Las 3 causas de la exclusión social (explicadas)

Un resumen de las principales causas de la exclusión social y de cómo afectan a las personas.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Causas de la exclusión social

A lo largo de la historia muchas personas han quedado apartadas del resto, experimentando algún tipo de exclusión social. Este fenómeno es definido como la ausencia de participación y oportunidades de grupos de individuos dentro de una sociedad.

Las causas detrás de la exclusión social son muy variadas, pues se trata de un fenómeno multidimensional. Una persona puede ser excluida socialmente a causa de factores económicos, laborales, culturales y políticos, entre otros.

Aquí vamos a ver cuáles son las principales causas de exclusión social, además de entender cuáles son los orígenes de este concepto y la importancia que ha adquirido en las sociedades occidentales.

¿Qué entendemos por exclusión social?

Podemos definir a la exclusión social como la ausencia de participación y de oportunidades de individuos dentro de las dinámicas cotidianas y básicas de la sociedad en la que viven.

A menudo viene representada por el rechazo de individuos con rasgos distintos a los socialmente aceptados, a quienes se les priva de derechos fundamentales y se les dificulta desarrollarse plenamente en la sociedad.

La exclusión social se da sobre todo en los países en vías de desarrollo, pero también puede observarse en sociedades desarrolladas. Sea como sea, esta se manifiesta en forma de desigualdad, marginación, discriminación, pobreza y vulnerabilidad de algunos sectores de la población. Lo que suele producir este tipo de situaciones tienen que ver con aspectos como el estatus económico, el género, la raza, la religión, discapacidades, identidad sexual, condición migratoria...

Aunque la conceptualización del término “exclusión social” es muy reciente, esto no quiere decir que no se haya experimentado desde hace mucho tiempo. De hecho, la exclusión social ha sido una constante a lo largo de la historia de la humanidad y ha estado presente en todas las civilizaciones.

La exclusión social es un fenómeno colectivo, en el sentido de que se aplica a un grupo de personas que comparten una o varias características no bien vistas por la mayoría de la sociedad. También es multifacética y multidimensional, y es habitual que implique el uso de etiquetas sociales, habitualmente de forma peyorativa, como modo de diferenciación y estigma para determinar la desigualdad en las relaciones entre individuos o grupos sociales.

Las causas detrás de este fenómeno son muy variadas y, aunque las vamos a explicar a continuación con más detalle, podemos adelantar que tienen que ver sobre todo con aspectos económicos, sociales y políticas. La lista extensa de las causas detrás de la exclusión social sería casi infinita, pues se trata de un fenómeno muy complejo que se puede dar de múltiples maneras.

Historia del concepto de exclusión social

En el mundo occidental, al menos en el europeo, los gobiernos tratan de reducir al máximo la exclusión social. Los países democráticos y desarrollados promulgan leyes con la intención de acabar con la exclusión social mediante la integración de la población y la aplicación de medidas promotoras de la igualdad de derechos y oportunidades. En principio, consiguiendo que todo el mundo vea sus derechos fundamentales respetados y estén plenamente integrados en la sociedad donde residen, la exclusión social desaparecerá.

La idea de la exclusión tal y cómo la entendemos aparece tras el final de la Segunda Guerra Mundial, aunque adquirió especial relevancia durante la década de los 80 gracias al político francés Jacques Delors. En esta época adquiere gran importancia este término en los países de Europa occidental, sobre todo entre los miembros de la Comunidad Económica Europea (CEE), precursora de la actual Unión Europea. Esta institución presenta una resolución llamada “Combatir la exclusión social” siendo este documento la primera aparición oficial del término.

Pese a que el término es muy escuchado en las legislaciones de Europa occidental, otras sociedades como los Estados Unidos o los países asiáticos no se han mostrado tan interesados en combatir la exclusión social. Su acogida no ha sido especialmente fuerte en los países africanos y, aunque con cierta intención de combatirla, tampoco se puede decir que Latinoamérica haya conseguido avanzar demasiado en su erradicación.

Da la casualidad de que en los países donde la idea de exclusión social no es tan conocida se prefiere usar el término de pobreza para referirse a este fenómeno. Si bien pobreza y exclusión social están relacionadas, no son términos sinónimos puesto que la pobreza se refiere más a la privación de riqueza y dificultades económicas mientras que la exclusión social implica un problema mucho más multifacético, multidimensional y multicomponente.

Los 3 tipos de causas de la exclusión social

Como íbamos diciendo, las causas detrás de la exclusión social son muchas, no obstante, estas se pueden agrupar en tres tipos principales: económicas, sociales y políticas.

1. Causas económicas

Uno de los principales motivos por los que una persona puede quedar socialmente excluida es el dinero. No poseer suficiente poder adquisitivo es uno de los factores más importantes en generar brechas sociales. La falta de dinero, estemos donde estemos, se traduce en dificultades para poder llevar una vida plena.

Para muchos, la pobreza económica es sinónimo de exclusión social, motivo por el cual algunas legislaciones de países siguen confundiendo ambas expresiones. Si bien pobreza y exclusión social están muy relacionadas, cabe decir que la pobreza económica no sería más que una de las causas que llevan a la exclusión, pues como hemos comentado la exclusión social es un fenómeno multidimensional.

En la lista de causas económicas detrás de la exclusión social podemos encontrar:

  • Escasez de ingresos
  • Empleo inestable
  • Desempleo
  • Salario demasiado pequeño como para ahorrar
  • Deudas
  • Impuestos excesivos
  • Precariedad laboral
  • Familias a cargo
Tipos de causas de exclusión social

2. Causas socioculturales

Las causas sociales y culturales detrás de la exclusión social son muchas, y en la mayoría de las ocasiones dependen de cómo esté configurada la sociedad. Entre ellas encontramos rasgos personales, es decir, características de las personas que, a causa de que la sociedad en la que no se encuentran no las percibe como socialmente aceptables, los fuerza a quedar aislados del resto de individuos. Es decir, son causa de discriminación y de exclusión social propiamente dicha, encontrando:

  • Orientación sexual
  • Sexo y género
  • Raza y etnia
  • Nacionalidad e identidad cultural
  • Idioma materno
  • Religión

Es importante hacer mención a que una de las causas detrás de la exclusión social es la falta de una red de apoyo, algo muy común entre las personas migrantes. Este fenómeno es el hecho de no contar con familiares o amigos de los cuales recibir ayuda en caso de requerirla. Por ejemplo, las madres solteras migrantes suelen enfrentarse a este problema, pues están demasiado lejos de sus familiares para recibir ayuda de ellos y se ven forzadas a ingeniárselas para conciliar solas su vida familiar con la laboral.

Otra causa de exclusión social es la autoexclusión “voluntaria” del individuo. Algunas personas se apartan del resto de la sociedad por su propia cuenta, algo que puede ser explicado de muchas maneras en función del historial personal del propio individuo. En algunos casos se debe a que presenta un trastorno mental que le dificulta interactuar con otras personas, como por ejemplo fobia social o trastorno antisocial de la personalidad.

Por último, dentro de las causas de exclusión social relacionadas con lo social tendríamos los propios problemas comportamentales del individuo. Algunas personas, a pesar de no tener un rasgo socialmente no aceptado, les cuesta encajar en la sociedad porque tienen comportamientos disruptivos o carecen por completo de habilidades sociales, sin presentar trastorno mental alguno. Esto hace que el resto de miembros de su sociedad no estén interesados en compartir tiempo con ellos.

3. Causas políticas

Por último entramos en las causas políticas, aunque realmente estas se difuminan un poco con las causas socioculturales y económicas, pues la política nunca se aparta de lo cultural y lo económico. En ellas podríamos incluir a toda causa que produzca la exclusión social y tenga que ver con la ideología, los derechos humanos y la libertad de expresión.

En los países occidentales es raro que se produzca exclusión social por causa política, mientras que sí se da con frecuencia en países con regímenes autoritarios, en donde solo una o un conjunto limitado de ideologías son consideradas admisibles. Por ello, no es extraño encontrar que países latinoamericanos, islámicos, asiáticos y europeos eslavos tienen políticas que promocionan el aislamiento de quienes no piensan igual que quienes se encuentran en el poder.

La carencia de derechos legalmente reconocidos es también una causa política de exclusión social. Esto ha sido una constante a lo largo de la historia, discriminando a las personas tanto por aspectos culturales como sociales y económicos. Un ejemplo de carencia de derechos por causa económica la tenemos en las primeras revoluciones liberales, en las que se implementó el sufragio censatario (por ejemplo, Estados Unidos) reconociéndose el derecho al voto pero solo de quienes tenían una determinada renta.

Otro ejemplo de carencia de derechos, esta vez relacionado con lo cultural, es la situación que viven muchos hablantes de lenguas minoritarias al no tener leyes que fomenten su uso o que reconozcan su derecho a hablarlas con la administración. Este ejemplo lo podemos encontrar con lenguas como el asturiano, el aragonés o el occitano que, al no gozar de plena oficialidad, sus hablantes no tienen reconocido políticamente recibir educación en estas lenguas o dirigirse a la burocracia en las mismas.

  • Hills, J., Le Grand, J., Piachaud, D. (2002). Understanding social exclusion. Oxford University Press.
  • Leary, M.R. (1990). Responses to social exclusion: Social anxiety, jealousy, loneliness, depression, and low self-esteem. Journal of Social and Clinical Psychology. Guilford Press.
  • Hernández, M. (2008). Exclusión social y desigualdad. Universidad de Murcia. Editum.
  • Laparra, M., Pérez, B. (2008). Exclusión social en España. Madrid. Fundación Foessa.
  • Stewart, F. & Langer, A. (2007) Horizontal Inequalities: Explaining Persistence and Change. Working Paper No. 39. Oxford: Centre for Research on Inequality, Human Security and Ethnicity, August.
  • Tilly, C. (2007). Poverty and the Politics of Exclusion. In Narayan, D. & Petesch, P. (Eds.), Moving out of Poverty: Vol. 1. Cross-Disciplinary Perspectives on Mobility (pp. 45-76). Washington, DC: World Bank.
  • Mosse, D. (2007). Power and the Durability of Poverty: A Critical Exploration of the Links between Culture, Marginality and Chronic Poverty. Chronic Poverty Research Centre.

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados