Orígenes de la Sociología: la historia de esta disciplina

¿Cuáles son los orígenes de la sociología, y sus precedentes históricos? Veámoslo.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Orígenes de la sociología

Aunque alguno pueda pensar que la sociología es una ciencia reciente, lo cierto es que sus orígenes se remontan a una época muy distante.

Para poder conocer con detalle cómo se comenzó a forjar la sociología, vamos a hacer un viaje al pasado que nos permitirá descubrir el contexto en el que se comenzó a hablar de esta disciplina, aunque lógicamente todavía no se utilizara el propio término que le da nombre.

¿Cuáles son los orígenes de la sociología?

Cuando se habla de los orígenes de la sociología, muchas personas tienden a afirmar que esta ciencia se instauró durante la Ilustración, es decir, en los inicios del siglo XIX. Técnicamente es cierto, pues fue tras la Revolución Francesa cuando se consolidó como disciplina académica.

Sin embargo, sus raíces se remontan mucho más atrás en el tiempo. De hecho, los primeros indicios de una protosociología parecen provenir de la antigua Grecia.

Es la época de los grandes pensadores, algunos filósofos, como Platón, pero también de historiadores, como Tucídides, Polibio o Heródoto. Todos ellos, además de otros autores, ya hicieron observaciones en sus obras que hoy en día se podrían haber clasificado como dentro de los parámetros de la sociología. Es por eso que los orígenes de la sociología se encuentran, por lo tanto, en la Grecia de la antigüedad. Pero esa fue solo la primera aproximación a esta ciencia.

Para continuar observando indicios acerca de los orígenes de la sociología es necesario avanzar varios siglos y llegar hasta la Edad Media. En esta época, otros pensadores, de corte teológico, como son Marsilio de Padua, Tomás de Aquino o Agustín de Hipona, también hacen observaciones en sus estudios que tendrían cabida en una futura ciencia de la sociología.

Incluso metodologías modernas utilizadas de manera habitual hoy en día, como es la de la encuesta, pudieron observarse muchos siglos atrás, concretamente en el llamado libro "Domesday", una obra encargada por el monarca inglés, Guillermo el Conquistador (Guillermo I) como una suerte de censo o registro de la población de Inglaterra, nada menos que en el año 1086. Esta sería otra de las piezas que conformarían los orígenes de la sociología.

Las raíces islámicas de la sociología

Otro de los grandes avances para la cristalización de una futura sociología tuvo lugar gracias a la cultura islámica en tiempos de la Edad Media, concretamente en el siglo XIV. Fue de la mano de Ibn Khaldun, intelectual árabe nacido en la actual Túnez, que creó su obra "Muqaddimah", traducida al latín como Prolegomena. Se trata de una compilación de siete volúmenes en los que Ibn Khaldun recopiló la historia universal conocida hasta el momento.

Pero, ¿por qué esta obra se considera parte de los orígenes de la sociología? Porque no solo se limita a exponer los hechos acaecidos en el mundo, sino que hace un profundo análisis acerca de las causas que han generado conflictos por un lado o bien cohesión por el otro entre diversos pueblos, razas o culturas, o lo que es lo mismo, realiza un análisis sociológico. Es por ello por lo que se le considera uno de los padres y pioneros de esta disciplina, aún cuando todavía no contaba con ese nombre.

Uno de los fenómenos que Ibn Khaldun explora en la Muqaddimah es el de las diferencias que subyacen entre las culturas nómadas y las sedentarias, comparando los estilos de vida tan diferentes que implican ambas tipologías. Es solo uno de los ejemplos que podemos encontrar en esta obra y que por lo tanto la convierte en uno de los primeros estudios sociológicos complejos realizados en la historia, nada menos que en el año 1377, sin duda uno de los orígenes de la sociología.

La parte de la Muqaddimah dedicada a los temas que consideraríamos sociológicos se titula asabiyya, un término árabe utilizado para referirse a conceptos asociados a la tribu o el clan, en cuanto a que son una comunidad con unas características determinadas. De hecho, hoy en día ese término se asocia al nacionalismo. Lo interesante del estudio de Ibn Khaldun es que profundiza en las causas que generan el nacimiento de nuevas culturas o civilizaciones dominantes.

En ese sentido, mantiene que cuando surge un nuevo imperio, ya alberga en sí mismo el embrión de las causas que en el futuro harán que sea destruido y sustituido por otra cultura, generando un nuevo ciclo que se repite constantemente. Habla de pueblos que se originan en la periferia de los grandes imperios y que con el tiempo van creciendo hasta sobrepasarlos en poder. Todo un profundo análisis que sirve de ejemplo para poder entender los orígenes de la sociología.

La época de la Ilustración

Ya anticipábamos al principio del artículo que los orígenes de la sociología, ya como una disciplina consolidada, efectivamente podían encontrarse en la Ilustración. El primero que le puso nombre fue el abad Emmanuel-Joseph Sieyès, intelectual que sentó las bases de las ideas que posteriormente subyacerían a la Revolución Francesa. Acuñó el término combinando el vocablo latino socius junto con la terminación -ología, lo que dio como resultado una nueva palabra que significaba “el estudio de los compañeros”.

Aunque el abad Sieyès acuñó el término en el 1780, no sería hasta 1838, casi 50 años después, cuando Auguste Comte propuso una definición exacta, la que mantiene hoy en día, es decir, el estudio del comportamiento de las sociedades humanas. Comte fue otro intelectual francés, en este caso filósofo y además creador de la corriente positivista, además del mérito de haber asentado definitivamente los orígenes de la sociología, dándole nombre y forma a esta ciencia.

Otros grandes pensadores franceses del siglo XIX colaboraron con los primeros estudios sociológicos, alimentando ese naciente campo del conocimiento. Fue el caso de Henri de Saint-Simon, filósofo positivista, creador de la obra "Fisiología social". No solo utilizó ese concepto, sino que también se refirió a los nuevos estudios como física social y ciencia de la sociedad. De hecho, Saint-Simon fue un ferviente defensor de darle a la sociología una categoría similar a las ciencias naturales ya existentes.

Otra de las mentes brillantes que impulsaron los orígenes de la sociología fue Harriet Martineau, autora británica que se considera la primera mujer socióloga de la historia. Además de publicar una ingente cantidad de obras, fue una importante colaboradora del ya citado Auguste Comte y de hecho fue gracias a ella que gran parte de sus volúmenes fueron traducidos al inglés, potenciando así el alcance internacional de la sociología como nueva ciencia.

Los orígenes de la sociología en el resto de Europa

Ya hemos explorado el gran impacto que tuvo la Ilustración y toda una generación de pensadores franceses para los orígenes de la sociología. Vamos a conocer ahora cómo el resto de países europeos contribuyeron a seguir impulsando esta nueva ciencia. Uno de los pilares sobre los que se sustentaba la sociología era la progresiva secularización que el continente entero estaba experimentando, y en ese movimiento, Karl Marx, seguidor de Hegel, tuvo una gran influencia.

Marx profundizó aún más en la profundidad de los estudios que abarcaba la sociología, estudiando problemáticas morales e históricas de una manera que no se había hecho hasta ahora. Es por ello que autores como Isaiah Berlin consideran a Karl Marx como uno de los padres de la sociología, al menos de la versión más moderna de esta ciencia. En cualquier caso, sea fundador o no, es un gran contribuyente para los orígenes de la sociología.

Otro importante autor coetáneo a Marx fue Herbert Spencer, científico inglés que dominaba varios campos del saber entre los que se encontraba la sociología. Aunque era un defensor de Lamarck, sus teorías sociológicas irían más en línea con los postulados de Darwin, adaptados a la sociedad en su conjunto y no al individuo. En ese sentido, Spencer afirmaba que en la naturaleza sobrevivían aquellos grupos que eran más aptos.

Pero fue Émile Durkheim, filósofo francés, el que llevó de una manera definitiva la sociología hasta las universidades, consolidándola como una ciencia independiente de las demás. Esta tarea la lograría mediante la creación de un departamento de sociología en la Universidad de Burdeos y a la vez creando un manual, el de las reglas del método sociológico, que a partir de entonces regirían todos los estudios creados en torno a este campo del conocimiento.

Por lo tanto, Émile Durkheim fue el último gran impulsor de una larga lista de autores que contribuyeron a conformar los orígenes de la sociología, creando en última instancia la ciencia tal y como la conocemos hoy en día. Aunque habría cabida para más autores, en este artículo hemos podido conocer a algunos de los más destacados.

Referencias bibliográficas:

  • Aron, R., Trevijano, C.G. (2004). Las etapas del pensamiento sociológico: Montesquieu, Comte, Marx, Tocqueville, Durkheim, Pareto, Weber. Tecnos.
  • Bottomore, T., Nisbet, R. (2001). Historia del análisis sociológico. Amorrortu Editores España SL.
  • Halsey, A.H. (2004). A history of sociology in Britain: science, literature, and society. Oxford University Press.
  • Jones, R.A. (1983). The new history of sociology. Annual Review of Sociology.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados