Un color que en muchos contextos evoca sensaciones negativas, pero que en otros expresa elegancia. Unsplash.

El color marrón (color café en latinoamérica), es un color asociado frecuentemente con la neutralidad, o bien, con emociones desagradables. Se trata de un estímulo cromático muy presente en la naturaleza, por lo que tiene también significados ambivalentes, así como muchos usos distintos.

Veremos a continuación qué es el color pardo, cómo se le conoce en diferentes sitios y, en general, qué significa el color marrón atendiendo a las sensaciones y sentimientos que expresa.

El color marrón: qué es y cómo se obtiene

En tanto que se trata de estímulos que forman parte de nuestro entorno cotidiano, los colores han estado muy presentes en nuestro desarrollo cultural. Por la misma razón tienen una participación importante en nuestras expresiones psicológicas: logran evocar distintas emociones e incluso percepciones sobre los objetos que nos rodean, aun sin que seamos conscientes de ello.

Específicamente el color marrón se obtiene por la mezcla de los tres colores primarios (generalmente usando un poco menos azul y rojo, para evitar generar un tono grisáceo). En este sentido es considerado un color terciario. Además, al ser una mezcla de distintos matices se considera un color no espectral, que se ubica visualmente en una longitud de onda que está entre los 580 y los 620 nm.

El término “marrón” es tomado del francés “marron” que quiere decir “castaño”, por lo que es el nombre con el que se conoce a este color en muchos sitios de Europa. No obstante, este color recibe distintos nombres según la localización geográfica.

En varios lugares de latinoamérica se conoce como color “café”, aunque, cuando se trata de nombrar el tono del cabello se utiliza el término “castaño” o “castaña”. Otra forma común de nombrar este color, según la tonalidad específica, es mediante la palabra “chocolate”, “canela”, “caoba” o “miel”, entre otras. Su nombre más antiguo es color “pardo”, y lo recibió por por ser un color presente en el pelaje del leopardo.

¿Qué significa el color marrón?

En los estudios sobre psicología de color, el marrón suele generar respuestas negativas o en todo caso neutrales. Por ejemplo, en el estudio de Clarke y Costall (2008) con estudiantes de universidad en Alemania, el 44% de los participantes reportaron que el café tiene muy pocas, o incluso nulas, cualidades emocionales. Por su parte los participantes que relacionaron este color con una emoción particular, agregaron comentarios que describen al marrón como “terroso” “lodo” “natural” o frases como “no me provoca ninguna sensación” y “no tengo nada que decir, es solo café”.

En el mismo sentido, Manav (2007) encuentra que color café se relaciona con insensibilidad y un estado de ánimo desanimado, o bien con el aburrimiento. De la misma forma se relaciona con la adversidad y con depresión. En su estudio sobre las preferencias de los colores, el marrón se encuentra en los puntajes más bajos.

Por su parte, el psicoterapeuta autor del Test de los colores, Max Lüscher (citado por Rivera, 2001), describió mediante sus estudios al color marrón como un color sensorial y pasivamente receptivo. No obstante, este color no sólo indica neutralidad y amargura, sino que, como todos los colores, puede tener un significado ambivalente, que en este caso se relaciona con el vigor, la fuerza, la solidaridad, la dignidad y la confidencialidad.

En otro estudio realizado con estudiantes mexicanos, Rivera (2001) encuentra que los principales descriptores de las mujeres sobre el color café son “serio” “triste” “rama” “osos” “oscuro”, y en el caso de los hombres los principales descriptores son “café” “tabaco” “excremento” “vida”. Los descriptores en común que tuvieron los participantes son “tierra”, “troncos”, “madera”, “árbol”, “tronco”, “chocolate”, “seriedad”, “ladrillo”, “feo”, “bonito”.

En este sentido las mismas investigadora concluye que el color café es uno de los colores que evocan objetos y/o sustantivos (otros de estos son el azul oscuro, el verde y el amarillo). El café también evoca adjetivos calificativos (así como color el rosa, el gris y el anaranjado), a diferencia de otros colores que evocan emociones, como el blanco, rojo, azul claro e incluso el negro.

Significados culturales

Por su parte, Eva Heller (2005) sugiere que la combinación del color marrón con otros colores puede generar efectos opuestos a nivel tanto psicológico como cultural. Para esta autora, a nivel psicológico el marrón se relaciona con lo antipático, lo antierótico, lo desagradable, la vulgaridad y la necedad.

Su acompañamiento con el color azul puede evocar al mismo tiempo un simbolismo espiritual y terrenal, cuya traducción puede ser de nobleza e impunidad. La combinación contraria (marrón-blanco) puede evocar al mismo tiempo suciedad-limpieza. Y su mezcla con el color negro es indicio de maldad.

A nivel cultural sus significados han sido similares, pues se relaciona con el color del otoño y lo marchito, que es a su vez el fin de la primavera, estación más relacionada con emociones alegres. En el mismo sentido suele representar lo anticuado y lo que se extingue, o también aquello que da apariencia de madurez y de ser un clásico. Por lo mismo es color que ha estado muy presente en la estética y la vestimenta moderna más reciente. A pesar de ello, de acuerdo con Heller (2005) el color marrón suele ser más rechazado conforme la edad avanza, y es de hecho el color más rechazado de todos.

Principales usos

Cotidianamente el color marrón ha estado muy presente en la decoración, ya que es la materia prima de varios muebles. No solo eso, sino que se encuentra muy presente en la naturaleza. En este mismo sentido es un color que ha estado muy presente en pinturas rupestres.

El marrón, así como el negro y el rojo, suelen utilizarse para generar efectos dramáticos en publicidad y en cinematografía, y también pueden utilizarse estratégicamente para hacer que un lugar se siente más acogedor. Sobre todo cuando estos colores no se mezclan entre sí.

A nivel político, el marrón suele utilizarse en banderas locales o provinciales, aunque en algún momento se asoció al nazismo, ya que era utilizado por las tropas de asalto. Durante la Edad Media se relacionaba con la servidumbre, por el color de la ropa cuando estaba poco teñida. Por lo mismo se ha comprendido tradicionalmente como antagonista de la elegancia.

Referencias bibliográficas:

  • Clarke, T. y Costall, A. (2008). The Emotional Connotations of Color: A Qualitative Investigation. Color Research and application, 33(5): 406-410.
  • Heller, E. (2004). Psicología del color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón. Editorial Gustavo Gili: España.
  • Llorente, C. (2018). Análisis comparativo de la simbología cromática en publicidad. Nike en China y España. Vivat Academica. Revista de Comunicación, 142: 51-78.
  • Manav, B. (2007). Color-Emotion Associations and Color Preferences: A Case Study for Residences. Color Research and Application, 32(2): 145-151.
  • Parodi Gastañeta, F. (2002). La cromosemiótica. El significado del color en la comunicación visual. Recuperado 17 de septiembre de 2018. Disponible en http://200.62.146.19/bibvirtualdata/publicaciones/comunicacion/n3_2002/a07.pdf.
  • Rivera, M. A. (2001). Percepción y significado del color en diferentes grupos sociales. Revista Imagen, 53: 74-83.