. Somos. Pero ¿qué somos? ¿De dónde sale esta conciencia de uno mismo que hace que nos sepamos algo diferenciado del resto del entorno? A día de hoy sigue siendo algo desconocido que la ciencia no es capaz de explicar.

9. Los agujeros negros

Los agujeros negros siguen siendo un enigma para la ciencia. Si bien se sabe que surgen a partir de la muerte de una gigante roja y que absorben toda la materia, radiación e incluso la luz a su alrededor, que ocurre con todo el material absorbido o que sucede dentro del agujero negro sigue siendo un misterio. Se trata de un fenómeno en el que las leyes de la física pierden sentido, suponiendo la existencia de una alteración del espacio y del tiempo.

10. La ciencia en sí es científica

Se considera ciencia todo aquel saber humano obtenido de forma objetiva y verificable a través de la experimentación. Sin embargo, las diferentes ciencias parten de supuestos que podrían no ser demostrables (o por lo menos aún) empíricamente, como la existencia de algo totalmente objetivo o la presencia de elementos constantes e invariables como las anteriormente mencionadas matemáticas. Por lo tanto, puede discutirse que la ciencia que la ciencia puede ser totalmente objetivo y, por consiguiente, científica.

Oscar Castillero Mimenza

Oscar Castillero Mimenza

Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Barcelona

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Máster en Psicopedagogía con especialización en Orientación en Educación Secundaria. Cursando el Máster en Psicología General Sanitaria por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados