Esta condición tiene causas neurológicas por destrucción de tejido nervioso. Unsplash.

A menudo escuchamos, leemos, o incluso empleamos términos de cuyo significado no estamos completamente seguros. Por sentido común hacemos asociaciones arbitrarias entre un estado y un término que no siempre es el que describe correctamente a dicho estado. Esta situación suele presentarse frecuentemente con el estado vegetativo, el cual está asociado con el estado de coma o el estado de mínima consciencia. Pero en realidad estos tres son distintos, y deberíamos tener claras sus diferencias.

En este artículo conoceremos los aspectos más relevantes del estado vegetativo, sus posibles causas y síntomas, además de los tratamientos y cuidados que se emplean para estos casos.

¿Qué es el estado vegetativo?

Se determina que la persona está en estado vegetativo cuando las estructuras cerebrales encargadas de las funciones mentales superiores han dejado de funcionar, pero aún se mantienen funcionando las estructuras del encéfalo que se encargan de las funciones vitales (ciclos de sueño, temperatura corporal, respiración y frecuencia cardiaca).

Esto quiere decir el sujeto en estado vegetativo tendrá signos vitales y dará la impresión de estar despierto, en estado de vigilia, pero realmente no responderá a ninguna estimulación del entorno, ni será capaz de hablar, además de no poseer consciencia de sí mismo o de los demás.

Esta circunstancia representa una de las patologías cerebrales más raras y poco frecuentes de darse, pero cuando ocurre es un estado permanente. Existen tratamientos que aparentemente han dado resultados con algunos pacientes, haciendo que recuperen funciones cerebrales al cabo de algún tiempo. Pero no se ha logrado determinar si realmente esos pacientes estaban en estado vegetativo o solamente presentaban un estado de mínima consciencia.

Causas

Este estado ocurre cuando existe algún daño importante en la parte superior del encéfalo, haciendo imposible que el individuo tenga funciones mentales superiores. Sin embargo, los sistemas reticulares ascendente y descendente (SARA Y SIR) se mantienen funcionales, ocupándose de los estados de vigilia y sueño del sujeto.

Algunas de las causas puntuales que pueden ocasionar un estado vegetativo son especialmente un traumatismo craneal, un paro cardiaco o respiratorio que impide la llegada de oxígeno al cerebro. Las hemorragias o infecciones cerebrales también pueden detonar el estado vegetativo en el individuo.

Síntomas

A pesar de que el cerebro se ve afectado en cuanto a sus funciones más significativas, aún posee capacidad de acción en ciertas áreas de la vida, por lo que en ocasiones puede parecer que la persona está reaccionando de manera consciente ante el entorno. Pero en realidad se trata de reflejos primarios básicos, los cuales tienen una respuesta específica ante algunos estímulos.

Por ejemplo, los pacientes en estado vegetativo alcanzan a apretar el puño cuando les tocan la palma de la mano. Esto no significa que lo hagan de manera deliberada, es más como el reflejo palmar de los bebés.

Otros síntomas del estado vegetativo son los siguientes: pueden abrir los ojos, presentan conductas de sueño aparentemente normales; pero que no están necesariamente relacionadas con el día y la noche, son capaces de respirar, chupar, masticar, toser, atragantarse, tragar y hacer sonidos con la garganta.

Pese a que estas conductas puedan parecer conscientes, en realidad no responden a ningún pensamiento o intención deliberada por parte del paciente.

Cuando la causa del estado vegetativo ha sido un traumatismo del cráneo y no una enfermedad que mermara la llegada de oxígeno al cerebro, pueden detectarse niveles mínimos de consciencia del electroencefalograma. Por ejemplo, algunos pacientes pueden imaginar que mueven los miembros superiores, pero no son capaces de hacerlo realmente. En cuanto a las necesidades fisiológicas, son completamente involuntarias en todos los casos.

Tratamiento

Para un diagnóstico correcto es necesario que al paciente se le haya realizado la evaluación médica correspondiente, además de una resonancia magnética nuclear.

A parte de estas evaluaciones la observación debe ser constante durante un periodo de tiempo significativo, para evitar que puedan pasarse por alto algunas señales de consciencia. Tratamiento

Teniendo en cuenta que actualmente este estado no es reversible, los cuidados y el tratamiento son de carácter preventivo, para evitar que la situación física del sujeto pueda verse afectada en mayor medida.

Lo que se hace en estos casos es prevenir los problemas propios de la inmovilización y asegurarse de que la nutrición sea correcta.

El fisioterapeuta y el nutricionista suelen brindan apoyo a los cuidadores durante los primeros días de cuidado, indicando cómo han de ser los movimientos para ayudar al paciente y cuál debe ser la dieta específica.

Dependiendo de las leyes de cada país, existen medidas acerca de la suspensión de los soportes vitales durante el estado vegetativo. Este tema debe ser discutido por las autoridades hospitalarias en conjunto con los familiares. En caso de que el paciente hubiese dejado por escrito sus deseos, estos deberán ser tomados en cuenta al momento de la decisión final.

Referencias bibliográficas:

  • Canavero S. (editor) (2009), Textbook of therapeutic cortical stimulation, New York: Nova Science.
  • Owen, A. M., Menon, D.K., Johnsrude, I.S., Bor, D. (2002), Detecting residual cognitive function in persistent vegetative state, Neurocase 8 (5): 394-403.