¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 5 principales funciones de los logopedas

Estas son las funciones más habituales de los logopedas al ofrecer sus servicios en terapia.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Funciones de los logopedas

Muchas personas que sufrían de alteraciones en el habla han experimentado una gran mejoría gracias al trabajo de un logopeda. Sin embargo, no todo el mundo tiene claro desde un primer momento a qué se dedican estos profesionales.

Vamos a descubrir cuáles son las funciones de los logopedas, las cuestiones principales a las que hacen frente en su día a día, cuáles son las anomalías que pueden resolver y cuáles son los beneficios que una persona puede obtener al realizar una de estas terapias.

Características de la logopedia o terapia del lenguaje

Para conocer las principales funciones de los logopedas lo primero que debemos tener claro es en qué consiste esta profesión. Un logopeda es un profesional de todo lo referente al habla y la comunicación, así como de la audición pero también de conductas asociadas en las que la zona oral se vea implicada, como puede ser el acto de tragar, el de masticar o sencillamente el de respirar, puesto que debido a alguna alteración pueden estar relacionadas con la patología en cuestión.

Las problemáticas tratadas por los logopedas son de índole muy diversa. Algunos surgen como consecuencias de un parto problemático, otras están asociadas a síndromes, ya sean de tipo genético, como el síndrome de Down y algunas enfermedades de tipo orfelino, o bien del desarrollo, como el Asperger o el autismo. En otros casos, la patología viene por otras casuísticas y sencillamente el niño (o el adulto) desarrolla ciertas dificultades para utilizar el lenguaje, en su forma oral o escrita.

Pero también son problemáticas contempladas en la logopedia aquellas que implican dificultades en el uso del razonamiento lógico y matemático. Por supuesto, las dificultades en el habla y derivadas también llegan en la edad adulta, con enfermedades degenerativas como son la esclerosis, el Alzheimer o bien el Parkinson, entre otras. Igualmente, lesiones en determinadas áreas del cerebro, ya sea por traumatismos u otras causas, también podrían desembocar en alteraciones de la comunicación.

¿Cuáles son las principales funciones de los logopedas?

Una vez hemos conocido en qué consiste esta profesión, ya podemos centrarnos en las principales funciones de los logopedas, para seguir profundizando y descubrir con detalle las principales tareas a las que prestan atención durante sus procesos terapéuticos.

1. Intervención en problemas de tartamudez

Probablemente el primer trastorno de la comunicación que a todos nos viene a la cabeza cuando pensamos en la logopedia. La tartamudez consiste en una constante interrupción en el habla, que el sujeto realiza involuntariamente, lo que ocasiona la repetición constante de diferentes sílabas. Ese síntoma se acompaña de una tensión muscular en toda la zona maxilofacial, y también de un importante componente psicológico que consiste sobre todo en ansiedad y miedo a hablar.

Una de las principales funciones de los logopedas sería, por lo tanto, el tratamiento de la tartamudez, que generalmente requiere de un largo proceso realizando una serie de ejercicios de manera constante, pero donde los familiares y personas que rodean al niño tienen un peso muy importante, ya que es fundamental darle la confianza necesaria y todo el tiempo que necesite, sin corregirle, para expresarse y pueda gradualmente ir mejorando.

2. Entrenamiento en modulación y pronunciación

Es muy común también que los logopedas se encuentren con casos de personas que tienen problemas para modular correctamente su voz o para pronunciar algunos fonemas concretos, siendo uno muy frecuente el de la /rr/. Como ocurre con la tartamudez, las dificultades para pronunciar hacen que la persona que las sufre experimente también el estrés que la situación le provoca, por lo que no se debe obviar el perjuicio psicológico que está sufriendo.

Aplicar tratamientos correctivos para lograr una mejoría parcial o total a la hora de pronunciar determinados sonidos o bien aprender a modular la voz con corrección, serían otras de las principales funciones de los logopedas. Para ello cuentan con una serie de técnicas que adaptan al sujeto, y que con mucha constancia les ayuda a encontrar esa mejora que están buscando para olvidarse de sus problemas para pronunciar.

3. Terapia para superar los problemas de voz

Es posible que las dificultades también vengan por la propia voz en forma de problemas para emitir los sonidos, ya sea por alteraciones en las estructuras físicas necesarias para emitir esta acción, como son la laringe o las cuerdas vocales, o por otras problemáticas que pueden ser de tipo psicológico. En cualquier caso, otra de las principales funciones de los logopedas es colaborar con estas personas para poco a poco, y en la medida de lo posible, alcanzar una mejor capacidad de habla.

Lógicamente, en los casos en los que haya un deterioro o alteración físico, las mejoras podrían ser únicamente parciales, hasta donde permita el estado de los diferentes componentes orgánicos del sujeto afectado por esta patología. En cualquier caso, el logopeda, gracias a sus conocimientos y experiencia, le acompañará en el proceso y le ayudará en todo lo que sea posible en busca de ese aprendizaje.

4. Entrenamiento en tareas de comprensión

Pero no todos los problemas en la comunicación vienen por factores mecánicos, o de la voz. Las dificultades también pueden encontrarse en la propia comprensión del lenguaje. Estaríamos hablando, por ejemplo, de las afasias (trastornos del lenguaje) de tipo sensorial, como puede ser la afasia de Wenicke, que se genera por un daño en esa zona del cerebro. Este tipo de patologías generan problemas en la comprensión pero a veces también en la fluidez del lenguaje.

Será, por tanto, una de las principales funciones de los logopedas el prestar sus servicios a estos pacientes, aunque al estar hablando de lesiones cerebrales, el tratamiento puede ser muy lento y las mejorías, limitadas, por lo que hay que combinarlo con otro tipo de técnicas en pos de lograr el mayor efecto posible, al combinar las terapias.

5. Terapia ante las dificultades al tragar

Un ejemplo de problema relacionado con el habla, que afecta directamente al desarrollo de esta conducta serían las dificultades para tragar. Esta patología cuyo origen puede estar en problemas físicos o bien psicológicos, generaría problemas a la hora de emitir el habla, por lo que su tratamiento también es una de las principales funciones de los logopedas. Este trastorno se conoce como disfagia, y tiene repercusiones sobre la calidad de vida del paciente, por lo que es importante atajarlo cuanto antes.

La disfagia se puede presentar por causas muy diversas, e igualmente se puede clasificar en diferentes tipos según la parte del aparato digestivo donde se encuentren las dificultades. Por lo tanto, según el tipo concreto de disfagia, el tratamiento a aplicar será uno u otro, siendo el logopeda el experto que decidirá la estrategia a seguir para conseguir una mejoría en este aspecto.

Fases del tratamiento

Aunque hemos visto una casuística muy variada en cuanto a las principales funciones de los logopedas, vamos ahora a ver cómo sería un proceso de tratamiento típico analizando cada una de sus fases.

1. Evaluación

Como en tantas otras disciplinas, lo primero que ha de realizar el logopeda cuando un paciente llega a su consulta es la pertinente evaluación, analizando el problema desde su origen, recogiendo todos los datos tanto de su historial como de los posibles antecedentes médicos, estudiando los informes médicos o escolares que pudiera haber, y examinando las funciones del habla y relacionadas (deglución, masticación, respiración, articulación mandibular, y otras).

Se realizará también una valoración del lenguaje, tanto hablado como escrito, y en cuanto a la comprensión del mismo, para delimitar el problema y poder aplicar un tratamiento certero y eficaz. Con toda esta información debidamente recopilada y analizada, llegaremos a otra de las principales funciones de los logopedas, que es la emisión del diagnóstico relacionado con las disfunciones del habla.

2. Tratamiento

Ya con un diagnóstico claro, el siguiente paso es establecer unos objetivos y elegir para ello el tratamiento más adecuado que se aplicará en las sesiones que sean necesarias para conseguir la mejoría propuesta. La cantidad de técnicas que se pueden elegir para el tratamiento son muchas, y dependerán de muchos factores: la dolencia diagnosticada, las características del paciente, los objetivos establecidos y la propia experiencia del logopeda.

Obviamente, según el tipo de tratamiento aplicado, el procedimiento tendrá una duración más o menos larga. Como en tantas otras disciplinas, cada caso es único, por lo que tampoco se pueden establecer unos plazos rígidos, ya que algunas personas experimentan una mejoría con las primeras sesiones, mientras que otras necesitan varias tandas más de tratamiento para lograr los efectos positivos que buscan.

3. Alta

Hablábamos de las principales funciones de los logopedas, y estas se pueden resumir en lograr superar las patologías de las personas afectadas por trastornos del habla.

Eso implica evaluarles, aplicar el tratamiento adecuado, y finalmente esta tercera fase, darles el alta. Un tipo de alta es el de régimen ambulatorio, para informar a los médicos y a los familiares del paciente del estado en el que se encuentra, y darles las pautas para continuar su tratamiento.

El otro tipo de alta sería la definitiva, aquella en la que el logopeda ha logrado el éxito que buscaba y por lo tanto la dolencia que llevó a la persona a la consulta, ha remitido, o bien se han alcanzado los objetivos que se habían propuesto en la fase anterior y por lo tanto se da por finalizado el tratamiento.

Referencias bibliográficas:

  • Buitrado, A., Morand, D.S. (2018). Propuesta de un Protocolo de Evaluación de Funciones Ejecutivas para Logopedas. Psychologia Latina.
  • Enireb-García, M.D., Jachero-Ochoa, F.J., Patiño, V.P. (2017). La logopedia, procesos y funciones del lenguaje y comunicación humana. Polo del Conocimiento.
  • Funciones del logopeda en un centro de educación especial
  • Fitor, P., Puyuelo, M., Vicuña, E. (1979). Funciones del logopeda en un centro de educación especial. Infancia y Aprendizaje. Taylor & Francis.
  • Puyuelo, M., Arias, C., Artal, M., Bonet, M., Fernández, A. (2017). Casos clínicos en logopedia. Masson.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados