El cáncer de garganta es uno de los tipos de cáncer más comunes. No resulta extraño, si tenemos en cuenta lo popular que se ha hecho el consumo de tabaco desde edades muy tempranas, la frecuencia con la que se consumen drogas de toma oral y alimentos poco adecuados, y la contaminación del aire que se respira en una gran cantidad de grandes ciudades y áreas metropolitanas. 

Sin embargo, es también una de las formas de cáncer con mayores posibilidades de ser curada. Lamentablemente, en muchos casos la progresión de la enfermedad ya se ha acelerado mucho cuando es descubierta, por lo cual es muy importante saber reconocer los primeros síntomas del cáncer de garganta para poder acudir al médico lo antes posible. En este artículo puedes conocer mejor esta enfermedad y aprender las pautas básicas para saber cómo detectarla.

Los primeros síntomas del cáncer de garganta

A continuación puedes encontrar un listado en el que se detalla en qué consisten estas señales de cáncer. No obstante, hay que tener en cuenta que la aparición algunos de estos síntomas (como el mal aliento) no tienen por qué confirmar la existencia de esta enfermedad y pueden estar causados por otros factores. Eso significa que en muchos casos no hay por qué alarmarse, pero que un chequeo médico es necesario para salir de dudas.

Además, es imprescindible que el diagnóstico lo haga exclusivamente personal médico bien entrenado. Quien reconozca algunos de estos síntomas en sus experiencias diarias, en vez de "autodiagnosticarse", debe acudir al médico, en vez de asumir que tiene una enfermedad grave.

1. Dolor de garganta persistente

La aparición del cáncer en tejidos de la zona de la garganta hace que aparezca dolor o molestias que se mantienen durante días y semanas a pesar de los intentos de remediar esto con la toma de medicamentos.

2. Deterioro de la claridad de la voz o aparición de voz ronca

Uno de los síntomas del cáncer de garganta es la evolución del tipo de voz hacia una que se oye menos o es más ronca. Se trata de un síntoma producido por la aparición de anomalías en las zonas de la garganta por donde circula el aire ya modulado por las cuerdas vocales.

3. Tos frecuente, a veces acompañada de sangre

El cáncer de garganta puede hacer que aparezcan irregularidades en las vías por las que circula el aire, y estas pequeñas elevaciones y huecos suelen resecarse o acumular materia orgánica. Esto hace que la parte de la garganta en la que se encuentran se reseque o se irrite, lo cual acostumbra a producir heridas.

Algunas personas creen que la tos con sangre es simplemente un producto de las encías irritadas, pero hay que tener en cuenta que es un síntoma preocupante y que es motivo de revisión médica cuanto antes.

4. Aparición de bultos

En ocasiones, uno de los más claros síntomas del cáncer de garganta es la aparición de bultos que se pueden notar palpando el cuello. Sin embargo, si se nota uno por la zona lateral hay que tener en cuenta que puede tratarse de un ganglio inflamado y no de un tumor, lo cual de todas formas es motivo para recibir atención médica, ya que es uno de los síntomas que aparecen cuando hay una complicación infecciosa cerca. Por otro lado, las cadenas de ganglios pueden ser utilizadas por el cáncer para viajar de un lugar a otro, como si fuesen túneles.

5. Dificultad al respirar

La obstrucción de las vías de respiración también es uno de los síntomas del cáncer de garganta.

En ocasiones no se trata tanto de la dificultad a la hora de respirar, sino que más bien lo que llama la atención es la aparición de un sonido extraño al respirar. Esto también puede ser una señal de que se está produciendo una alteración en la garganta.

6. Cansancio y dolores de cabeza

Este es un síntoma que se deriva del anterior. Además de ser algo peligroso en sí, la dificultad para respirar puede producir otros síntomas, como los dolores de cabeza y los episodios de cansancio debidos a la falta de oxígeno. De algún modo, este es uno de los síntomas del cáncer de garganta con un mayor potencial en el desgaste de nuestra salud, ya que afecta a todas las demás funciones corporales a través de la escasez de sangre oxigenada.

7. Mal aliento

La halitosis es un síntoma que se produce a causa de las dificultades a la hora de tragar la saliva que se va acumulando en la boca y a causa de la acumulación de materia orgánica en las irregularidades formadas por el cáncer de garganta. Se trata de uno de los síntomas indirectos del cáncer de garganta, ya que aparece cuando esta enfermedad crea un efecto acumulativo a partir de la actividad fisiológica normal (que incluye tragar saliva para ir renovándola).

8. Dolor en los oídos

El dolor en los oídos o en el cuello, con el que los primeros están comunicados, también son síntomas frecuentes del cáncer de garganta y laringe. Esto ocurre porque el amontonamiento de células cancerosas presiona las partes del cuerpo adyacentes.

9. Dificultades para tragar

Cuando el cáncer de garganta está algo más avanzado, puede hacer que duela el simple hecho de tragar alimentos. Esto, a su vez, produce otras complicaciones asociadas a este síntoma de cáncer de garganta, como la pérdida de peso y la malnutrición, que a su vez hacen que el cuerpo esté menos preparado para combatir el cáncer.

Para concluir

Entre estos síntomas del cáncer de garganta hay algunos más graves y otros que son comunes incluso en personas perfectamente sanas. 

Entre estos últimos se encuentran el mal aliento y la tos frecuente (sin sangre), que pueden depender del contexto en situaciones puntuales. Otros síntomas, como el dolor de garganta o el dolor al tragar. son frecuentes en episodios de enfermedades poco graves y transitorias, mientras que la tos con sangre y la aparición de bultos son síntomas más preocupantes. 

En cualquier caso, la aparición sostenida de uno o varios de estos síntomas debe alertarnos y deberemos acudir lo antes posible a un consultorio médico con el fin de descartar cualquier tipo de enfermedad.