Así es esta fobia rara. Unsplash

Los seres humanos sentimos muchas emociones, algunas agradables, y otras que no lo son tanto pero que, aunque a veces no lo parezcan, son adaptativas y tienen una funcionalidad. El miedo es una emoción que nos pone en modo alerta, para que, ante un peligro, podemos reaccionar con rapidez. Por tanto, es una emoción adaptativa, pero que el contexto actual, puede aparecer muchas veces de forma irracional, causando una gran sensación de ansiedad y malestar. En estos casos se habla de un trastorno fóbico.

Fobias hay de muchos tipos y aparecen frente a muchos estímulos. Hoy hablaremos de la fobia a desnudarse, una fobia que puede ser incapacitante y que puede perjudicar seriamente a una persona a la hora de tener relaciones sexuales.

Artículo relacionado: “Tipos de fobias: explorando los trastornos del miedo”

Que es la fobia a desnudarse

Las fobias pueden clasificarse de diferentes maneras. Se suele hablar de tres tipos de fobias: agorafobia y fobias específicas y fobias sociales. La deshabiliofobia pertenece a este grupo. Si quieres saber más sobre qué es una fobia social, puedes leer nuestro artículo “Fobia social: ¿qué es y cómo superarla?”.

La fobia a desnudarse, además, pertenece a las conocidas como fobias sexuales, que son aquellas que interfieren en la conducta sexual normal de una persona. Las personas con miedo a desnudarse pueden pasarlo realmente mal en situaciones en las que deben de quitarse la ropa, ya sea en un gimnasio o a la hora de tener relaciones íntimas con otra persona. En casos extremos, la fobia puede aparecer pese a que no hay nadie cerca, simplemente al imaginarse a alguien mirando cuando el afectado está desnudo o cuando hay alguien cerca pero no necesariamente en la misma habitación.

Causas de esta fobia

La causa más frecuente del desarrollo de esta fobia es el haber sufrido una experiencia traumática, generalmente en la intimidad de un baño o en un vestuario, o en una situación relacionada con la desnudez. Este miedo se produce, por tanto, como fruto de un aprendizaje, concretamente por condicionamiento clásico, un tipo de aprendizaje asociativo que inicialmente investigó el fisiólogo ruso Ivan Pavlov.

Ahora bien, uno de los experimentos más importantes de la historia de la psicología y en el que John Watson logró que un niño pequeño, de nombre Albert, desarrollase una fobia, se produjo en 1920 en Estados Unidos.

Otras causas del miedo a la desnudez

Ahora bien, esta fobia es compleja, como el resto de fobias sociales. Algunos expertos afirman que existe relación con una baja autoestima y una imagen distorsionada del propio cuerpo, lo que se conoce como trastorno dismórfico corporal. Un trastorno en el que la persona que lo sufre siente una preocupación exagerada por algún defecto (normalmente imaginario) en una característica física del cuerpo. Estas personas sufren una gran ansiedad cuando han de mostrar su cuerpo a otras personas en intentan evitar aquellas situaciones en las que deben de desnudarse delante de otras personas.

Las fobias también pueden desarrollarse por condicionamiento vicario, es decir, por observar experiencias desagradables en otras personas. El condicionamiento vicario posee características diferentes al aprendizaje por observación. Puedes comprobarlo en nuestro artículo “Condicionamiento vicario: ¿cómo funciona este tipo de aprendizaje?”.

Por último, los expertos afirman que los seres humanos estamos biológicamente predispuestos a sufrir fobias, pues el miedo es una emoción adaptativa que no responde a argumentos lógicos. El motivo de esto es que se produce por asociaciones primitivas y no cognitivas.

Síntomas de la deshabiliofobia

Las fobias, pese a haber diferentes tipos, comparten la misma sintomatología. Estos síntomas suelen ser de tres tipos: cognitivos, conductuales y físicos. En cuanto a los primeros, destacan el miedo, la angustia, la vergüenza, la falta de concentración o los pensamientos catastróficos. En cuanto a los síntomas conductuales, la persona con este trastorno tiende a evitar el estímulo temido. Los síntomas físicos más destacados son: la hiperventilación, el dolor de cabeza, la sequedad de boca, el aumento de la frecuencia cardíaca y las náuseas.

Tratamiento

El miedo a la desnudez es una situación compleja que requiere tratamiento psicológico, pues puede causar un gran malestar y una incapacidad de tener no solo relaciones sexuales, sino también amorosas. Existen muchos tipos de psicoterapia, pero según los estudios científicos, la más efectiva para el tratamiento de fobias es la terapia cognitivo conductual.

Existen muchas técnicas cognitivo conductuales, pero las más efectivas han resultado ser las técnicas de exposición y las técnicas de relajación. Una técnica muy popular y ampliamente utilizada en el tratamiento de fobias la desensibilización sistemática, que contiene las dos anteriores y que expone al paciente al estímulo fóbico de manera gradual. Antes pero, es necesario que el paciente aprenda una serie de estrategias de afrontamiento.

  • Puedes saber más sobre esta técnica en nuestro artículo “¿Qué es la desensibilización sistemática y cómo funciona?” Ahora bien, existen otros tipos de terapia que también han resultado ser muy efectivas en el tratamiento de estas patologías. La terapia cognitiva basada en Mindfulness y la terapia de aceptación y compromiso son algunos ejemplos.

Además hoy en día, las nuevas tecnologías también han influido positivamente en el tratamiento de las fobias, pues la realidad virtual se utiliza para simular la presencia del estímulo fóbico.