La Inteligencia Emocional nos ayuda a escoger el camino correcto delante de un problema o una situación y encontrar la mejor vía . Nos ayuda a valorar y sopesar diferentes opciones para llegar a nuestro fin.

La inteligencia emocional, nos aporta la capacidad de entender y analizar información y utilizarla de manera más asertiva. Por emocional, también se entiende como aquello perteneciente a las emociones y a lo emotivo, y el como reacciona cada persona delante de alguna de las emociones del ser humano.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La Inteligencia Emocional es la capacidad de las personas para reconocer sus propias emociones, las de los demás y diferenciar entre los diferentes sentimientos y emociones, pudiendo ordenarlos y catalogarlos, así como poder modificar o cambiar una emoción o sentimiento, cuando sea necesario, en función de las circunstancias.

Podemos decir que una persona emocionalmente inteligente es capaz de gestionar satisfactoriamente las emociones conscientemente, para lograr resultados positivos en su interpelación de lo que sienten las otras personas y uno mismo.

El concepto de Inteligencia Emocional (IE) fue desarrollado por los psicólogos Peter Salovey y John Mayer. Pero Daniel Goleman, un psicólogo, periodista y escritor estadounidense, fue quién le dio fama mundial a la Inteligencia Emocional, con la publicación de su libro Emotional Intelligence en 1995.

Para Goleman, la Inteligencia Emocional consta cinco capacidades:

  • Descubrir las emociones y los sentimientos propios
  • Reconocerlos
  • Manejarlos
  • Crear una motivación propia y
  • Gestionar las relaciones personales

Por otro lado, Goleman la describe mediante cinco principios o elementos de la Inteligencia Emocional:

  • Autoconciencia emocional
  • Autorregulación emocional
  • Motivación
  • Empatía
  • Habilidades sociales

Y luego la divide en dos áreas: Inteligencia intrapersonal y la interpersonal.

Dos grupos de Inteligencia Emocional

En la literatura científica existen dos grandes grupos de inteligencia emocional:

  • Modelo mixto, la unión de habilidades emocionales con elementos de la personalidad.
  • Modelo de habilidad: es el procesamiento emocional de la información obtenida del entorno, o de la introspección.

Dentro del mundo científico, se aprecia mucho más el modelo de habilidad.

¿Para qué sirve?

Las personas que cuentan con alta Inteligencia Emocional consiguen establecer unas relaciones más positivas y enriquecedoras en su vida. Son personas que crean empatía y con quien gusta estar.

Con su fama, el concepto de Inteligencia Emocional motivó la aparición de numerosos test diseñados para saber y comparar la Inteligencia Emocional entre las personas, aunque la mayoría de estas herramientas de evaluación no cuentan con la aprobación científica.

La Inteligencia Emocional desempeña un papel fundamental en el éxito o en el fracaso de todo tipo de relaciones humanas, desde las de amistades, sentimentales y familiares hasta los vínculos laborales

La empatía, el autocontrol emocional y la motivación, pueden condicionar el trabajo en equipo, motivo por el cual estos elementos, que son indicadores de Inteligencia Emocional, son cada vez más tenidos en cuenta en el proceso de la selección de personal para las empresas.

Ha quedado demostrado que una persona con Inteligencia Emocional, además de saber tomar el camino adecuado, ha valorado previamente su decisión y tiene argumentos para defender su postura. Posee control sobre las emociones, es empática con sus compañeros y normalmente genera entusiasmo. Es alguien que crea buen ambiente de trabajo y ayuda a cohersionar equipos.

Hoy en día la Inteligencia Emocional es un valor muy tenido en cuenta en la elección el candidato en procesos de selección de personal, porque mejora considerablemente los beneficios de la empresa y el bienestar de los empleados.

Cómo se adquiere la Inteligencia Emocional

Se cree que la Inteligencia Emocional es una habilidad de la que todos disponemos, pero que no se muestra si no se entrena. Por otro lado, hay personas que por diversos motivos la tienen mucho más desarrollada que otros la media de la población. Influye mucho la educación que ha tenido la persona y su nivel de autoestima.

Por suerte, hay ejercicios para desarrollar la Inteligencia Emocional, y quienes los ponen en práctica demuestran signos de madurez en la mayoría de aspectos de su vida.