14 ejemplos de descubrimientos por serendipia

Un repaso a varios casos curiosos de descubrimientos por serendipia, prácticamente por casualidad.

Ejemplos de descubrimientos por serendipia

La serendipia hace referencia a descubrir sin querer, dar con algo sin estar buscándolo. Sorprende ver cómo este tipo de descubrimiento se ha producido múltiples veces durante la Historia.

Es gracias a la serendipia que la humanidad ha dado con importantes descubrimientos que hoy día siguen siendo de gran utilidad. Estos se dan en distintos ámbitos, tanto en el médico, pero también en el culinario, el automovilístico o la física, entre otros.

En este artículo te presentamos algunos de los descubrimientos por serendipia más importantes.

¿Qué es la serendipia?

Entendemos por serendipia el proceso de descubrir, dar con algo que no estábamos buscando o no teníamos previsto encontrar. Sucede en ocasiones que durante el transcurso de una investigación se da un descubrimiento que no se pretendía, que no era el objetivo principal.

Aunque puede aparecer en distintos ámbitos, el que más sorprende es el ámbito de la ciencia, ya que gracias a este proceso se han hecho valiosos hallazgos.

Qué es la serendipia

Los principales ejemplos de descubrimientos por serendipia

Han sido diversos los descubrimientos hechos de manera no intencionada sin que la persona tuviera la intención de descubrir tal utilidad, producto, elemento… A continuación veremos algunos de ellos que seguro reconocerás y te sorprenderá que se descubrieran de casualidad.

1. La penicilina

El descubrimiento de la penicilina es uno de los más relevantes dentro de la medicina, ya que supuso la aparición y utilización del primer antibiótico.

Fue Alexander Fleming quien en 1928 observó que en unas placas de bacterias que él investigaba creció una mancha de moho en cuyo alrededor vio que aparecía una zona más clara, llegando a la conclusión que ese moho era capaz de matar y acabar con las bacterias dañinas.

2. Los rayos X

Otro avance importante para la medicina es el descubrimiento de los rayos X, que ha permitido crear técnicas como la tomografía computerizada, más conocida como TAC.

Su descubridor fue el físico Wilhelm Conrad Roentgen, quien en 1895, mientras realizaba experimentos con electrones en tubos de vacío y un generador eléctrico, observó un haz de luz que era capaz de atravesar la materia; este haz más adelante se conocería con el nombre de rayos X.

3. Patatas chips

Es gracias a George Crum que actualmente podemos disfrutar de las patatas chips. Fue en 1853 cuando este cocinero harto de que un comensal siempre se le quejara del grosor y lo aceitosas que eran las patatas que cocinaba, le preparó expresamente unas extremadamente finas y las frió con la intención de que ni siquiera pudiera pincharlas con el tenedor. Cuál fue la sorpresa cuando estas patatas encantaron a dicho cliente.

4. La viagra

Cómo la búsqueda de un tratamiento para la angina de pecho solucionó el problema de erección en hombres. En 1998 la farmacéutica Pfizer estaba investigando con citrato de sildenafilo para intentar tratar la angina de pecho, pero los resultados que se obtenían no eran buenos. Lo que sí que se observó era que uno de los efectos secundarios que aparecía era que en los hombres se producía una erección y referían que su vida sexual mejoraba. Así pues, la farmacéutica no perdió oportunidad y empezó a tratar los problemas de erección con este nuevo medicamento, citrato de sildenafil, más conocido como viagra.

5. La radiactividad

Fue Antoine Henri Becquerel quien en 1896 descubrió, sin que esa fuera su intención, la radioactividad. El físico se encontraba investigando la fluorescencia de los elementos uranio y potasio, cuando vio que el sulfato de uranio emitía una radiación no identificada, esta era capaz de atravesar papeles negros y otras sustancia que la luz normal no podía.

6. La Coca-cola

El descubrimiento de la Coca-cola se dio en una farmacéutica. En 1886 el farmacéutico John S. Pemberton, que trabajaba en la farmacéutica Jacobs en Atlanta, estaba investigando para dar con un jarabe que mejorase los problemas de digestión cuando al mezclarlo con agua carbonatada se dio cuenta de que el sabor y el frescor que te aportaba este jarabe era excepcional.

Así pues, no tardaría mucho en comercializarse y convertirse en unos de los refrescos más conocidos.

7. El caucho vulcanizado

A principios del año 1839 Charles Goodyear descubrió por accidente el caucho vulcanizado al caérsele un recipiente de azufre y caucho encima de una estufa. Es posible que con el nombre caucho vulcanizado te cueste saber qué utilidad se le ha dado, este material es el utilizado para hacer los neumáticos.

Cabe apuntar que dada la mala situación económica que vivía Goodyear, tuvo que vender su descubrimiento a una compañía presidida por Frank Seiberling quien vio el potencial que tenía tal descubrimiento.

8. El velcro

El velcro fue otro descubrimiento accidental que en este caso tuvo inspiración en la naturaleza. El ingeniero George de Mestral observó cómo las semillas de una planta se quedaban pegadas en su ropa, en el pelo de su perro y en su cabello; intrigado por tal hecho, investigó cómo era posible esta unión y vio que las semillas formaban una especie de gancho que se unía con el bucle que constituían a los otros materiales como su ropa. De este modo, en 1941 se descubrió el cierre de gancho y bucle, más conocido como velcro.

9. El LSD

Albert Hofmann, quien era farmacéutico en Sandoz, sintetizó por primera vez la dietilamida de ácido lisérgico, más conocido con el nombre LSD, aunque no fue hasta 5 años más tarde en 1943 cuando accidentalmente probó un poco de esta sustancia que descubrió sus efectos alucinógenos.

10. La gravedad

La importante teoría de la gravedad se pudo formar gracias a una manzana. Se dice que mientras Isaac Newton descansaba a la sombra de un manzano, un fruto de este árbol cayó, fue en ese momento cuando se preguntó por qué sucedía siempre tal acontecimiento del mismo modo, por qué siempre la manzana caía para abajo. Fue así como tuvo la brillante idea de la existencia de una fuerza que hacía que los objetos, incluso nosotros mismo, siempre cayéramos en dirección a la tierra, hacia abajo.

11. La aspirina

No llevaba mucho tiempo trabajando en el laboratorio de química de la Compañía Bayer cuando, mientras investigaba otra sustancia, Felix Hoffman pudo sintetizar el ácido acetilsalicílico de manera estable y pura. Fue así como en 1894 se descubrió la aspirina, una sustancia con efectos analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos (que produce una disminución de la fiebre), que no tardó en hacerse mundialmente conocida.

12. El principio de Arquímedes

Nos remontamos a la época antes de Cristo, cuando Arquímedes de Siracusa, quien da nombre a este principio, se disponía a bañarse. Este investigador observó que al meterse en la bañera, salía de esta la misma cantidad de agua proporcional al peso de su cuerpo.

Este acontecimiento le ayudó a la constitución de su principio más importante, donde se afirma que "todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta una fuerza ascendente hacia arriba, que equivale al peso del fluido que ha sido desalojado por el cuerpo". Así pues, si el líquido desalojado pesa más que el objeto éste flotará, si pesa más el objeto se hundirá y si pesan de un modo parecido se mantendrá en el medio.

En relación con este descubrimiento, se cuenta también otra historia que tiene como protagonistas al ya nombrado Arquimedes y al rey Hieron. Este último quería comprobar si su corona era oro puro, y fue así como a Arquimedes, quien ya era conocido en ese momento, se le ocurrió que, para comprobar tal incógnita, podría sumergir un bloque de plata y uno de oro puro para verificar que el peso era distinto y luego compararlos con el peso de la corona. De este modo, observó que la corona permanecía en el medio desalojando más agua que el bloque de oro, pero menos que el de plata, llegando así a la conclusión que la corona estaba hecha de una mezcla de hierros.

13. El daltonismo

John Dalton postuló que el problema en la visión de color se debe a anomalías en el humor vítreo, que es un líquido transparente situado entre la retina y el cristalino. Aunque estando Dalton con vida se rechazó su teoría, él afirmaba tal acontecimiento, ya que él mismo sufría esa alteración.

Son distintas las anécdotas que le sucedieron causadas por ese problema visual, como por ejemplo confundir reactivos en el laboratorio o ir a conocer al rey con ropa de color chillón pensando él que era de color gris.

Pidió que cuando muriera sus ojos fueran conservados para que más adelante pudieran ser analizados, y así fue como en 1995 se comprobó cómo Dalton padecía ceguera del color en concreto deuteranopia, alteración en la percepción del color verde. Así pues, esta patología se conoce comúnmente como daltonismo.

14. La sacarina

Fue en 1879 cuando Ira Remsen y Constantin Fahlberg, mientras investigaban en la Universidad de Hopkins la oxidación de algunos elementos químicos, descubrieron lo que hoy conocemos como sacarina, un edulcorante artificial trescientas setenta y cinco veces más potente que el azúcar.

Este descubrimiento se dio por casualidad, mientras Fahlberg comía percibió un sabor muy dulce en su comida que procedía de sus manos, después de analizar tal sustancia se dio con el descubrimiento de este potente edulcorante.

  • Duffner, K. (2019) La ciencia de la serendipia. Geistlich Biomaterials.
  • Giménez, J. (2014) Serendipias en las ciencias y la acústica. Universidad de Buenos Aires.
  • Sadurní, J.M. (2019) Alexander, Fleming, el padre de la penicilina. National Geographic.

Psicóloga

Erin Sánchez es graduada en Psicología con mención en Psicología Clínica infantil y de adultos por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente estudia para las oposiciones de Psicólogo Interno Residente (PIR) y es voluntaria en AVAN, asociación que acoge a personas con afectaciones neurológicas, con sede en Sabadell (Barcelona).

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados