La idea de personalidad en los enfoques sistémicos y enactivos

Una reflexión sobre las presuposiciones en las que se basan las teorías de la personalidad.

La idea de personalidad en los enfoques sistémicos y enactivos

Las teorías de la personalidad han permeado fuertemente el saber de la psicología, la psiquiatría y la salud mental a lo largo de toda la Historia.

Entre otros elementos, desde estos puntos de vista se presupone que las personas articulan su forma de ser en torno a una serie de rasgos que la constituyen, y que serían relativamente estables a lo largo del tiempo. Veamos en principio algunos elementos básicos de las mismas.

Los fundamentos de las teorías de la personalidad

Un primer presupuesto de muchas de estas teorías es que la personalidad estaría constituida por un núcleo central compuesto por el temperamento y el carácter. Mientras el primero tendría que ver con las condiciones biológicas y genéticas, el segundo tendría más que ver, en términos simples, con los aprendizajes de las formas de ser de cada persona a lo largo de su historia vital.

En la línea de lo anterior, existen una serie de rasgos (muchos de ellos dicotómicos) en torno a los cuales se constituyen las personalidades, como el continuo extroversión-introversión, apertura a la experiencia, etc.

Teorías de la personalidad

Desde este punto de vista, se ha llegado a presuponer que existen personalidades que podrían categorizarse como trastornadas. En los manuales de diagnósticos psicopatológicos más extendidos, como el CIE 10 o el DSM, se las agrupó según ciertas similitudes en algunas de las características de dichos trastornos. De acuerdo con estas definiciones, muchas veces las personalidades se consideran trastornadas por el tipo de sufrimiento que generan, así como por el grado de dificultad que pueden revestir en la inserción en la sociedad y las relaciones humanas en general. También existen otros puntos de vista con más enfoque en los aspectos estructurales de la misma.

Sus implicaciones en psicoterapia

Independiente de la teoría, como puede verse un elemento que trasciende la mayoría de los puntos de vista, se posiciona desde la idea de una relativa permanencia e invariabilidad en las formas de ser. El trabajo psicoterapéutico se trataría en gran medida entonces de lograr flexibilizar ciertos aspectos de estos rasgos, bajar los niveles de sufrimiento en cuanto a su adaptación en la sociedad y permitir formas de existir más armónicas.

Todos estos puntos de vista han sido sin dudas un aporte de enormes proporciones en la búsqueda del alivio de muchas personas y han sido una base para la forma de abordar la salud mental desde el punto de vista de muchos profesionales y consultantes. Pero también revisten ciertos riesgos o aspectos críticos de los que es necesario hacerse cargo. A continuación, se revisarán algunos.

Desde el punto de vista de la teoría general de sistemas, los mismos se constituyen en base a ciertos principios básicos y universales, independiente del tipo que sean. Uno de sus elementos principales presupone que son sinérgicos, es decir, que su totalidad es distinta a la suma de sus partes. Esa sinergia emerge en la interacción de sus componentes o subsistemas, que son interdependientes y diferenciados entre sí. Esto aplica a los grupos o sistemas humanos también.

El primer elemento crítico que emerge desde esta perspectiva a la idea de personalidad es que la forma de ser (o la forma de ir siendo) de cada persona, siempre está en referencia a su interacción e interdependencia con otros. Desde este enfoque, al estar perteneciendo a varios sistemas al mismo tiempo y también en distintos momentos, es imposible ni siquiera ser una misma persona en todos los momentos o tener unos elementos centrales permanentes que nos definan como tales.

Crítica desde la Teoría Enactiva

Desde el punto de vista de la Teoría Enactiva del autor chileno Francisco Varela, se piensa que vamos emergiendo en un constante e inevitable cambio en la interacción, manipulación, co-creación y encuentro con el mundo que nos rodea.

Considerando esta innovadora perspectiva, se presupone que es imposible encontrar elementos de permanencia que trascienden el tiempo y los distintos momentos históricos y espacios en que nos desarrollamos como seres humanos. Como mucho, podríamos realizar ciertas distinciones aparentes sobre cosas que nos parecen permanentes o trascendentes, pero incluso así no podrían definirse como iguales.

Los impactos de estos puntos de vista y otros que siguen la misma línea son radicales si son considerados en el ejercicio de la psicoterapia, en primer lugar, porque presuponen que toda persona puede cambiar e inevitablemente está cambiando permanente. Y es en ese cambio en donde podría producirse el alivio o búsqueda de sentido de los consultantes, más que en una flexibilización o adaptación de sus rasgos a conceptos de normalidad o adaptación.

Es importante mencionar de todas formas que cada uno de los abordajes teóricos mencionados, sean los más cercanos a la idea de la existencia de la personalidad o los sistémicos- interaccionales, se posiciona desde puntos de vista ontológico (concepto de ser humano) y epistemológicamente (punto de vista sobre la relación que tenemos con la realidad) distintos y ninguno es más cierto que otro. Probablemente, la utilidad y éxito de unos u otros en un proceso de consulta tenga más que ver con las necesidades particulares de cada consultante y el tipo de relación o alianza que se establezca con el terapeuta que con su valor de verdad en sí mismo.

Psicólogo

Las Condes
Terapia online

Diego Astorquiza es psicólogo titulado de la Universidad Diego Portales. Posee el grado de Magíster en Psicoterapia de Enfoque Constructivista-Interaccional por la Universidad Mayor de Santiago de Chile, además de un Postítulo en Psicoterapia con Enfoque Sistémico-Construccionista en el Centro de Estudio Sistémico, y ha realizado diversos cursos de formación en el ámbito de la psicología clínica. Realiza terapia principalmente a adultos y adolescentes. Su consulta está situada en Las Condes (Chile).

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados