Un repaso a los beneficios de tener una autoestima adecuada. Unsplash.

La autoestima es una característica indispensable para alcanzar nuestras metas de manera eficiente, teniendo en cuenta que está relacionada con la confianza en nosotros mismos.

Esta característica de personalidad comienza a establecerse desde la infancia, siendo determinantes los factores del medio ambiente (crianza, amistades, etc.).

En este artículo vamos a ver en qué consiste exactamente este constructo psicológico, además revisaremos cuáles son los principales beneficios de tener una buena autoestima.

¿Qué es la autoestima?

Para comprender los beneficios de tener una buena autoestima, primero debemos familiarizarnos con su concepto. La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos, basada en una percepción adecuada de nuestras capacidades y de nuestra personalidad.

Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, una persona con alta autoestima no necesariamente debe ser una persona presumida. En muchas ocasiones sucede que las personas con una buena valoración de sí mismas, son las más discretas y reservadas.

La autoestima comienza a establecerse durante las etapas tempranas del desarrollo, mediante la formación que los padres o cuidadores impartan en el infante y su interacción con sus iguales. Es por ello que los estilos de crianza son determinantes en este proceso, y no es recomendable ni ser demasiado permisivo con los jóvenes, ni una autoridad absoluta sobre ellos.

Lo ideal es encontrar el equilibrio saludable para que ellos puedan sentirse queridos y a la vez que son capaces de realizar ciertas tareas por ellos mismos.

Ventajas y beneficios de tener buena autoestima

En las próximas líneas veremos un listado con los beneficios de tener buena autoestima

1. Autoconfianza

Las personas con una buena autoestima son portadoras de confianza en ellas mismas, lo cual resulta beneficioso básicamente para cualquier proyecto que emprendan, además de ser un factor protector ante el estrés y los estados depresivos.

2. Capacidad de perdonar

La autoestima bien establecida le permite al sujeto ser capaz de perdonar adecuadamente, sin que queden resentimientos de por medio.

Esta capacidad no consiste únicamente en perdonar a los demás, sino que también se aplica en el perdón a uno mismo.

3. Mejor desarrollo de las habilidades

Ser portador de una buena autoestima facilita un mejor desarrollo de las habilidades personales, teniendo en cuenta que mientras mejor concepto tengamos de nosotros mismos mayor tendencia habrá a aspirar a metas estimulantes que potencien nuestras capacidades.

4. Adecuada preocupación por la salud

El cuidado de la salud es un tema que está bastante relacionado con la buena autoestima.

Y es que las personas que se preocupan más por estar saludables son aquellas que tienen una buena imagen de sí mismas y se valoran. Esto hace que lleven estilos de vida saludables, y eviten los excesos.

5. Capacidad de afrontar y superar problemas

Otro de los beneficios de tener una buena autoestima consiste en usar estilos de afrontamiento más efectivos. Por lo general, las personas con esta característica psicológica afrontan los problemas de manera asertiva y frontal, no tienen la necesidad de evadirlos porque confían en sus capacidades y saben que tienen lo necesario para vencer al problema.

6. Mejor salud mental

La correlación que existe entre salud mental y autoestima es altamente positiva, ya que las personas que poseen un mejor autoconcepto de sí mismos tienen a evitar los conflictos y las situaciones tóxicas en su vida.

A mayor autoestima, mayor asertividad emocional, y por tanto menores niveles de estrés y angustia.

7. Mejores propósitos de vida

Las metas y los propósitos de vida son cuestiones que están sujetas a la percepción que tenemos de nosotros mismos. En este sentido, si un sujeto tiene un mejor autoconcepto de él mismo, creerá que es capaz de conseguir mejores cosas en la vida y hará lo posible porque así sea.

8. La capacidad de asumir las responsabilidades de la mejor forma

Una buena autoestima nos ayuda a asumir y cumplir con nuestras responsabilidades de una mejor manera, entendiendo que no solamente basta con ser capaz de cumplir con nuestras obligaciones, sino que también es importante el hacerlas bien.

9. Mejores relaciones interpersonales

Gozar de una buena autoestima significa tender a desarrollar buenas relaciones con sus semejantes, teniendo en cuenta que quienes tienen un autoconcepto adecuadamente ajustado se relacionan de manera adaptativa con los otros, y además son sujetos selectivos que evitan relacionarse con individuos conflictivos.

10. Seguridad al momento de tomar las decisiones

Cuando presentamos una buena autoestima, es habitual que tomemos las decisiones de una forma más comprometida y segura.

Por supuesto, este hecho responde a una evaluación previa de la situación relacionada con la confianza que tenemos a la hora de establecer planes, de mirar más allá del presente.

Las personas con la autoestima bien establecida evalúan la factibilidad de sus acciones antes de tomar las decisiones correspondientes, para evitar la posible frustración de no haber logrado cumplir con los objetivos planteados en un principio.

Referencias bibliográficas:

  • Greenberg, J. (2008). "Understanding the vital human quest for self-esteem". Perspectives on Psychological Science. 3 (1): 48 - 55.
  • Isberg, R. S.; Hauser, S. T.; Jacobson, A. M.; Powers, S. I.; Noam, G.; Weiss-Perry, B.; Fullansbee, D. (1989). "Parental contexts of adolescent self-esteem: A developmental perspective". Journal of Youth and Adolescence. 18 (1): 1-23.