¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cuál es la Canción más Relajante del Mundo?

La investigación científica ha encontrado una pieza musical con un efecto relajante muy potente.

La Canción más Relajante del Mundo

Sales de casa, llevas el móvil, la cartera, las llaves y, por suerte, no te has olvidado de los auriculares. Para ir al supermercado esta mañana quieres escuchar las últimas novedades de tus artistas favoritos, para ir a la universidad te pones alguna de tus playlists más animadas y para ese largo viaje en tren escucharás algún disco que te relaje. La música nos acompaña a lo largo de nuestras vidas, en diferentes momentos cotidianos y de la mano de toda una variedad de emociones y sensaciones.

Escuchamos música para sentir una emoción concreta, para evocar un recuerdo, simplemente para pasar el tiempo o, por lo contrario, porque estamos experimentando una emoción que precisa del efecto de una canción para afrontarla. Es muy común, por ejemplo, recurrir a la música cuando experimentamos nervios o ansiedad, para refugiarnos en alguna melodía que nos relaje y nos dé descanso.

¿Sabes cuál es la canción más relajante del mundo? Es evidente que cada persona tenemos gustos personales concretos y nuestros artistas y géneros musicales favoritos. Pero, desde la ciencia, se han llevado estudios científicos para conocer el efecto neuronal, hormonal y físico de escuchar diferentes canciones consideradas relajantes. Una de ellas se ha llevado así el título a “Canción más relajante del mundo”.

En este artículo, veremos cuál es esta canción con tal efecto relajante, haciendo además una reflexión sobre la capacidad de la música en calmar nuestras emociones y sensaciones y proporcionarnos bienestar cuando más lo necesitamos.

¿Por qué nos relaja la música?

Antes de descubrir cuál es la denominada “canción más relajante del mundo”, vamos a reflexionar sobre la forma en que la música interactúa y modula nuestras emociones, sentimientos y sensaciones. La capacidad de la música para inducir estados emocionales ha sido objeto de fascinación y estudio durante décadas. Diferentes investigadores han explorado a fondo cómo la música puede impactar en nuestras emociones y, en particular, por qué ciertos géneros, melodías o incluso, artistas, tienen el poder de relajarnos en mayor medida que otros. La música tiene la capacidad única de modular nuestras respuestas fisiológicas y neuroquímicas.

Diferentes investigaciones llevadas a cabo a lo largo del tiempo sugieren que la música tiene la capacidad de ofrecer una alternativa efectiva a los medicamentos ansiolíticos y sedantes en algunos casos concretos. De hecho, en muchas instituciones médicas, han comenzado a introducir la música como componente relajante antes de una prueba médica estresante tal y cómo una resonancia magnética o una pequeña intervención quirúrgica sin sedación. Esto resalta el papel clave de la música en la gestión del estrés y la ansiedad, y cómo es importante incluirla en los tratamientos y centros destinados a la salud y al bienestar.

Desde una perspectiva neurocientífica, se conoce que la música tiene la capacidad de afectar las conexiones neuronales y activar áreas específicas del cerebro relacionadas con las emociones. Los sonidos suaves y melodías lentas tienen la capacidad de disminuir la actividad del sistema nervioso simpático, responsable de la respuesta de “lucha o huida”, mientras aumentan la actividad del sistema nervioso parasimpático, que está asociado con la relajación y la restauración.

Además, también la música puede influir en la liberación de neurotransmisores concretos como la dopamina y la serotonina, conocidos por su papel en el bienestar emocional. Esto explica por qué ciertos acordes y armonías pueden tener un efecto directo en nuestro estado de ánimo, llevándonos a un estado de calma y serenidad. En resumen, como venimos comentando desde el principio de este artículo, la música actúa como un poderoso modulador emocional, afectando nuestras respuestas fisiológicas y químicas de maneras que van más allá de la simple apreciación estética. Comprender estos mecanismos nos acerca a descifrar el enigma de por qué ciertas composiciones tienen la capacidad única de relajarnos y aliviar el estrés en nuestras vidas diarias.

¿Qué hace a una canción relajante?

La capacidad que tiene una canción para relajarnos puede ser aleatoria y dependiente de los gustos de cada persona. Sin embargo, sí han podido identificarse gracias a la ciencia y la investigación neurobiológica diferentes factores que facilitan entender el potencial relajante de las canciones que tienen esta capacidad. Así, se puede decir que la relajación que experimentamos al escuchar una canción relajante se debe a una combinación concreta y compleja de elementos cuidadosamente combinados que afectan directamente a nuestras respuestas emocionales y fisiológicas.

1. Velocidad del ritmo

La velocidad del ritmo es un factor crucial. Las canciones con ritmos lentos, marcados por tempo pausado, tienden a inducir una sensación de calma. Esta característica, respaldada por estudios en el campo de la psicología musical, sugiere que nuestro cuerpo tiende a sincronizarse con el ritmo, ralentizando la frecuencia cardíaca y promoviendo un estado de relajación.

2. Armonía y tonalidad

La armonía y la tonalidad también desempeñan un papel fundamental. Acordes suaves y progresiones armónicas simples contribuyen a una experiencia auditiva que se percibe como suave y tranquila. Los sonidos que imitan la naturaleza, como el murmullo de agua o el susurro del viento, también han demostrado tener efectos relajantes, posiblemente debido a la asociación de estos sonidos con entornos pacíficos.

3. Simplicidad melódica

La simplicidad melódica es otro componente clave. Melodías simples y repetitivas tienen el poder de captar nuestra atención de manera relajada, sin provocar respuestas emocionales intensas. Cuando una melodía consigue ensimismarnos y no tenemos que activar nuestra mente para prestarle atención y procesarla, tienen probablemente un alto potencial relajante. Este enfoque musical suave permite que nuestra mente se sumerja en la música sin esfuerzo, creando un ambiente propicio para la relajación.

La canción más relajante del mundo

Llegó el momento de hablar de cuál es, en palabras de la ciencia, la canción más relajante del mundo. La revista Times nombró en 2011 a Marconi Union, una banda británica, como los “Inventores del año” por su composición “Weightless”; la canción más relajante del mundo. Marconi Union es un grupo de tres miembros de música ambient formado en 2003 en Manchester. La música ambient se caracteriza principalmente por el uso de instrumentos musicales principalmente electrónicos, centrándose en el tono y la atmósfera que se genera más que en la estructura musical o el ritmo. Por lo general, las composiciones de música ambient son largas, en comparación con la música popular o que suena en la radia, y ha sido catalogada como música minimalista, “tan fácil de ignorar como de prestar atención”.

Y es que “Weightless”, la canción más relajante del mundo, fue compuesta explícitamente para serlo. La canción de 8 minutos de duración fue llevada a cabo en colaboración con Lyz Cooper, fundadora y directora de la British Academy of Sound Therapy. Esta composición combina de forma magistral los elementos musicales comentados anteriormente. Con un tempo lento y constante, la melodía fluye suavemente, guiando al oyente hacia un estado de calma. La elección de instrumentos y sonidos ambientales, como campanas suaves y acordes etéreos, contribuye a una experiencia auditiva que evoca tranquilidad y serenidad.

En una investigación para conocer el potencial relajante de diferentes canciones, se compararon diferentes composiciones. Además de “Weightless”, se estudiaron “Someone Like You” de Adele, “Strawberry Swing” de Coldplay y “Watermark” de Enya, entre muchas otras. Este estudio concluyó que “Weightless” tenía una mayor capacidad de relajación, pero además, superó el estado de relajación que tendría un masaje hasta en un 6%, algo no logrado por cualquier otra canción de este estudio.

Una vez ya se consideró el potencial relajante de esta composición, otro estudio publicado en la revista Regional Anesthesia & Pain Medicine se centró en buscar formas de reducir la ansiedad preoperatoria. Por lo general, para reducirla, se hace uso de sedantes y benzodiacepinas como el midazolam. En esta investigación, querían encontrarse formas de lograr reducir esta ansiedad sin el uso de estos psicofarmacológicos. Así, con una muestra de 157 adultos, la mitad recibieron 1-2 mg de midazolam y la otra mitad escucharon “Weighless” de Marconi Union. Este estudio concluyó que escuchar esta canción tenía una capacidad relajante superior al uso de benzodiacepinas.

Una introducción a la musicoterapia

La capacidad de la música para influir en nuestras emociones y estados de ánimo ha llevado al desarrollo de una disciplina conocida como musicoterapia. Esta práctica utiliza la música como herramienta terapéutica para abordar una variedad de necesidades emocionales, cognitivas y sociales en individuos de todas las edades. La musicoterapia no solo se basa en la escucha pasiva de música relajante, como la mencionada "Weightless", sino que implica la participación activa del individuo en actividades musicales dirigidas por un terapeuta cualificado. Estas actividades pueden incluir tocar instrumentos, cantar, componer o improvisar música.

La terapia musical se ha aplicado con éxito en entornos clínicos para tratar afecciones como el estrés, la ansiedad, la depresión y el trastorno del espectro autista. Además, ha demostrado ser beneficioso en el ámbito de la rehabilitación física y cognitiva. La música actúa como un puente que conecta la mente y el cuerpo, facilitando la expresión de emociones que pueden ser difíciles de comunicar verbalmente. La musicoterapia no solo busca aliviar síntomas, sino también mejorar la calidad de vida, fortalecer la autoexpresión y fomentar la conexión interpersonal.

Conclusiones

En conclusión, la música ejerce un poderoso influjo sobre nuestras emociones y bienestar. La búsqueda de la canción más relajante revela cómo elementos como el ritmo, la melodía y la armonía pueden modular nuestras respuestas fisiológicas. La destacada "Weightless" y la musicoterapia destacan el potencial terapéutico de la música, sugiriendo que su impacto va más allá del mero disfrute estético.

  • Graff V, Cai L, Badiola I, et alMusic versus midazolam during preoperative nerve block placements: a prospective randomized controlled studyRegional Anesthesia & Pain Medicine 2019;44:796-799.

Psicólogo

Javi Soriano es graduado en Psicología por la Universidad de Valencia y está acabando un Máster en Investigación Psicosocial. Le interesa todo lo que tiene que ver con las personas y la sociedad, pero le encanta leer y escribir sobre temas relacionados con el género, la sexualidad y las minorías. Es una persona muy curiosa a la que le encantan los debates y aprender de los demás.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese