Varias claves para saber elegir. Unsplash.

El mundo de los Recursos Humanos es una de las salidas profesionales de la psicología más populares y con más demanda.

No es solo que la figura del psicólogo de las organizaciones cada vez esté más consolidada en las empresas; es que además, a medida que van avanzando las investigaciones en la ciencia de la conducta y la tecnología asociada a la selección de personal, se van creando varios espacios de trabajo en este ámbito.

Por eso no es sorprendente que año tras año muchos egresados en Psicología, así como en Administración y Dirección de Empresas, decidan especializarse profesionalmente para empezar a trabajar en Recursos Humanos. Ahora bien... ¿cómo elegir un programa de formación que esté a la altura?

En las siguientes líneas veremos los diferentes criterios en los que te debes fijar a la hora de decidir dónde estudiar Recursos Humanos mediante Másters y Postgrados.

¿Dónde estudiar Recursos Humanos? Una guía rápida

Es totalmente comprensible que, antes de invertir tiempo y dinero en un programa de especialización, busquemos signos de que lo que vamos a elegir es de calidad.

Estas son las características que debería cumplir un programa de formación en Recursos Humanos de varios meses (o de más de un año) para garantizarte que lo que aprenderás será útil a la hora de buscar un buen trabajo vinculado a este sector.

1. Existe la oportunidad de realizar prácticas

Se dice que no hay teoría sin práctica, pero en el ámbito de los Recursos Humanos, que es predominantemente aplicado. De poco sirve creer que sabemos cómo trabajar en el contexto organizacional si en el momento de la verdad la realidad nos lo desmiente.

Las prácticas son la etapa perfecta para acostumbrarse a las dinámicas de trabajo características de las empresas y los equipos y departamentos que las forman. Nos ofrecen un momento en el que aprender y ensayar, ver qué funciona y qué no funciona, de acostumbrarse a abrazar una manera metódica de trabajar, y a controlar los tiempos para llegar a los resultados con los recursos de los que se dispone.

2. El personal docente se se dedica a la empresa

Siguiendo la lógica de la característica anterior, es importante que la mayoría del personal docente esté acostumbrado a estar sumergido de manera cotidiana en el funcionamiento del mundo empresarial.

Evidentemente, siempre hay espacio para contribuciones de especialistas que no tienen por qué trabajar principalmente en organizaciones y que pueden impartir clases de temas concretos, pero por norma general es básico que los docentes dediquen la mayor parte de su tiempo a la intervención en empresas y al contacto con los Recursos Humanos más allá de lo académico.

3. Sus contenidos están actualizados

Lo que sabemos acerca del comportamiento humano se transforma constantemente, así como el medio en el que operan las organizaciones.

Por eso, es muy importante que el Máster o Postgrado de Recursos Humanos que vayas a elegir disponga de contenidos puestos al día, tanto en lo relativo a las estrategias usadas para trabajar con los miembros de la empresa, como en lo relativo a las tecnologías utilizadas en la selección y en la gestión del personal.

4. No solo enseña a seleccionar, sino también a retener el talento

Un sistema de Recursos Humanos que solo tenga en cuenta la selección de personal estará coja; los trabajadores no solo entran a las empresas, también tratan de adaptarse a ella una vez están dentro, y si no se sienten cómodos, se van.

De hecho, la fase en la que trabajador y organización tratan de ser compatibles el uno para el otro es mucho más larga que la fase de selección.

Por eso, a la hora de preguntarte dónde estudiar Recursos Humanos, también debes fijarte en si estos programas de formación incluyen contenidos de esta temática y les dan la importancia que merecen.

5. Enseña también los pequeños detalles cruciales

Aprender sobre Recursos Humanos no solo es saber aplicar técnicas de selección de eficacia probada, o desarrollar planes de retención del talento que resulten estimulantes e incluso creativos.

Es también conocer pequeños detalles aparentemente banales pero básicos para desepmeñarse en el día a día. Por ejemplo: cómo funcionan las nóminas, cómo se realizan las contrataciones, etc.

El Máster Propio Universitario de Selección y Gestión del Talento (UMA)

Máster Universitario en Selección y Gestión del Talento

Si has llegado hasta aquí, te interesará saber que el Máster Propio Universitario de Selección y Gestión del Talento de la Universidad de Málaga cuenta con todas las características que hemos visto hasta ahora. Se trata de un programa de especialización en Recursos Humanos de un año y medio de duración y que cuenta con una tasa de inserción laboral superior al 70%.

Además, el Máster cuenta con dos módulos que pueden ser realizados de manera independiente como Postgrados: uno de Selección de Personal, y otro de Gestión y Retención del Talento.

A estos dos bloques temáticos debemos sumarles las prácticas, en las que los alumnos pueden aplicar buena parte de las estrategias y herramientas aprendidas.

En lo que respecta a esas herramientas utilizadas en Recursos Humanos, a lo largo del Máster Propio Universitario de Selección y Gestión del Talento los estudiantes entrarán en contacto con todas las más utilizadas y eficaces, así como con aquellas de aparición más reciente y surgidas del desarrollo de las nuevas tecnologías aplicadas al mundo organizacional, como el Big Data o el Machine Learning.

Si te interesa saber más acerca del Máster, que tiene lugar en la ciudad de Málaga, haz clic aquí.